Mendoza

El Instituto Naranjito celebró sus 30 años con una gran fiesta

Naranjito realizó este jueves su habitual Fiesta de Fin de Año. Pero esta fue especial, ya que el Instituto Terapéutico cumplió 30 años este 2019.

El evento, que contó con la presencia de más de 1500 personas, entre las que se encontraban funcionarios provinciales, invitados especiales, las familias de Naranjito y amigos de la institución, tuvo en escena a los 270 concurrentes y a los 135 profesionales que forman parte del personal, acompañados por música en vivo, durante los 16 cuadros que repasaron, con los personajes del «Sapo Naranjito» (Matías González) y «Mafalda» (Daniela Moreno) como protagonistas, sus 30 años de historia.

La banda estuvo conformada por reconocidos músicos de la provincia: Willy Fabre (guitarra), Pipi Morgui (bajo eléctrico), Mariana Quintana, Lalo Correa (piano y teclados), Quique Öesch (batería) y los cantantes Anabel Molina, Joaquín Martinez Dávila, Gabriel Casciani y Roberto Fiat. Además, Eduardo Espinosa fue el cantante invitado que abrió el espectáculo.

En el inicio de la Fiesta, se leyó una carta del gobernador Alfredo Cornejo, quien envió su saludo y se disculpó por no poder estar presente. Además, se anunció que, gracias a un proyecto del concejal Martín Casas, Naranjito fue declarado de Interés Social y Comunitario por el Concejo Deliberante de la Municipalidad de Guaymallén, por su labor.

Posteriormente, Gustavo Kretschmar, director general del instituto, brindó el discurso de bienvenida, donde agradeció la presencia de todos, felicitó a los hacedores de la fiesta y, además, dejó algunos conceptos relacionados al momento actual de la discapacidad.

“Estamos de festejo, pero no puedo dejar de mencionar lo que nos ocurre a las instituciones y personas con discapacidad. Hace mas de 20 años que el sistema de prestaciones básicas para personas con discapacidad, ley 24.901, es un ejemplo de políticas públicas bien ejecutadas y si no las cuidamos y defendemos entre todos pueden desaparecer por incompetencia e insensibilidad de los funcionarios nacionales que confunden políticas públicas con gastos que hay que recortar”, manifestó durante su discurso.

Y agregó: “Estamos finalizando un año muy difícil y complejo para las instituciones que trabajamos con personas con discapacidad y para las propias personas con discapacidad. Se han producido bajas injustificadas en las pensiones no contributivas, en las prestaciones asistenciales y en las prestaciones de transporte. Es por ello que este año hemos seguido denunciando y visibilizando en la calle y en los medios lo que está sucediendo”.

Luego de la puesta en escena, hubo un lunch del que participaron los invitados especiales.

Naranjito es un Instituto Terapéutico que nació hace 30 años con la idea de generar un lugar que se ocupe integralmente de la problemática de la Discapacidad, siendo una referencia local y nacional en este ámbito, albergando diariamente a más de 250 concurrentes y más de 130 personas que conforman el equipo interdisciplinario que trabaja todos los días para mejorar su calidad de vida.

Escribir un comentario