Gerardo Córdoba, Director y presidente de Della Toffola Argentina: hacedor de bodegas

0

 

Presidente. Gerardo Córdoba es el director y presidente de Della Toffola Argentina, empresa en la que se desempeña desde su creación, hace 25 años. Recibido de enólogo, antes de llegar a la empresa trabajó en el INV y tuvo dos emprendimientos gastronómicos. Actualmente, Della Toffola Argentina provee todos los equipamientos necesarios para bodegas, además de instalaciones de producción para la industria alimenticia, química y farmacéutica. Algunos de sus clientes son Finca Agostino, Grupo Peñaflor, Rutini, Coca Cola, Fernet Branca y Campari.

Hacedor. Si bien Córdoba es enólogo, más que como hacedor de vinos se define como un “hacedor de bodegas”: “Con la empresa estamos capacitados para armar bodegas llave en mano, y estimo que en estos 25 años hemos creado alrededor de 200, por lo que cuando un amigo me puso ese apodo, me pareció muy acertado, porque así lo siento yo también”, explica. Para Gerardo, un objetivo que siempre ha guiado su carrera profesional es “que haya aunque sea una bombita de Della Toffola en todas las bodegas de Argentina”.

Enólogo. Según Córdoba, una de las claves de su éxito profesional es su conocimiento desde adentro de la industria vitivinícola: “Si bien como enólogo nunca me dediqué a hacer vinos, ese conocimiento es fundamental, porque permite conocer las necesidades de las bodegas desde abajo y entender los procesos para poder asesorar a clientes y optimizar las inversiones”, comenta. Viajar es otro aspecto clave de su trabajo, ya que “visitar al cliente en este rubro es necesario e irremplazable”, además de participar de ferias y eventos internacionales.

Orgullo. Uno de los aspectos más gratificantes de su trabajo, para Gerardo, es la calidad de los profesionales que se forman en la empresa. “Que llamen a nuestros empleados para que trabajen en las vendimias del hemisferio Norte o para que hagan el servicio post venta en el exterior es un orgullo absoluto, que habla maravillas de la calidad de la gente que nos acompaña”, destaca. Otra de sus grandes satisfacciones laborales es poder trabajar en la empresa junto a sus hijos.

Ludmila Llaver