Lifestyle Más Leídas Mendoza

Lifestyle: los Recomendados de… Federico Croce

Ya se puede salir, pero hasta las 23 horas. Por eso, para transformar las noches anodinas de cuarentena en electrizantes, estimulantes veladas; se me ocurrió sugerir el combo de buena comida y peli atrapante.

Primer paso: el «must do» de la etapa de cuarentena. Tremenda experiencia la de los delivery premium de algunos restaurantes de bodegas. Son realmente first class: desde la presentación, hasta los sabores, los vinos que acompañan y el método para terminar en casa de preparar todo, merecen la pena. La relación precio calidad es sorprendente, entre 1.500 y 2.500 pesos para dos personas. Por nombrar algunos, los ofrecen Lucas Bustos con Trapiche, el increíble equipo gastronómico de Susana Balbo Wines, Nadia Harón con Monteviejo, Juan Ventureyra con Riccitelli Wines, Noelia Squizziatto y Matías Gil Falcón de Terrazas de los Andes y Chandon, y la gente de Azafrán. Buscalos en sus respectivas cuentas de Instagram. ¡No te arrepentirás!

Segundo paso: Thriller y terror en Netflix que hay que ver

Train to Busan -Estación Zombie-: Uno de las de acción/terror más convincentes, emocionantes y cautivadoras en años. Te agarra y te aprieta tanto el corazón como el alma, acelerando hacia un clímax tremendo. La mejor película de zombies que he visto. No cometas el error de pensar “es de zombies, es una taradez”. Calidad impresionante, vértigo electrizante, puro entretenimiento.

Gone girl -Perdida-: No quiero adelantar nada. La vi en el cine y me dejó mudo. Hacía mucho que un thriller no me sorprendía tanto. Rosamund Pike se consagra.

El desconocido: El director de un banco sale con sus hijos en la mañana. Recibe una llamada. Si alguno sale del auto, explotará. Así comienza un film con actuaciones impresionantes que te tendrá con la adrenalina al máximo durante una hora y media.

El conjuro: Creo que es la película de terror de la época. Va in crescendo y se toma su tiempo, pero las excelentes actuaciones, la cinematografía, los personajes y la atmósfera ayudan a mantenerte en vilo hasta que finalmente llegás al clímax emocionante. El miedo crece por el hecho de que esta película se basa en hechos reales.

El conjuro II: Y bueno, si viste la I… la II la tenés que ver. Colores apagados, sombras que se ciernen y juguetes diabólicos se combinan para crear una sensación tangible de maldad. Segundas partes en este caso si fueron buenas.

Get out: Aclamada por la crítica. Es tensa, furiosa, por momentos graciosa…  hilarante, y en los tiempos que vivimos hoy, hasta tiene crítica social. El mejor cine de horror es a veces el que muestra mensajes que nos hacen pensar que, en una sociedad como la de hoy, lo que plantea la película más de uno puede pensarlo como realidad.

Escribir un comentario