Avanza la construcción del Polo Judicial, una obra de $ 631 millones

0

 

En el gran predio ubicado detrás de la cárcel San Felipe, el 1 de noviembre  de 2018 comenzó la construcción de los tres edificios que conformarán el Polo Judicial Penal. Actualmente, se observan numerosas cuadrillas de obreros que se organizan para realizar tareas de movimientos de suelo, armado de columnas y fundaciones, labores imprescindibles al inicio de un proyecto.

Las obras poseen un avance que va desde el 8% en el edificio destinado al Ministerio Público;  el  9% en el  ES. TRA. DA y un 22% de la primera etapa de la Suprema  Corte de Justicia. Con el objetivo de cumplir con los plazos y terminar la obra en el mes de octubre, las tareas avanzan a buen ritmo.

El Polo Judicial Penal busca dotar del soporte estructural necesario para acompañar las reformas procesales que permitan agilizar los procesos en la Justicia mendocina. El funcionamiento de la Justicia Penal y del Ministerio Público Fiscal será trasladado a un emplazamiento ubicado detrás de los penales provinciales, lo que significará una mejor forma de utilizar los recursos. Las audiencias orales se llevarán a cabo directamente en ese edificio evitando el traslado de los internos.

Detalles de los edificios

La Estación Transitoria de Detenidos (Estrada) se ubica en el sector más bajo del predio, entre las calles Atahualpa Yupanqui y San Felipe. El proyecto prevé la conexión con la Penitenciaría por medio de una circulación subterránea exclusiva y posee un presupuesto oficial de $163.410.773. De ese monto, $72 millones serán financiados con los Bonos Mendoza, mediante la ley de seguridad, aprobada por la Legislatura provincial. Esta obra fue adjudicada a la unión transitoria de empresas (UTE) formada por Genco y RIEC.

Estrada recibirá a las personas privadas de libertad (PPL) de los complejos penitenciarios de Mendoza (procesados y condenados) y a los detenidos provenientes de las comisarías.

Con un presupuesto oficial de a $652.184.247 y un plazo de ejecución de 12 meses, el nuevo edificio de la Corte Suprema fue adjudicado a la UTE Stornini-Ayfra-Construcciones San José. Poseerá una superficie cubierta de 14.709,80 m2 y es ejecutado con un sistema mixto de construcción que incluye elementos prefabricados y construcción tradicional, ambos en hormigón armado. En esta primera etapa, el nuevo edificio comprende también la construcción de la circulación peatonal subterránea, las obras exteriores, la subestación transformadora y la sala de grupos electrógenos.

Finalmente, el edificio del Ministerio Público Fiscal es construido por las empresas Ceosa-Tolcon. Estará dividido en ocho niveles: primer subsuelo, segundo subsuelo, planta baja, 1°, 2°, 3° 4° pisos y azotea, y posee un presupuesto oficial de $631.631.974.

 

Fuente: prensa Economía