El massismo se atribuyó la sanción de la nueva ley de Ganancias

Se hizo público al difundirse la reunión de Sergio Massa con Margarita Stolbizer, y otros dirigentes, para analizar cómo quedó el gravamen luego de los cambios que le hizo el Senado.

0

(DyN).- El massismo salió hoy a capitalizar los resultados de la reforma del Impuesto a las Ganancias, al asegurar que logró “evitar que el oficialismo pateara el debate para adelante”.

“Le vamos a dar a los trabajadores un Año Nuevo sin tener que pagar un impuesto que grava brutalmente sus salarios”, afirmó el Frente Renovador en un comunicado, luego de que la Cámara de Diputados dejara aprobada una reforma acordada entre ese nucleamiento, la CGT y el Gobierno.

La nota se difundió para anunciar que Sergio Massa volvió a reunirse con Margarita Stolbizer, Graciela Camaño, Marco Lavagna y Sergio Abrevaya, para analizar cómo quedó el gravamen luego de los cambios que le hizo el Senado.

“Nuestra principal preocupación es el empleo. Trabajamos para alivianar las cargas a los trabajadores”, afirmó el nucleamiento político.

El Frente Renovador junto con el kirchnerismo había aprobado en Diputados, sin el acuerdo del gobierno, una reforma a la cuarta categoría, que tuvo fuertes críticas de economistas y tributaristas por su alto costo fiscal y la creación de impuestos considerados distorsivos.

No obstante, el gobierno logró cambiar el proyecto en el Senado con el respaldo de los gobernadores peronistas, el manejo del jefe del bloque Miguel Ángel Pichetto, y el respaldo del triunvirato de la CGT. Massa y Stolbizer evaluaron que en la Ciudad de Buenos Aires “está casi la mitad de los trabajadores alcanzados por Ganancias (estimamos 800.000 de los casi 2.000.000)”.

“Dado que en CABA los salarios registrados superan a la media nacional en alrededor de 16 por ciento, el Impuesto a las Ganancias ejercía una presión relativamente mayor que en el resto del país”, señalaron.

El nucleamiento también consideró que “la modificación de las escalas permitirá que quienes hoy tributan, tengan un importante alivio fiscal”. “El efecto combinado de escalas y deducciones representará, en términos de mejora de bolsillo, un aumento de entre 5 y 10 por ciento para el grueso de los trabajadores de la Ciudad que hoy pagan Ganancias”, señaló el FR en un comunicado.

Además se destacó la incorporación de la deducción por alquileres al recordar que “la cantidad de inquilinos subió de 24% en 2003 a 35% en 2015”.

También se rescató que “la modificación en los topes de monotributo, con actualización automática, permitirá que muchos porteños no deban pasarse al régimen general por el efecto de la inflación”.

“Aún nos queda una agenda importante hacia adelante. Vamos a seguir trabajando juntos para dar las respuestas que los argentinos necesitan”, afirmó el Frente Renovador.