Marketing gastronómico: pensar en el mercado

Para lograr un restaurante exitoso es primordial atraer a los potenciales clientes y fidelizar a quienes ya lo son. Para ello debemos conocerlos teniendo en claro algunos puntos.

0

 

Por Alicia Sisteró

TW @aliciasistero

Al iniciar un negocio gastronómico, para definir su tipología y concepto, se debe contemplar a qué tipo de público estará dirigido. Otro camino es descubrir a qué público hay que apuntar en base al producto que se puede ofrecer.

¿Qué averiguar? Qué les gusta comer, qué les gusta hacer en la vida, sus hábitos, en dónde trabajan, en qué gastan, cuánto están dispuestos a gastar en comida, a dónde viajan, o qué comen cuando no salen a comer. Se puede recurrir a una consultora para realizar un estudio de mercado, hacer encuestas online (actualmente hay herramientas online auto gestionables), o implementar otros recursos como entrevistas o sondeos entre familia, amigos, o conocidos.

Guía para conocer el comportamiento del consumidor

Por lo general las personas siguen un mecanismo para comprar: tienen una necesidad (alimentarse), un deseo (comer determinado tipo de comida), buscan información (en una guía gastronómica, en redes, o una recomendación de un amigo), evalúan las opciones (cercanía, tipo de cocina, precios), deciden a dónde ir, y finalmente forman una opinión de su experiencia.Respondiendo las siguientes preguntas es posible aproximarse a una definición del comportamiento del cliente o potencial cliente.

. ¿Quién decide a dónde salir a comer?

. ¿Cómo lo decide? ¿Qué tiene en cuenta?

. ¿Cuándo lo decide y cuándo sale? ¿Qué horario o día de la semana sale?

. ¿En dónde se informa? ¿En dónde decide? ¿En qué circunstancias?

. ¿Por qué y para qué sale a comer? ¿Por qué y para qué elige un tipo determinado de restaurante?

Es importante analizar lo más detalladamente posible los diversos aspectos del público objetivo para lograr “dar en el clavo”, creando o modificando el producto a ofrecer, o comunicando persuasivamente para captarlo.