Lifestyle Mendoza

Lifestyle: los recomendados de… Muriel del Barco

Muriel del Barco es periodista en MDZ, influencer y content manager de Happy Brands.

Calm. Durante la cuarentena obviamente aumentaron mis niveles de ansiedad, y aunque la meditación ya era un hábito en mi vida, me volví más constante. No me levanto de la cama sin hacer mi meditación. Para eso uso una App que se llama Calm. ¡Recomendadísima! 

Playlists. La música tiene un lugar muy importante en mi día, la uso para todo. Así que durante estos meses aproveché y armé una playlist para cada ocasión: entrenar, relajar, limpiar, disfrutar, bailar… Todo está musicalizado.

Series. Antes que nada, aunque todos somos fanáticos de Netflix, recomiendo que se unan a Amazon Prime Video. Ahí encontré películas y documentales que me encantaron. Pero sobre todo me encantó una serie que tiene un mensaje espectacular: Modern Love. El amor en tiempos modernos es todo un desafío. 

Documental. Recomiendo “Los secretos ocultos del dinero”, que se puede encontrar en YouTube. Personalmente, el ver este documental me ha cambiado totalmente la visión que tenía sobre cómo funciona el sistema económico/financiero. Es un documental de cinco capítulos realizado por Mike Maloney. ¡Les va a gustar!

Socializar. Aunque el contexto no ayuda mucho, la mayoría de las personas se sienten tristes y creo que eso tiene que ver con la falta de contacto social. Por eso, una vez por semana (tomando los recaudos correspondientes) ceno o almuerzo en algún restó o bodega mendocina junto a mis amigos. Les recomiendo visitar Casa Vigil, Casa de Uco, Pie de Cuba o Terrazas de Los Andes. Nos hacen bien al alma. 

Podcasts y LIVE. Creo que durante toda la cuarentena prendí sólo una vez el televisor: prefiero elegir yo el contenido y el momento para disfrutarlo. Durante estos días me hice muy fan de un sinfín de podcasts que escucho mientras camino o hago bici, así como también de la amplia propuesta de LIVE que encontramos en Instagram.

Compras online. Este hábito que tenía poco incorporado me cambió la vida. Y en todas las compras tuve una excelente experiencia. Lo único que no puedo dejar de hacer es ir al supermercado (¡que me encanta ir!). 

Lectura y vino. Confieso que había dejado por completo el alcohol, pero “volví al tinto” (como dice la Su): una copa de vino y un buen libro se volvió un placer de esos que hay que saber agradecer. ¿El libro? Estoy leyendo “4 hour work week” de Timothy Ferris. ¿Un vino? Un Tomero Cabernet Franc de Bodega Vistalba. ¡Sublime! 

Escribir un comentario