Super Bowl: Publicitar costó hasta US$173 mil por segundo

0

Este año, la pauta de comerciales que se transmitió en los intermedios del evento fuela más grande de toda la historia del Super Bowl. En conversación con CNBC News, el CEO de la agencia publicitaria BBDO, Andrew Robertson, mencionó que las compañías han llegado a invertir en esta oportunidad hasta US$173.000 por segundo.

Esto quiere decir que Fox -cadena televisiva que transmite el evento- vende los codiciados espacios de 30 segundos de publicidad a US$5,2 millones -cifra mayor a los US$4,8 millones que se cobró el año anterior-, y los de 60 segundos pueden generar que una empresa pague hasta US$10,4 millones, a no ser de que se pacte un descuento de un par de segundos con la misma, precisó el experto.

De esta manera, los comerciales han llegado a costar más del doble de lo que costaban hace 10 años y los precios continúan incrementándose. ¿Cuál es la explicación para esto?

El tamaño de la audiencia del Super Bowl es uno que rompe récords. Se estima que 111,9 millones de espectadores vieron la transmisión el año pasado. Para la fecha, las firmas anunciantes invirtieron un estimado de US$385 millones, según datos de Ad Age Datacenter. La misma agencia apunta que, desde 1967, se ha gastado en publicidad un total de US$4,9 mil millones.

Durante una entrevista con CNBC News, Robertson resaltó que publicitar durante el Super Bowl es una inversión muy valiosa para las compañías. “No existe ningún otro evento en el planeta donde las firmas puedan lograr que más de 100 millones de personas miren un comercial al mismo tiempo”, indicó.

Añadió que esto ocurre por el nivel de compromiso que tienen los televidentes del Super Bowl con los comerciales que se transmiten. Según dijo, 54% de los usuarios encuestados por la agencia dijeron que estarían decepcionados si el Super Bowl se transmitiera sin publicidad. “Es uno de los pocos eventos donde las personas realmente se comprometen con los comerciales que miran, porque los están esperando”, mencionó el experto.

Pero al hacer tamaña inversión, lo fundamental para las empresas es quedarse con la premisa de que la campaña publicitaria debe ir más allá del evento. “Si usted va a dar sentido a ese tipo de inversión, tiene que convertirlo en un evento para su marca que dura seguramente días y esperanzadamente semanas”, puntualizó Robertson. Con esto, queda demostrado que la exposición es vital para las empresas anunciantes, que gastan millones en los anuncios de Super Bowl; y la mejor manera de capitalizarlo es extender la vida del anuncio más allá del propio juego.