Empresas y Negocios

Las franquicias cerraron 2020 con una baja de 35% en sus ventas

A finales de 2019, había cerca de 1.100 marcas franquiciantes y unos 30.000 puntos de venta que generaban 200.000 empleos directos.

En 2019, las franquicias habían generado el 2% del Producto Bruto Interno (PBI), es decir, unos USD8.000 millones. En el trimestre abril-junio del año pasado las ventas del sistema cayeron 70%, a fines de agosto la caída alcanzaba el 48% y los especialistas calculan que el año pasado terminó con una baja en la facturación promedio del 35%.

“Tuvimos un impacto menor que el comercio tradicional, que debió cerrar el 25% de sus locales. Los cierres de las franquicias no llegaron al 14 por ciento. Creemos que hasta marzo de este año se va a mantener la tendencia del último trimestre del 2020 y que, si la pandemia empieza a ceder, el segundo semestre va a comenzar a sentirse una recuperación lenta”, le explica a BAE Negocios Sebastián Kantor, Vicepresidente de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF) y fundador de The Coffe Store.

A finales de 2019, había cerca de 1.100 marcas franquiciantes y unos 30.000 puntos de venta que generaban 200.000 empleos directos. En lo peor del aislamiento, tuvieron que cerrar unos 4.500 comercios y se perdieron 36.000 empleos. Sin embargo, a partir de julio se abrieron 800 puntos de ventas con formatos adaptados a la nueva realidad. “Lamentablemente, la reconversión no alcanzó a crear empleo neto, aunque sí a atenuar su ritmo de caída.” afirmó Susana Perrota, Presidente de la AAMF.

Así aparecieron locales gastronómicos que están abiertos las 24 horas, con servicios de delivery, take away y aplicaciones.

También explotaron los dark stores (tiendas fantasma). Espacios ubicados en zonas de mucha demanda que sirven para abastecer a aquellos consumidores que compran a través del comercio electrónico, una herramienta que creció cuatro veces durante el aislamiento. Esos lugares se stockean diariamente y, en función de conocer el consumo de esa zona, se planifica que ítems son necesarios para satisfacer la demanda.

Además, crecieron en forma exponencial las franquicias que ofrecen servicios de educación virtual con inversiones no tan grandes.

“Algunos de estos formatos llegaron para quedarse. Creemos que las franquicias son una gran oportunidad para refugiarse en estos momentos. De hecho, durante la pandemia recibimos muchos pedidos y seguimos teniendo interesados”, concluye Kantor.

Fuente: Punto a Punto Córdoba

Ad

Escribir un comentario