DESTACADA Vinos

Corazón del Sol presentó sus últimas cosechas y lanzó dos nuevas etiquetas

A través de un encuentro virtual con periodistas y sommeliers, Bodega Corazón del Sol presentó dos vinos de sus últimas cosechas -Luminoso GSM 2017 y Cabernet Franc 2017- y lanzó oficialmente la mercado Luminoso Blanco 2019 y Magma 2016, que reemplaza a la etiqueta Soleado.

En la degustación participó, desde Houston, el Dr. Madaiah Revana, propietario de la bodega. Los guías de la degustación y anfitriones fueron los enólogos Cristian Moor y Luciano Bastías; Carolina Fuller, responsable de Ventas; y Cristina Jungblut, responsable de Turismo y Hospitalidad.

Los vinos son los siguientes:

Ad

Luminoso Blanco 2019: con una fuerte inspiración en los vinos del Ródano, está elaborado con variedades mediterráneas: Viognier, Roussanne, Marsanne y Grenache Blanc.

Luminoso GSM 2017: fue el primer GSM de Argentina y ahora lanzó su nueva cosecha. El corte es Grenache, Syrah y Mourvedre de Los Chacayes.

Cabernet Franc 2017: un vino 100% varietal, con el que la bodega busca ofrecer un estilo elegante, balanceado y complejo de su bloque 13, con un perfil de suelo franco-arenoso.

Magma 2016: un blend con variedades bordelesas: Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, añejado 18 meses en barricas de roble francés, con gran cuerpo y estructura.

Acerca de Bodega Corazón del Sol en Tunuyán

En 2008, el Dr. Madaiah Revana, un prestigioso cardiólogo que ejerce con pasión la medicina en Houston, Texas, viajó a Argentina en busca de agregar una marca más, a su familia de bodegas que incluye: Revana Family Vineyard (Napa Valley) yAlexana Winery (Willamette Valley, Oregon). Encantado por el terroir y la magia de Valle de Uco, encontró esta propiedad en los increíbles suelos aluviales de la cordillera de los Andes y, desde sus inicios, Santiago Achával es el consultor externo de la casa.

Son 7 hectáreas de viñedos, plantados a los pies de la montaña a una altura de 1.100 msnm. El gran paisaje y la montaña son responsables de los suelos increíblemente profundos y aluvionales que definen los viñedos de Corazón del Sol. Formados por rocas y arena, erosionados de la cordillera de los Andes durante milenios, estos suelos son extremadamente profundos y bien drenados, lo que da como resultado vinos de gran complejidad, potencia y finura.

Corazón del Sol crea cautivadores vinos a base de Malbec y Garnacha que capturan lo mejor del terruño único de Argentina a gran altitud. Cultivadas en Valle de Uco, sus viñas disfrutan de más de 300 días de sol al año.

«Me inspiraron los espectaculares vinos y el sorprendente paisaje de Mendoza», Dr. Madaiah Revana.

Escribir un comentario