Mendoza Newsletter de Mauricio Llaver

Estado presente, pero con las ruedas flojas / Newsletter de Mauricio Llaver

Para Cristina, el infierno son los demás / Colegios tomados, mapuches y neumáticos / Tuit de la semana, sin corrección política / El post dólar soja: a contar las reservas / Cubiertas en alquiler: rascando el fondo de la olla / El saxofonista de Sting nos ayuda a construir la Mendoza distinta / Y un vino, por supuesto.
Ad

2 de octubre 2022

CRISTINA, COMO SARTRE y COMO SIEMPRE. Jean Paul Sartre lanzó en su obra teatral “Puerta cerrada” (“Huis clos”) una de sus frases de mayor impacto: “El infierno son los otros”. Cristina Fernández piensa de modo similar. Vamos para tres años del gobierno que ella inventó y no se hace cargo de ninguno de sus desastres. El nuevo capítulo fue esta semana, cuando luego de reconocer que la inflación es alta, especialmente en alimentos, les echó la culpa a las empresas y a “sus márgenes de rentabilidad”. Ni se le ocurrió pensar en la emisión monetaria o en el cepo a las importaciones (que incluye insumos para la producción de alimentos). La culpa es de los otros y el infierno son los demás. A pocas semanas de que le apuntaran con un arma a centímetros de su rostro, Cristina no ha cambiado nada, y hasta probablemente haya aumentado su manía persecutoria. En su gobierno hay también tomas de colegios (con chicos que son del palo) y mapuches (por determinar) que socavan la idea básica del Estado nacional, pero ella nunca será la responsable.

EL ESTADO PRESENTE SE QUEDA SIN RUEDAS. El “Estado presente” del relato gubernamental se está quedando sin ruedas. El conflicto con el gremio de los neumáticos, más allá de su resolución bien entrada una noche, después de varios días de tensión, desnuda cómo funciona el gobierno: nadie apela a Alberto para encontrar una solución; Cristina se corre de la escena; el ministerio de Trabajo no sabe bien cómo responder (el gremio hasta le tomó las instalaciones); Massa amenazó con gastarse en neumáticos importados los dólares que acumuló con el “dólar soja”, y un nuevo actor aumenta su poder: el Partido Obrero (que después no saca ni el dos por ciento en las elecciones). El Estado titubea en garantizar el orden y deja poner en riesgo miles de puestos de trabajo formales. ¿Dónde está el poder en la Argentina? ¿Quién nos gobierna?

TUIT SIN CORRECCIÓN POLÍTICA. Gianni Venier, ex ministro de Seguridad de Mendoza: “Pésimo antecedente por el tema neumáticos: si bloqueás la empresa conseguís lo que pedís. Los k institucionalizando la violencia”.

DÓLAR SOJA: MUY BIEN, Y A MIRAR LAS RESERVAS DÍA A DÍA. El “dólar soja” a 200 pesos que rigió durante septiembre consiguió que se liquidaran US$ 8.123 millones. Eso superó las expectativas (que eran de US$ 5.000 millones) y le dan un alivio temporario al Banco Central. Pero ese dólar especial se terminó y ahora empieza otro juego. La pregunta es por qué no se hace para todos los productos, si con un régimen especial para uno solo funcionó tan bien. La respuesta es simple: porque eso significaría una devaluación general. Ahora veremos si ese parche genera un alivio duradero o si empieza a perder su efecto. Por lo pronto, un cálculo de Carlos Melconian que incluye al euro, al real, al dólar, al comercio ponderado y a un 10% de inflación mundial, habla de un atraso de 25% a 35%. Desde mañana, volvemos a ese atraso para todos los productos de nuestra economía. A mirar las reservas día a día.

RASCANDO EL FONDO DE LA OLLA. La Voz del Interior: “Alquilar neumáticos para aprobar la Inspección Técnica Vehicular (ITV) se convirtió en algo habitual en la provincia de Córdoba durante los últimos días, a medida que fue empeorando el conflicto del sector y que dejó a casi todo el país al borde del desabastecimiento. Esta nueva modalidad fue en aumento ante la imposibilidad de conseguir neumáticos nuevos, primero por su alto precio, y ahora por la escasez, en medio del diferendo entre el sindicato que nuclea a los trabajadores (SUTNA) y el Gobierno. Según informes de distintos medios cordobeses, los automovilistas pagan entre $1.500 o $2.000 por cada cubierta, solo para ir a la ITV, y luego los devuelven para volver a poner los anteriores”.

GLUP. Ámbito Financiero: “En lo que va del año, el poder adquisitivo de los salarios se derrumbó frente al aumento de los precios de los autos. Mientras que en diciembre último se requerían 30,2 sueldos, hoy hacen falta 43, unos 13 salarios más que a fin del 2021 (…) Desde el inicio del actual gobierno, la cantidad de salarios que se necesitan para comprar un vehículo nuevo creció más del doble. A comienzos del 2020 se requerían 19,8 sueldos para llegar a un 0 km chico, mientras que en la actualidad se necesitan 43, el nivel más alto de los últimos años”.

EL SAXOFONISTA DE STING TRAE SU MÚSICA A MENDOZA. Branford Marsalis es un grande del jazz por derecho propio, pero la mayoría lo conoció por ser parte de la banda de Sting. Milagrosamente, esta semana estará en el Mendoza Sax Fest, un lujo en el que también participarán otros saxofonistas locales, nacionales e internacionales, que incluirá conciertos y clínicas de jazz (info en https://mendozasaxfest.com/). Branford les sonará a muchos por “Englishman in New York”, aunque para mí su punto máximo está en “Children’s Crusade”. Pero no importa: lo que vale es que unos muchachos productores se jugaron a que músicos de ese nivel vinieran a Mendoza, y algún día les contaremos a nuestros nietos que los vimos tocar en nuestros teatros. Con el sonido cautivante del saxo, la Mendoza distinta que vamos construyendo inaugurará otro capítulo para no perderse.

Y UN VINO, POR SUPUESTO. Hay cosas buenas en el vino que suceden tan rápido que uno se asombra cuando pone un poco de perspectiva. Hace muy pocos años, en 2018, Bianchi inauguró la bodega Enzo Bianchi en el Valle de Uco, en lo que fue una movida histórica para su tradición y arraigo sanrafaelinos. Fue en busca de las nuevas zonas frías mendocinas para elaborar grandes vinos, y ya este año consiguió 97 puntos de la revista Decanter y la medalla “Best in Show” por un vino elaborado con uvas de Chacayes. Se trata del Bianchi IV Generación Gran Corte 2019 Selected Blocks, una delicia a cargo del enólogo principal, Silvio Alberto, y todo su equipo. Lo de “Selected Blocks” no es casualidad: son las porciones de suelo en las que dividieron el viñedo, de las cuales provienen el Malbec (60%, Block #210), el Cabernet Sauvignon (35%, Block #203) y el Merlot (5%, Block #207) que componen el corte. El vino es magnífico, con un equilibrio perfecto entre el aroma y la boca, que genera la duda de dejarlo asentándose en el paladar o tomarse un nuevo trago. Es uno de esos vinos superiores, que llenan la boca, y que simplemente generan el placer de saber que se está bebiendo algo fuera de serie.

Escribir un comentario