Empresas y Negocios

Desde Openbank Argentina destacan cómo proteger los datos de la cuenta bancaria con buenas prácticas

Ad

En plena revolución digital donde la velocidad de conexión dinamiza la rápida realización de transacciones, también surgen nuevos riesgos que pueden desencadenar estafas o ciberataques. Openbank Argentina destaca una serie de recomendaciones sobre cómo proteger los datos de la cuenta bancaria, a partir de buenas prácticas a tener en cuenta a la hora de operar y detalla las herramientas que el banco pone a disposición para la gestión y el control de tarjetas y dispositivos:

Buenas prácticas

  • Hacer uso de todas las opciones de seguridad que brinda la entidad bancaria. Elegir una contraseña que no tenga datos personales, fechas de nacimiento, DNI. Por ejemplo, en Openbank Argentina, se restringe la posibilidad de tener claves que son consideradas débiles. 
  • Evitar compartir fotos a un tercero donde se puedan ver los datos de la tarjeta.
  • Ante cualquier consulta comunicarse siempre por medio de canales oficiales y asegurarse de estar en páginas legítimas antes de ingresar cualquier información evitando enlaces (links) sospechosos. 
  • No responder mensajes, correos o llamadas telefónicas dudosas y nunca compartir nuestras contraseñas, ni datos personales ni de la tarjeta con nadie y por ningún medio.
  • Frente a la duda de que otra persona tenga acceso a la cuenta personal, existen opciones para reducir el riesgo como la posibilidad de prender / apagar el uso de la tarjeta para ciertas transacciones. Así como también, limitar la capacidad de transferencia eligiendo el máximo habilitado, o de extracción del cajero automático.

Control de tarjetas y gestión de dispositivos

Ad
  • El doble factor de autenticación de Openbank Argentina brinda la posibilidad de configurar un dispositivo de confianza y detallar con qué otros dispositivos será posible acceder a la cuenta y el perfil. 
  • Con el objetivo de potenciar la seguridad de los clientes, los únicos datos que figuran en el plástico de la nueva tarjeta de débito Open son el nombre y apellido del cliente y los últimos cuatro dígitos de la tarjeta. Teniendo disponible siempre la información completa en la app y el sitio web. De esta forma, se evita que personas extrañas accedan a simple vista a los datos completos de la tarjeta.
  • Desde la web y la app es posible acceder a un cuadro de mandos para apagar o encender el uso de sus instrumentos de pago a la hora de realizar compras online o físicas. Esta herramienta aporta el control total al cliente sobre la seguridad y operativa:
  • Modificar los límites de compras, depósitos, transferencias y extracciones de efectivo en el acto.
  • Consultar o cambiar la clave de cajero. 
  • “Prender” y “apagar” la tarjeta. 
  • Además, para brindar un mayor control, la plataforma comunica mediante notificaciones push todas las transacciones que se van realizando. 
  • A través de un Password Manager, los usuarios pueden guardar todas sus contraseñas bajo una única clave maestra. Para ello, cuentan con un espacio dentro de la app del banco (iOS y Android) en el que podrán guardar las principales contraseñas y datos que utilizan en su día a día. En primer lugar, la persona debe crear su espacio donde guardar sus contraseñas con una clave de acceso única que deberá recordar. Ni siquiera Openbank Argentina tendrá conocimiento de estas claves. Una vez acceda a dicho espacio personal, podrá consultar cada contraseña almacenada con sólo deslizar el dedo o acceder a detalles de la misma entrando en el apartado de cada una. 

Escribir un comentario