Semana Santa con fuerte competencia entre las low cost: ¿y qué pasa con el destino Mendoza?

0

 

El fin de semana largo de Pascua llegó con variedad de promociones aéreas y, entre dos empresas en particular, una fuerte competencia de precios. Se trata de las que operan desde El Palomar, Flybondi y JetSmart. Las compañías, con diferentes estrategias, se preparan para la temporada baja que se extiende hasta las vacaciones de julio y las de bajo costo siguen apuntando a los pasajeros que nunca volaron o lo hacen esporádicamente. Coinciden en que el mercado todavía tiene margen para seguir creciendo.

Según la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), en marzo -últimos datos disponibles- los pasajeros transportados en vuelos domésticos fueron 1,327 millones, 13% más que un año atrás. Los aeropuertos que más incrementaron su movimiento fueron El Palomar (316% interanual); Corrientes (94%); Santa Fe (66%) y Santiago del Estero (40%). Coinciden con los que sumaron frecuencias que antes no tenían; en cambio los que más cayeron fueron La Rioja (40%) y Paraná (22%).

Flybondi, la primera low cost que operó en la Argentina, tiene está Semana Santa 75% más de oferta que el año pasado y el factor de ocupación estimado para esos días es de entre 85% y 90% (unos 35.000 pasajeros entre jueves y domingo). “Tener más propuestas es un gran diferencial -dice su vocera, Lucía Ginzo-. Además, incorporamos al combo la posibilidad de contratar otros servicios como el hotel y el alquiler de autos”. Ciudad de Buenos Aires , Bariloche , Iguazú , Corrientes y Córdoba son los destinos más demandados.

Desde JetSmart, el gerente comercial Darío Ratinoff apunta que encaran este período con una ocupación de alrededor del 80% “pareja” en las rutas que la empresa comenzó a volar desde hace una semana desde El Palomar (Mendoza, Córdoba y Neuquén ). Iniciaron la preventa en febrero con una promoción de 1000 pasajes a $1 por tramo con tasas incluídas. “Vendimos 54.000 cupos en poco tiempo, ya a nuestros precios de promoción que son desde $299 finales por tramo; tenemos una estructura empresarial pensada para movernos en el segmento de gente que no haya volado y, para lanzarnos, apelamos a las ofertas”, dijo.

Norwegian, en tanto, no modificó sus promociones para enfrentar Semana Santa; sus vuelos (que ofrecen wifi a bordo) tienen una ocupación media de 70% en los últimos meses y, hasta setiembre, modificará algunas de sus frecuencias porque envió uno de sus aviones a Europa donde, además de comenzar la temporada alta, debió dejar en tierra 18 Boeing 737 MAX. La empresa tiene hoy seis rutas en operación y redujo dos vuelos en Córdoba y uno en Mendoza. Matías Maciel, el voceo, advirtió que en temporada puede haber modificaciones en Salta, Neuquén, Bariloche e Iguazú en función de la demanda.

Un “buen nivel de reservas y ocupación” definen desde Aerolíneas Argentinas (AA) para Semana Santa, con una demanda similar a la de 2018. Los destinos con mayor demanda son Córdoba, Iguazú, Mendoza, Bariloche, El Calafate , Salta , Santiago de Chile , Río de Janeiro , Tucumán y Neuquén. Los de mayor incremento interanual son Córdoba (+47%); El Calafate (+40%); Mendoza (+21%); Iguazú (+17%) y Europa (+22%).

Respecto del precio de los pasajes, desde la línea de bandera advierten que no es “difícil” una referencia genuina ya que está condicionado por la baja disponibilidad de asientos (en algunos casos quedan menos de diez lugares) y el hecho de que, a esta altura, ya es poca la anticipación (un factor “fundamental” para conseguir promociones).

El gerente general de Andes, Horacio Preneste, es menos optimista que sus colegas; afirma que el mercado bajó y que, en general, hay una reducción de frecuencias. Andes suspendió, temporariamente, el vuelo a Mendoza y mantiene diez diarios. “Tenemos un factor de ocupación bueno a costa de ingresos”, enfatizó y admitió que en estos días hay un alza que es “la tradicional para la época”.

Latam proyecta una ocupación del 85% en estos días en sus vuelos domésticos e internacionales; en cabotaje los más demandados son Bariloche, Córdoba, Neuquén, Iguazú y Mendoza y, afuera del país, Miami, Santiago de Chile, Río de Janeiro, Lima y Cancún.

Evaliuación del mercado

Desde AA apuntan que en marzo transportaron 867.043 pasajeros de cabotaje (27.000 más que un año atrás) y que registran un crecimiento de cinco puntos en la cuota del mercado alcanzando un promedio de 66%: “Recuperamos la cuota de mercado que habíamos perdido”.

Ginzo insiste en que hay “mucho margen para expandir el mercado” y romper la estacionalidad del turismo con “escapadas”. Ese, dice, es el impacto que las low cost generaron en otros mercados y destaca que la mejor performance es en rutas que no estaban siendo operadas o que tenían una sola oferta, como Corrientes (uno de los aeropuertos que más creció este año y con un incremental que se explica por Flybondi).

Desde que empezó a operar la firma (enero de 2018), abrió 28 rutas (cinco se suman la próxima semana; algunas son estacionales, como Punta del Este); cuenta con cinco aviones y analizan las incorporaciones de unidades en función del “contexto macro”.

JetSmart opera con tres aviones y espera terminar el año con cinco y 25 rutas. “Hay mucho mercado para crecer; los precios -por supuesto- despenden de la competencia, de las rutas que se quieren instalar”, señala Ratinoff. A fin de este mes, sumarán desde Córdoba, Salta y Neuquén; el 9 de mayo, Tucumán y a mediados de junio, Bariloche.

Las dos líneas tienen a Córdoba como una de sus rutas más competitivas y donde, además, se enfrentan al resto de las empresas. Ese aeropuerto es hub de AA, de Flybondi y clave también para Norwegian y Latam.

Dese todas las empresas admiten que la gestión se dificulta porque, en promedio, los costos en dólares rondan el 60%. “La peor política es no volar, pero hay que manejarse con cautela”, enfatiza Preneste. En materia de precios, desde que se eliminó la banda tarifaria mínima para los pasajes que se venden con al menos 30 días de anticipación a la fecha de viaje, no hay un precio mínimo y eso aumenta la competencia.

Desde Latam aclaran que las promos que lanzaron en las últimas semanas son para volar más adelante ya que para Semana Santa “se vende con mucha anticipación”; sigue vigente hasta junio “ándate cuando todos vuelen” con descuentos de hasta 45% en tickets y 40% en millas y paquetes turísticos.

Maciel señala que el producto de Norwegian está orientado a diferentes segmentos, a los que viajan por placer y, eventualmente, al corporativo que es “más exigente y tiene menos flexibilidad”; reconoce que instalar nuevas propuestas “lleva tiempo” y que el contexto económico actual suma complejidad.

 

Fuente: La Nación