Empresas y Negocios

De qué se tratan las «Tiny Houses», las construcciones que llegaron a Mendoza de la mano de la arquitectura modular

Este tipo de arquitectura surgió respondiendo a una nueva forma de vida, minimalista y libre, pero sin perder la comodidad; y como alternativa a la falta de espacio en las grandes ciudades, a la reducción de costos y a la búsqueda de rapidez. 

los empresarios de la construcción, Facundo Carrión y Pablo Neira, socios al frente de Lauro Desarrollo Sustentable, pusieron en marcha en Mendoza el concepto de Tiny Houses.

La arquitectura modular permite construir casas, salones comerciales o industriales e incluso hoteles, de forma rápida, sustentable y más económica. Un ejemplo de ello son las Tiny Houses, conocidas así popularmente en Norteamérica y Europa, para el caso de vivienda unifamiliar. Este tipo de arquitectura surgió respondiendo a una nueva forma de vida, minimalista y libre, pero sin perder la comodidad; y como alternativa a la falta de espacio en las grandes ciudades, a la reducción de costos y a la búsqueda de rapidez. 

«La arquitectura modular se diferencia del resto, por la sustentabilidad. Ya que usamos materiales que no llevan procesos de agua y materiales térmicos a través de los cuales mejoramos la eficiencia térmica. Por ejemplo, los sistemas para calefaccionar o para enfriar, reducen su tiempo, siendo más amigable con el medio ambiente y con el consumo en general. Los módulos son realizados con la mayor calidad desde las terminaciones hasta los materiales, son sistemas controlados en todos sus procesos» afirma el arquitecto Facundo Carrión, jefe de proyectos de Lauro

«Es diferente a otros sistemas que están prearmados o prefabricados -continúa-, donde no existe la posibilidad de mejorar la calidad. Aquí se disminuye el margen de error, los tiempos y los futuros vicios ocultos, porque son módulos que ya salen probados desde los techos hasta la hermeticidad de la carpintería; los pisos, niveles e instalaciones. Lo que evita que el cliente tenga que pasar por un posventa vicioso, ya que dentro de los 45 a 60 días, dejamos el módulo instalado sin que el propietario tenga que pensar o lidiar con un proceso de contratación de mano de obra o de albañiles, etcétera», completó el arquitecto. 

Respecto a la confusión que generan de ser casas similares a las prefabricadas o hechas con containers, el responsable de desarrollos de la empresa, Pablo Neira explica que: «No tienen nada que ver, no son lo mismo. La calidad, la espacialidad y la funcionalidad de la arquitectura modular es muy diferente porque además se pueden ampliar sumando más módulos según lo que se desee» asegura el empresario a cargo de dirigir las obras en Lauro. 

Estas Tiny Houses o casas en pequeña escala, son construidas con un diseño arquitectónico moderno, materiales sustentables de vanguardia y con una estudiada aislación térmica. La empresa Lauro ha desarrollado seis modelos de “Tiny” con diferentes superficies cubiertas y listas para habitar, que las denominan “L”, de 24, 30, 36, 42 y 60 metros cuadrados. 

Las casas o módulos habitacionales de Lauro, parten de una estructura metálica, portante y sismoresistentes aptas para ser izadas o transportadas; con cocina comedor, living, dormitorio con placard, y baño. Con posibilidad de ampliar la superficie, sumando más módulos.

Cuentan con diseño moderno, de gran iluminación y ventilación natural. Carpinterías de alta prestación de aluminio con doble vidrio DVH; muros revestidos en placa de yeso pintado; cielorraso suspendido en placas de yeso, zócalos y pisos flotantes de PVC. Iluminación en cielorraso de led y lámparas colgantes industriales.

Los muros están revestidos en doble chapa con alma de poliuretano expandido de alta densidad de 40 mm de espesor; detalles de revestimientos exteriores en sidding o WPC ecológico símil madera. El contrapiso, a diferencia de otros sistemas u empresas, cuenta con paneles termoaislantes y no de hormigón tradicional. La cubierta de techo de chapa trapezoidal cuenta con poliuretano de 30 mm y terminado en malla foil, logrando así las cuatro caras de los módulos cien por cien aislantes.

Los módulos de Lauro también cuentan con muebles de cocina, alacena y bajo mesada en melanina, incluyen horno, anafe y calefón eléctrico. Los baños están revestidos en porcelanato, en muros y pisos vinílicos símil madera con artefactos, grifería y accesorios. 

«La arquitectura modular es una solución rápida a un estilo de vida. Es limpia, económica, con muy buenos diseños y además sustentable. Por eso buscamos apoyar al emprendedor turístico para que pueda ver resultados de su inversión rápido, en 60 días ya pueden tener trabajando o alquilada su Tiny House o su módulo arquitectónico. Por eso en Lauro les ofrecemos a los inversores turísticos una financiación propia a 12 meses. También pueden entregar un porcentaje y cuando el emprendimiento esté funcionando, pagar lo pendiente. Además, nuestros precios están por debajo del valor del mercado así que brindamos una gran oportunidad» explica Pablo Neira. 

Por otro lado, los empresarios también nos adelantaron que en un futuro cercano están trabajando en un proyecto para aprovechar el amplio predio con el que Lauro cuenta en Vistalba, Luján de Cuyo: «Queremos hacer un Mega Showroom de Módulos, donde se van a sumar algunas empresas colegas, algunos proveedores y marcas conocidas de Mendoza. Con el fin de que el cliente venga y busque productos para arquitectura modular y encuentre todo en un solo lugar. Desde la creación de un proyecto, porque contamos con un equipo de arquitectos e ingenieros, hasta el mismo módulo que lo puede revestir como quiera o con cualquier otro servicio vinculado. Estamos armando una propuesta, convocando a proveedores, dialogando con varios colegas para sumarse. El objetivo es que todos ganen, que las empresas puedan brindar sus productos y servicios y el cliente encuentre variedad y precios» sintetizó Carrión.

Lauro Desarrollo Sustentable cuenta con planta de producción y oficinas en Roque Sáenz Peña 1940, de Vistalba, Luján de Cuyo.

Los comentarios están cerrados.