El equipo económico de Sergio Massa realizó un informe sobre la situación de la Argentina

Se lo entregaron al líder del Frente Renovador. Hace referencia a la inflación, déficit y la recesión.

0

Sergio Massa se mantiene en silencio y trabajando en un armado peronista amplio lejos del kirchnerismo para afrontar el año electoral que se avecina de la mejor manera posible. Si bien aún no hay definiciones sobre qué rol ocupará, el líder del Frente Renovador tiene reuniones asiduas con sus equipos de economía, seguridad y educación, entre otros, para seguir de cerca la coyuntura de la Argentina.

Con este panorama, el ex diputado nacional recibió de su grupo económico un informe en donde le mostraron un balance de la crisis que atraviesa el gobierno nacional, con la fuerte suba del dólar como principal preocupación.

El estudio tiene cinco puntos. El primero destaca que Cambiemos no cumplió con las metas de inflación y que tiene “una de las más altas del mundo”. Allí reflejan que “la de los últimos doce meses fue de 31,2%” y que la acumulada “ya se empieza a apartar de las metas de inflación pactadas con el FMI en junio pasado”.

Los rubros más afectados, según el informe, fueron alimentos, transportes y servicios de vivienda, agua, electricidad y combustibles.

Luego se refiera a la fuga de capitales como un síntoma de que “no hay confianza”. Aquí resalta que el factor que explica el déficit financiero externo es “la repatriación de inversiones de no residentes -la fuga de inversiones financieras- que totalizó unos USD 1.080 millones en el mes”.

El tercer punto habla del déficit: “Ajustan gastos contra inflación pero la deuda agobia”. También explican que “el sector público tuvo un déficit primario de $14.280 millones, un 35,4% menos que en igual mes del 2017”. Y que el déficit primario acumulado del último mes “alcanza los $120.104, también menor que el año pasado”.

“Los ingresos tributarios vienen mostrando una desaceleración importante, acusando recibo de la recesión en la actividad económica. Los ingresos totales acumulados en lo que va del año crecen al 26,2% por debajo de la inflación registrada en julio”, concluyeron.

El cuarto ítem es probablemente el más crítico: “Más argentinos más pobres. La insensibilidad como política”. Hace referencia a la variación mensual de la canasta básica alimentaria, que, según sus resultados, “fue de 3,5% con respecto al mes de junio, acumulando un incremento de 32,4% anual”.

Y completaron: “La variación de la canasta básica total (línea de pobreza) fue de 2,7% y 34 acumulado en el último año”. Esto quiere decir que en julio un hogar tipo necesitó $8.119 para no ser considerado indigente y $20.134 para no ser considerado pobre.

Por último, el estudio se encarga de la recesión: “Sin actividad no hay trabajo. En junio de 2018, el estimador mensual de actividad económica (EMAE) cayó 6,7% respecto al mismo mes de 2017, profundizando la caída que ya registraba el mes anterior”. Señala como los sectores más afectados a la agricultura y ganadería (caída interanual de 7,5%), el comercio (8,4%) y un “estancamiento” en la construcción.

“En julio las operaciones registradas en la cuenta corriente del balance cambiario resultaron deficitarias en U$S 1.156 millones. Dicho resultado fue explicado por los déficits por pagos de intereses y dividendos y en la cuenta de servicios, compensados parcialmente por los superávit de la cuenta comercial”, resumieron. -> 234893