Tecnología

Airoldi quiere ensamblar el 20% de las netbooks que licitará la Nación

La rosarina Air Computers (de Carlos y Sergio Airoldi) está terminando de darle las puntadas al proyecto para presentarse en la licitación que lanzará el gobierno nacional con miras a encontrar los proveedores que nutran de equipos al programa “Conectar Igualdad.com.ar”, a través del cual proyecta distribuir tres millones de netbooks entre alumnos que cursan tercero, cuarto, quinto y sexto año en las 1.200 escuelas técnicas que hay en todo el país.

Las intenciones de la tecnológica local son quedarse con un 10% o 20% del millón de máquinas que conforman la primera parte del programa oficial, que será financiado con dinero de la Anses y cuya inversión total (las 750.000 que restan entregar) ronda los US$ 743 millones, según se comunicó oficialmente en abril cuando el proyecto fue presentado en sociedad.

La participación en el programa marcará un hito en Air Computers ya que de lograr quedarse con ese porcentaje, deberán ensamblar cerca de 200.000 netbooks, un número que supera ampliamente la fabricación actual de la firma. De este modo, no sólo demandará una abultada inversión sino que traerá consigo la ampliación de al menos tres plantas: la de Buenos Aires donde hacen las memorias, y las de Rosario y Córdoba donde ensamblan las máquinas que comercializan bajo la marca CX.

“Es un negocio que va a requerir mucho recurso financiero y humano, y nos abre una importante posibilidad de expansión ya que deberíamos utilizar el 100% de la capacidad instalada de todas las plantas trabajando en dos y hasta tres turnos, además de pensar en ampliaciones edilicias en cada punto”, cuenta Sergio Airoldi.

Las netbooks en cuestión fueron desarrolladas por Intel y se conocen como Classmate, ofrece una pantalla de 10 pulgadas, procesador Intel Atom de 1.6 GHz, 1 GB de memoria RAM, disco rígido de 160 GB. Para el acceso a Internet dispone conexión Wi-Fi y 3G, siempre y cuando el alumno coloque una SIM Card en la ranura.

Así, con el soporte de Intel y de dos fabricantes que trabajan para esta firma ya puestos, los presupuestos que presenten las distintas compañías locales para ensamblar los equipos no variarán demasiado entre si, o al menos así lo entiende Airoldi, quien destacó la transparencia del proceso que se está llevando adelante y sumó: “En las reuniones que se están manteniendo se está analizando el grado de participación que cada una puede llegar a tener, es decir, lo van a hacer viable de acuerdo a la estructura de cada empresa”.

Fuente: Punto Biz

Escribe un comentarios