Inflación de agosto y setiembre: ¿qué dicen los economistas?

0

Los economistas están haciendo cuentas y recalculando sus estimaciones de inflación. Según el último relevamiento de precios, la tasa esperada para el año era 40%. Se descuenta que esa cifra será revisada al alza. Sin embargo aún no hay cifras.

“Hasta que no se calme y estabilice el dólar no vamos a saberlo”, explica Lorenzo Sigault Graviña, economista y director de Ecolatina. “Solo puedo adelantar que por el salto de hoy (ayer) la inflación va a tener una nueva aceleración y va a terminar en más de 40%. Veremos si alcanza 45%”.

La inflación en 2018, cuando el precio del dólar aumentó casi 100%, fue 47,6%. Ayer el tipo de cambio registró el mayor aumento en una sola jornada desde que Macri es Presidente -sacando la salida del cepo-. Hay consultoras que esperan una cifra similar o mayor a la de 2018. Orlando Ferreres & Asociados calcula 47%. ACM cerca del 50%.

Pero antes se conocerá el dato del IPC de julio. Será pasado mañana. Ferreres y ACM coinciden: 2,5%. ¿Y después qué? Federico Furiase, economista de Eco Go, señaló que “la suba del dólar va a generar más inflación en agosto y septiembre”. El Estudio Broda espera para esos meses 2,1% y 2,3% respectivamente.

Mientras tanto, y después del fuerte revés del oficialismo en las PASO, el presidente Macri reconoció que la inflación será más alta tras la suba del dólar de ayer. “Esto está dañando ya hoy a los argentinos porque el proceso de baja de la inflación que iba rumbo a uno coma algo en agosto, ahora se va lamentablemente a revertir por, de vuelta, esta inestabilidad del tipo de cambio, que ya lo conocemos”, dijo en conferencia de prensa.

Para Furiase, “la clave está en tratar de estabilizar las variables financieras. Y ahí da la impresión de que el Gobierno no tiene toda la capacidad para hacerlo, tiene la responsabilidad de dar señal de gobernabilidad, convocar a la oposición, esa es una parte; la otra parte es que el mercado lo que quiere ver es cuál va a ser el programa económico de Alberto Fernández”. Agregó que “mientras eso no esté, es difícil que las herramientas del Banco Central alcancen para tranquilizar al dólar. Su aumento y el del riesgo país eran inevitables dada la incertidumbre política que hay detrás de esta economía”.

El director de Econviews, Miguel Kiguel, dijo ayer en un informe que “hacia adelante creemos que hay que prestarles atención a dos elementos: el período de transición al nuevo gobierno y el diseño de un nuevo programa con el FMI. En el primer aspecto, la variable clave a monitorear es el tipo de cambio, que depende de la dolarización de portafolios y la respuesta del Banco Central al nuevo escenario político. Creemos que el Banco Central intervendrá en el mercado spot, pero intentará ahorrar las municiones”. Por su parte, “con respecto al segundo aspecto, las políticas fiscales y monetarias bajo un mandato de Fernández darán forma a un rediseño del programa del FMI. Las miradas de los inversores están depositadas en el potencial equipo económico de Fernández y sus probables definiciones económicas y primeras medidas referidas a la deuda, la política monetaria y el proceso de consolidación fiscal a futuro”.

El Gobierno esperaba que en los próximos meses la inflación perforara el piso del 2%. Los analistas eran escépticos de que algo así ocurriera, incluso antes de la devaluación.

Fuente: Clarín