Advertencia del Banco Mundial por acuerdo Mercosur y UE

0

El Banco Mundial pronosticó este jueves que la economía Argentina recién volverá a crecer en 2021 y, si bien dijo que el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea llevará a largo plazo hacia el desarrollo regional, alertó sobre algunas posibles consecuencias negativas de este pacto.

“La región de América Latina y el Caribe ha vuelto a la senda del crecimiento lento que caracterizó los años anteriores al auge de los productos primarios. Este desempeño decepcionante se debe, en parte, a las tres economías más grandes de la región: Argentina está sumida en otra crisis económica, Brasil acaba de salir de una recesión y México padece una desaceleración económica”, dijo el Banco Mundial en el informe que presentó este jueves en Washington, pocos días antes que comience la Asamblea anual de este organismo y el Fondo Monetario Internacional, la semana próxima.

El reporte, titulado “¿La integración comercial como vía de desarrollo?”, estima que América Latina y el Caribe (excluyendo Venezuela) crezca un 0,8% en 2019 y un 1,8% en 2020.

Para la Argentina pronostica un crecimiento negativo este año (-3,1%), también para 2020 ( -1,2% ) y recién una leve reactivación para 2021, en torno del 1,4%.

Respecto de los acuerdos comerciales, el informe resaltó que “durante décadas, los países de América Latina y el Caribe se enfocaron en acuerdos comerciales preferenciales como forma de impulsar su integración internacional. Sin embargo, la inmensa mayoría de estos acuerdos fueron intrarregionales. Recién en los últimos años se han vuelto más comunes los acuerdos Sur-Norte, particularmente en los países del Caribe y el Pacífico”.

“Todos los acuerdos comerciales preferenciales derivan en un mayor nivel de comercio bilateral, pero solo los acuerdos Sur-Norte pueden aumentar la complejidad económica de los países en desarrollo signatarios”, dijo Martín Rama, economista jefe para la región del Banco Mundial. “Los acuerdos Sur-Sur suben las tasas de crecimiento solo de forma marginal, mientras que los acuerdos Sur-Norte tienen un impacto significativo sobre el crecimiento”.

Respecto del acuerdo UE Mercosur, el informe señala que “pueden tener un efecto global positivo considerable sobre el crecimiento” porque podría aumentar la producción ganadera y de soja en los países del Mercosur.

“Sin embargo, el alcance de la reestructuración sectorial será limitado; de hecho, la participación de los sectores agropecuario y manufacturero se mantendrá prácticamente sin variaciones. El principal beneficio económico vendrá del aumento previsto de la complejidad económica, dado que estos nuevos acuerdos “profundos” implican un mayor nivel de competencia interna y estándares más elevados”.

Además, advierte: “Es importante tener en cuenta que existen posibles efectos negativos. A nivel nacional, algunos sectores se beneficiarán más que otros. Un impacto considerable sobre el crecimiento puede derivar en mayores emisiones de dióxido de carbono (CO2). La expansión de la ganadería en Brasil puede incrementar la deforestación. Estos impactos adversos deben ser abordados a través de políticas locales y ambientales que aseguren que la integración comercial se convierta en una vía hacia el desarrollo”.

Fuente: Clarín