Eventos de fin de año: cómo optimizar el rendimiento de la “temporada alta”

Algunos tips para que la industria de la restauración pueda aprovechar la gran demanda en esta época, gracias a las reuniones de empresas o de compañeros de trabajo.

0

Por Alicia Sisteró

Instagram @asistero

Ya es un clásico el encuentro de fin de año: cenas, salidas semi-deportivas, almuerzos en la oficina, o días de campo familiares, por nombrar algunos formatos. Estos eventos se utilizan como herramienta de relaciones públicas, para motivación del personal, fidelización de clientes o agradecimiento a los principales proveedores. La comida y bebida no pueden faltar. Por eso los restaurantes, bodegas, salones de eventos, empresas de catering y otros actores de la industria, deben prepararse para ser competitivos y abarcar la mayor cantidad de eventos obteniendo el máximo de rentabilidad posible.

. Definir a qué público apuntar y qué ofrecer: la especialización permite mayor calidad en la oferta, y optimización de recursos. Hay que definir a quién se apunta y qué ofrecer: grupos de compañeros de trabajo, empresas de muchos empleados, catering “in company” son algunas opciones. Abarcar demasiado crea un caos interno que repercute negativamente.

. Pre-amar packs con diferentes propuestas: el pedido de presupuestos se da en forma concentrada en un corto período. Para evitar perder clientes por falta de respuesta es mejor tener paquetes pre-diseñados, que puedan adaptarse a lo solicitado. Las variables pueden incluir opciones de comida y bebida, menú fijo o a elección, y algunos extras como música, cotillón, fotografía u otros diferenciales.

. Prepararse con tiempo: reforzar el personal de servicio y cocina, conseguir los insumos necesarios o realizar un relevamiento de vajilla y cristalería, son fundamentales para estar listos y minimizar falencias. Ocuparse a último momento es garantía de fracaso.