Universo

Cuestionario PaP a Claudia Ortiz, Encargada de Turismo y Hospitalidad Susana Balbo Wines

-¿Cuáles fueron las primeras medidas que tomaron ante la pandemia?

-Decidimos cerrar nuestra área de Turismo y restaurante una semana antes de que lo decretara el gobierno, en pos de proteger a los empleados de toda la bodega. Como estábamos en plena vendimia, el enólogo y parte del equipo se vinieron a vivir a Susana Balbo Wines para poder terminarla. Durante ese tiempo, que duró alrededor de un mes, nadie podía ingresar a la bodega ni ellos podían salir. Procuramos, por supuesto, que tuviesen todo lo necesario para su confort.

Mientras tanto, el área de turismo hizo home office para reprogramar visitas, eventos, tomar reservas futuras y otras tareas. También, como muchos, durante la cuarentena nos reinventamos: desde nuestro restaurante Osadía de Crear lanzamos la opción de delivery y desde turismo desarrollamos contenido virtual para compartir con clientes.Además, hicimos algunas degustaciones virtuales.

-¿Cómo se prepararon para la reapertura?

-Para la reapertura estudié mucho: me sumé a foros y charlas sobre protocolos de gastronomía y turismo, intercambié información con colegas, investigué lo que estaban haciendo otros países que ya estaban retomando actividades y, una vez creado el protocolo de gastronomía, me puse a desarrollar todas las piezas de señalética y comunicación. Junto con RRHH y el departamento de Calidad de la bodega, se labró un protocolo interno para llevar a nuestra estructura todas las normativas indicadas en los diversos protocolos existentes para cada área.

-¿Qué tipo de medidas están tomando?

-Hoy, con Osadía de Crear ya abierto, el turista realiza la reserva vía Whatsapp, por donde le enviamos el comprobante de reserva que le sirve para circular. Una vez en la bodega, le tomamos la temperatura al ingreso, lo invitamos a higienizarse el calzado y le hacemos llenar la declaración jurada correspondiente. En las mesas solamente tenemos individuales, servilletas de papel y la cubertería protegida por bolsitas plásticas. Recién cuando se sienta la persona bajamos la cristalería. El pan se sirve individualmente (no hay panera) y el personal de servicio sazona los platos de los comensales. En los baños está exhibido el cartel para un correcto lavado de manos y nuestro personal de maestranza higieniza superficies y limpia sanitarios cada 30-40 minutos.

-¿Van a continuar con el servicio de delivery de Osadía de Crear?

-¡Sí! El delivery continúa, ya que necesitamos de las dos unidades de negocios para poder tener liquidez para pagar sueldos y cumplir con otros gastos fijos. Además, queremos que se instaure el concepto de tener un menú gourmet en casa y disfrutar de su realización entre amigos o la familia.

Escribir un comentario