Mendoza

Fin de semana largo: Mendoza entre los destinos más elegidos del país

El 20 de noviembre se celebra en Argentina el Día de la Soberanía Nacional. Es un feriado trasladable, por lo que el día no laborable es mañana lunes, 18 de noviembre. Se trata del último fin de semana largo del año, ya que el 8 de diciembre será domingo.

De acuerdo con los datos difundidos por la Secretaría de Turismo de la Nación, 1,2 millones de turistas viajan por el país durante este fin de semana largo, lo que genera un impacto económico de 5400 millones de pesos. La cantidad de visitantes que recorrió los atractivos turísticos argentinos fue un 4,4% superior a la alcanzada en el mismo fin de semana largo del año pasado.

“Los fines de semana largos son fundamentales para la actividad turística porque permiten desestacionalizar a los destinos por fuera de la temporada de verano y de la de invierno”, analizó el secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, al tiempo que valoró que “se generan puestos de trabajo en cada región”. En este marco, puntualizó que “el turismo continúa con su aporte sostenido a la economía nacional y al desarrollo de todas las localidades del país”.

Unos 57 mil turistas eligieron Mendoza y aprovecharon del excelente clima y también de una agenda imperdible en la que se destacaron la Fiesta Pre-cerveza en Godoy Cruz, Yoga por los Caminos del Vino, Paseo Sinfónico en Guaymallén, actividades sanmartinianas, ferias, teatro y mucho más.

La ocupación alcanzó el 90%, destacándose el Gran Mendoza y la zona de montaña con demanda del 90%,  Valle de Uco y San Rafael con un 85% y Malargüe un 75%. El promedio de estadía es de 2.5 días y el gasto promedio por persona se ubica en los $2600 en el caso de un turista argentino, mientras que el de un extranjero se calcula en  U$S 75 para los chilenos y U$S 100 para los brasileros.

“Este es el último fin de semana largo de 2019, porque el 8 de diciembre este año cae domingo; no lo vamos a disfrutar ni nosotros ni otros países de la región, como Chile por ejemplo. Cuando el Día de la Inmaculada Concepción de María no genera un fin de semana largo, este fin de semana se fortalece en cantidad de turistas porque es la última opción del año para aquellos que tienen posibilidades económicas y la necesidad de tomarse unos días. Y en un contexto de incertidumbre en la región, hay más turistas extranjeros de lo que se puede estimar previamente. En definitiva, esas situaciones presionan más sobre las personas y hacen que al cansancio no permita llegar con energías a fin de año”, señaló Gabriela Testa, presidente del Emetur.

“Por lo cual no solo vemos turistas argentinos, esta primavera se ha observado un flujo permanente de extranjeros, favorecido por la conectividad y la conveniencia cambiaria, entre estos se destacan: naturalmente brasileros y chilenos. Estos últimos suelen ser turistas espontáneos, que llegan casi todos los fines de semana, muchos sin reservas y a pesar de la crisis social y política de país vecino. Y, por supuesto, también coinciden en Mendoza extranjeros del resto del mundo, en una época en la que ya está habilitada la temporada del Parque Aconcagua”, agregó.

En estos fines de semana estivales se observa también un interesante movimiento de turismo interno, o sea de mendocinos viajando en su propia provincia. El flujo mayor se da desde el Gran Mendoza hacia las zonas de montaña y el sur.

Fuente: prensa EMETUR

Escribir un comentario