ECONOMÍA

La industria del software en Argentina factura más de $63.000 millones por año

El sector del software y servicios informáticos (SSI) emplea a 87.000 personas en la Argentina y casi triplicó su personal entre 2003 y 2015, con una tasa anual acumulativa del 11%, que tiene una facturación en el país de $63.000 millones por año.

Tiene salarios un 45% más altos que el promedio de la economía, está compuesto por 4.200 empresas, cifra a la que se llegó luego de que en los últimos diez años duplicó la cantidad de compañías.

El Ministerio de Producción de la Nación organizó, entre otras acciones, el Intercambio Federal en Innovación para la Transformación Productiva (IFIT), una jornada de vinculación público-privada en la que actores provenientes de todo el país se reúnen en centros productivos de una provincia que funciona como anfitriona. En este caso, la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires.

«El software está dentro de los sectores de nichos competitivos, por eso tratamos de agilizar todo lo que tiene que ver con la ley del software, a través de la plataforma Presoft, que facilita el acceso a las pymes», comentó Lucio Castro, secretario de Transformación Productiva de la Nación.

Se trata de un gran impulso para incrementar los u$s1000 millones que la Argentina exporta en servicios de software. Son unos u$s200 millones más que lo que exporta el sector vitivinícola del país.

La Argentina está en el número 22 en el ranking de países exportadores de servicios de SSI: el principal exportador de estos servicios en el mundo es Irlanda (u$s51.000 millones), seguido por India (u$s50.000 millones).

Según datos de la Secretaría de la Transformación Productiva, del Ministerio de Producción de la Nación, los Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones de la Argentina, por las ventajas competitivas con las que cuenta el país: franja horaria similar, buen inglés, buen nivel de formación y afinidad cultural.

El IFIT es, entre otras acciones, una forma de potenciar al sector para que aumente su facturación y exportaciones.

Reunió en Buenos Aires a 30 empresarios y funcionarios de distintas provincias del país, para que observaran casos de éxito en el mundo del software en la Capital Federal y se pudieran nutrir de esas experiencias para replicarlos en sus lugares de origen.

«Lo que perseguimos es la idea de que se generen redes en torno de lo que es transformación productiva. Y elegimos software, porque es un sector transversal que se puede aplicar en distintos campos», señaló al diario porteño La Nación Guillermo Acosta, subsecretario de Articulación Federal y Sectorial del Ministerio de Producción.

Escribir un comentario