Mendoza

Jorge Ripa propone “hacer anillos de contención con la economía emprendedora y empresarial de Mendoza”

En una columna denominada “Aportar propuestas y programas, un compromiso personal y social”, desarrolla una serie de reflexiones sobre lo que se puede hacer en tiempos de pandemia.

Dr. Jorge Nelson Ripa, www.ripa.com.ar

Para nosotros aportar, es sumar. Debe tomarse como una simple contribución al debate, a la sana discusión, para algunos quizás más apasionada que a otros, pero nunca como una crítica interesada y más aún cuando la hace un simple ciudadano de a pie, alejado de todo lo que pueda referir a política.

Este desafío y compromiso de continuar haciéndolo, viene a cuento, porque tomar nuestras propuestas, programas o sugerencias, generalmente escritas en nuestro blog personal, como una crítica dirigida a un Gobierno, en tiempos de una profunda crisis humanitaria, es casi una burla.

Hace unos días, manifestamos que preocuparse ahora por el e-commerce o los programas SEAL o de catálogos o rondas de negocios virtuales, no tiene sentido, eso ya lo desarrollamos en los noventa y ahora está todo hecho.

En la actualidad es tiempo de que el Gobierno saque toda la artillería y todo lo que tiene a la calle y debe implementar  “anillos de contención”, como hizo con la salud, porque ahora es el momento, de hacer anillos de contención con la economía emprendedora y empresarial de Mendoza.

Ahora es el tiempo, el momento crítico, en que el Gobierno, debe poner al servicio de nuestra economía, entre otras Instituciones y Organismos provinciales vigentes, al Fondo de la Transformación (debe aportar todos sus recursos); Cuyo Aval (contribuir avalando fondos de créditos nacionales o provinciales) ; ProMendoza (poner todo el esfuerzo en la integración de productores y comercializadores de nuestro mercado interno) y Mendoza Fiduciaria (aportando inmediatamente a la constitución de fideicomisos ordinarios y financieros).

Ahora es el momento, de lo contrario, en menos de seis meses, si no asumen con coraje estrategias inteligentes y siguen haciendo más de lo mismo, se van a encontrar con un “econovirus”, lo digo con el convencimiento de que en el futuro inmediato, van a estar las Pymes y emprendedores en estado de “alta complejidad”.

Hay que actuar ya, para evitar persianas bajas, quiebras por doquier y una explosión de desempleo.

Ahora es el tiempo de poner el foco en tres pilares básicos: Trabajo, Producción y Comercialización. (y más allá en Tecnología, Conocimiento y Logística). Luego será el tiempo de seguir apostando por la internacionalización y allí, persistiremos en nuestro consejo de implementar programas de Asociatividad Empresarial Internacional, para generar instrumentos que atraigan capital e inversiones. Pero ese será otro momento.

Leía hace unos días, una editorial aguda y planteada con mucha inteligencia por Mauricio LLaver de Punto a Punto donde se preguntaba, ¿de qué vamos a vivir? Y más allá de si coincidimos en todo o en parte con su aporte, lo respetamos profundamente y seguramente en algunas cuestiones coincidiremos y en otras pensamos distinto, pero valoramos su análisis y  opino que ello se agrega a la discusión de aquellos que siempre están planteando que Mendoza necesita un urgente cambio en la “matriz productiva” y nosotros pensamos que necesitamos producir más, mucho más, hay que acompañar a nuestros productores, emprendedores,  pymes  y lo que necesitamos es un cambio acelerado, profundo e inteligente en la “matriz de comercialización” y más aún en la era de la digitalización en que vivimos.

Son análisis y distintas opiniones, no críticas. Me mueve en estos tiempos un único interés, la Mendoza de todos y que entre todos debemos cuidar.

Frente a la pregunta, ¿estamos actuando moderadamente y bien con la salud?, la respuesta es sí, pero también podemos y debemos hacer dos cosas a la vez, también podemos pensar estrategias adecuadas, con instrumentos idóneos, para cuidar la economía local que viene.

Cuando me critican por mis propuestas u opiniones, les digo lo que siento y pienso desde mi experiencia y  desde mi trayectoria personal, de más de 40 años de actividad.

Escribir un comentario