DESTACADA Gastronomía Lifestyle Mendoza

Invierno en Achaval Ferrer: todas las propuestas enoturísticas para estas vacaciones

La exclusiva bodega, ubicada en Luján de Cuyo, ofrece una variedad de actividades que van desde recorridos por los viñedos hasta los novedosos "TeaNNERS", pasando por degustaciones, almuerzos ejecutivos y menú de pasos.

Cumbres de montañas nevadas que se elevan en el horizonte, una frondosa arboleda de álamos queriendo alcanzar las nubes con sus copas y sauces que se reflejan en un espejo de agua: así es la bienvenida a Achaval Ferrer, una de las bodegas más prestigiosas de Argentina, que alcanzó la fama internacional luego de obtener altas puntuaciones de Robert Parker, uno de los críticos más influyentes del mundo que interpretó que Malbec debía ser argentino.

Dueña de un paisaje sin igual, ubicada en la privilegiada zona de Agrelo – Luján de Cuyo, a solo 20 minutos de la ciudad, Achaval Ferrer invita a conocer los secretos y revivir las historia de sus viñedos a través de sus vinos.

La propuesta para estas vacaciones de invierno

Ad
Ad

Entre las principales actividades que ofrece al turismo se encuentran el recorrido por la finca y degustaciones a medida según el nivel de complejidad que se desee alcanzar, y para completar la experiencia, el restaurante ofrece platos que acompañan la filosofía de Achaval Ferrer: “resaltar la excelencia de su terruño a través de sus platos, expresando el respeto por lo que la tierra ofrece”. Por ello, toda su gastronomía es elaborada con ingredientes locales y pensados para agasajar a las visitas, mientras rinde homenaje a los vinos.

Con el más alto nivel y estándares de servicios internacionales, a través de un menú de cuatro pasos se podrán disfrutar los vinos más distinguidos de la bodega ($2800 sin vino, $3300 con vino, $4800 con vino tope de gama). También se puede elegir una degustación de vinos por copa con una gran diversidad de ejemplares por descubrir. Además, se ofrece un menú ejecutivo de lunes a viernes para las reuniones de negocio.

La gran novedad son los TeaNNERS, un concepto innovador pensado para disfrutar tardes de té a partir de las 17hs que se convierten en un brindis al anochecer. La propuesta incluye infusiones, pastelería dulce, salada y dos copas de vino para cerrar una ocasión soñada entre viñedos, y tiene un valor de $1700.

Las visitas se realizan en tres idiomas (español, portugués e inglés) y tienen una duración aproximada de una hora y media. Incluye: recorrido por viñedos, visita a bodega y degustación.

Para quienes conciban que estos paseos se hacen con todos los miembros de la familia, Achaval Ferrer, es Pet friendly. Roma, una weimaraner, es la anfitriona de las mascotas y cuenta con su propio perfil en Instagram @achavalferrerroma

Sobre Achaval Ferrer

Enmarcada entre viñedos, en un ambiente natural, Achaval Ferrer representa el equilibrio perfecto entre historia y modernidad. Es la oportunidad de conocer una bodega contemporánea sustentable que fue concebida para elaborar vinos provenientes de viñedos centenarios, que llegan alcanzar hasta los 110 años de edad.   

Su enólogo Gustavo Rearte, siempre presente, cuenta con una particular pasión el proceso de vinificación de vinos exclusivos. Partidas limitadas que colmadas de historias solo llegan a un puñado de aficionados coleccionistas que esperan más de cinco años para acceder a esos ejemplares, momento en que son liberadas para ser comercializadas; todo eso sin dejar de explicar cómo conviven con las líneas comerciales que se encuentran en el Mercado Nacional e Internacional.  

DATOS ÚTILES
Ubicación: Ruta 7 kilómetro 1056, Luján de Cuyo, Mendoza

Horarios de visitas: Lunes a sábados de 10 a 16:30hs I Domingos y feriados 11 a 16:30 horas
Reservas: por email [email protected] o por teléfono +54 261 3388699

Escribir un comentario