El mercado de la belleza cae menos y ya factura en la Argentina $ 45 mil millones por año

0

 

El mercado de la belleza empieza a mostrar una desaceleración en la caída del consumo y ya factura en la Argentina $ 45.000 millones por año. Según datos de compañías del sector, la baja acumulada hasta finales de junio fue de 7%, pero ya en el último bimestre esa cifra fue de 2%.

En la consultora Kantar Worlpanel ratifican la tendencia. “Efectivamente, desde el panel de hogares vemos que se frena la caída del sector «Cuidado Personal». Cabe destacar que la canasta de cuidado personal deja de caer gracias a que cuidado del cabello, jabón de tocador y cuidado bucal frenan su caída. Además, es el único sector donde las primeras marcas logran evolucionar de forma positiva”, dice Federico Filipponi, Director Comercial de Kantar Worldpanel.

Walter Vargas, director de cuentas de Nielsen, también observa una desaceleración en la caída en cosmética de -0,9%. Esta es una categoría que abarca todo lo que es cremas (faciales y corporales), productos de protección solar, desodorantes, quitaesmaltes, cuidado del cabello y coloración. “Estamos viendo una buena performance en lo que es cadena de supermercados y en farmacias, y algo también en el autoservicio de barrio, donde algunas categorías, sobre todo las más masivas tienen buen desempeño”, explica el especialista. ¿Por qué estos canales andan bien? “Por las promociones que hacen estos retailers al consumidor, del estilo 2 x 1”, agrega.

En tanto, según Vargas, de todas las categorías de cosmética a la que le fue mejor fue a la de “protección solar”, porque hay una mayor conciencia del consumidor en lo que hace al cuidado de su piel. Otra categoría que viene evolucionando bien es quitaesmaltes, porque hay toda una tendencia en consumidores más millenials de jugar con los colores y hacer cambios. “Con todo este juego de colores, la consumidora tiene que quitarse el esmalte más seguido”, comenta.

Todo el mundo del maquillaje está pasando por un buen momento. En esta categoría, los segmentos que les mejor son aquellos que presentan una novedad en la funcionalidad del producto (por ejemplo, máscara de pestaña, donde hubo lanzamientos para alargar y engordar la pestaña). “La consumidora busca ese tipo de producto y responde bien”, concluye Vargas, de Nielsen.

Los “jugadores”

En el sector de la belleza, hay varios jugadores que se pelean por la millonaria torta, en un país cuyos habitantes son tildados de muy coquetos por la mayoría de las marcas. “En un mercado de belleza que permanece estable versus el año anterior, L’Oréal alcanzará en 2017 un crecimiento de dos dígitos en unidades y facturación, ganando volumen y participación de mercado como consecuencia del lanzamiento de nuevas categorías y marcas”, afirma Marcelo Zimet, CEO de L´Oréal Argentina.

En Natura, en tanto, cuentan que tras un 2016 marcado por los desafíos y reacomodamientos de variables propios del cambio de ciclo -donde igual tuvieron la oportunidad de seguir creciendo tanto en facturación como en canal con un +15% de consultoras- tienen buenas expectativas para 2017 y más a largo plazo.

“La Argentina es el principal mercado de Natura fuera de Brasil, y apostamos a seguir creciendo de manera sustentable en los próximos años con fuertes inversiones en logística, nuevas plataformas y lanzamientos e innovaciones en categorías clave, como maquillaje, perfumería, rostro y cuerpo.”, comenta Diego De Leone, gerente general de Natura Argentina. Y agrega que en este contexto se enmarca el relanzamiento de su emblemática marca Chronos y la inauguración de un centro de distribución que duplica su capacidad anterior.

Dentro de lo que es “belleza”, “cuidado del cabello” representa 36% del market share. Allí, Unilever detenta el 30%; Procter & Gamble, otro 30%, y L´Oreal, 15% (el resto se lo reparten otras marcas menores).

“Para conquistar el liderazgo en consumo masivo, la principal batalla está en los productos para el cuidado del pelo”, explica Zimet. Es por eso que L´Oreal comenzó a producir y comercializar en la Argentina los champúes Fructis, bajo el paraguas de la marca Garnier, con ingredientes 100% naturales, envases que cuidan el medio ambiente y destinada a aquellos consumidores jóvenes que hacen su primera compra.

Esta nueva línea, que tendrá un precio de $ 47,90, complementa el portfolio de L´Oréal, que hasta ahora sólo incluía la marca Elvive, orientada a un segmento de precios más alto y con una participación de 13,5% del mercado. Además, según adelantó Zimet, este producto se exportará a Uruguay.

Desde Unilever dicen que el mercado de cabello en la Argentina es un mercado maduro, con gran penetración en los hogares (en 95% de ellos hay un producto de cuidado para el pelo). “Dentro de ese contexto, en 7 de cada diez hogares hay un producto de Unilever. Tenemos varias marcas (Dove, Tresemme, Clear, Sedal y Suave) y esa es una de nuestras fortalezas porque tenemos todos los segmentos de precio”, señala Javier Kolliker, director de la categoría pelo para Cono Sur de Unilever.

En el mercado viene cayendo un 7% en lo que va del año, pero se viene desacelerando esa caída en los últimos dos meses, y lo que esperamos es que en el último trimestre ya se vean números positivos. “Esto nos da mucho optimismo para lo que queda de este 2017”, enfatiza Kolliker.

En lo que hace a la tendencia del sector, Kolliker dice que se va hacia todo lo que tiene ingredientes naturales. “Los consumidores han comenzado a valorar más todo lo que tiene que ver con lo natural, algo que va más allá del cuidado estético y llega hasta la forma de alimentarse”, afirma el ejecutivo. En este sentido, Unilever lanzó una línea de Tresemme que se llama Detox, con té verde, jenjibre y proteína de trigo (libre de parabenos y colorantes). Además, en Dove, lanzaron hace un mes “Nutritive Secrets”, uno inspirado en un ritual de la India, otro en uno de Centroamérica y otro en uno de Japón, todos con diferentes nutrientes naturales.

Otra tendencia de la categoría, que ayuda al crecimiento del negocio, se da en el segmento masculino, que está creciendo muy rápido. Los hombres están cada vez más abiertos a productos de cuidado personal, por lo cual esta categoría está creciendo mucho más rápido que el resto.

Asimismo, la “salonización” es otra tendencia muy fuerte de la categoría: es decir, marcas o productos que nacieron en las peluquerías empiezan a tener presencia en el retail de consumo masivo (Tresemme, por ejemplo).

 

Fuente: La Nación

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here