Empresas y Negocios

Havanna le aportará sentido social e inclusivo a sus cajas de fin de año: cómo lo hará

Ad

Para sus cajas de fin de año, en 2019 inició un trabajo junto a La Usina, una organización social sin fines de lucro que nació hace 16 años y trabaja con el objetivo de mejorar la vida de las personas con discapacidad a través de dos acciones: su inclusión laboral y la sensibilización de su entorno. Fue un éxito en más de un sentido.

Se llegó a 200 empresas y fue furor en las redes sociales. Las cajas, cuyo packaging fue diseñado por un grupo de creativos y diseñadores con discapacidad intelectual, fueron una tendencia que reveló que se trataba de una decisión acertada.

Este año, comprendiendo su rol en el contexto de la situación sanitaria y la necesidad de un espíritu de aceptación de la diversidad, el trabajo con La Usina se profundizó. Y las cajas de fin de año de Havanna, que llegarán a unas 500 empresas de forma directa y unas 800 de manera indirecta, también contarán con panes dulces que proveerá otro grupo vinculado a La Usina: Red Activos.

Ad

Javier Lioy, de La Usina, explica el sentido de su trabajo: «Nuestra labor tiene que ver con la sensibilización, con el conocimiento, con acercar a las personas sin discapacidad al modelo de la discapacidad, a entender cómo la discapacidad es una construcción social. Cómo todos a través de nuestras acciones, ya sea de manera consciente o no estamos creando condiciones en el otro».

Y agrega: «También nos enfocamos en la inclusión laboral. La persona puede desarrollarse de múltiples maneras, pero uno ejerce la ciudadanía plena cuando tiene trabajo genuino. Y, en ese sentido, los índices de desempleo en las personas con discapacidad son muy altos. Por eso, creamos un modelo que genera trabajo, genera compras inclusivas y pone de manifiesto la labor de las personas con otras capacidades».

Por su parte Juan Cruz Correa Urquiza, director de Nuevos Negocios de Havanna, brinda el punto de vista de la compañía: «Hace ya dos años que trabajamos junto a Gota como agencia de diseño, integrando a personas con discapacidad para nuestras cajas. Este año incorporamos a Red Activos, para sumar la producción del pan dulce y así lograr un mayor impacto social. Podíamos hacerlo solos, pero ya no queremos. Ese es el espíritu con el que hicimos la caja: es siempre ir por más en materia de inclusión, más allá de lo comercial. Es crecer en la responsabilidad social de la compañía».

Correa Urquiza agrega un elemento más: «Para 2020, las cajas fueron tratadas de manera especial. Pensamos en un mix con tres variantes, todos en Caja. La caja se pensó este año para darle mejor contención y trazabilidad al producto y menos riesgo en la manipulación de los intermediados debido a la situación actual. Estamos sorprendidos por la reacción de 2019. Ahora pensamos que debíamos avanzar aún más y mostrar modernidad, diseño y vanguardia en materia estética».

Fuente: iProfesional

Escribir un comentario