Lifestyle

Los Recomendados de… Alejandra Navarría

Las clases al aire libre brindadas en Yoga por los Caminos del Vino me hicieron redescubrir magníficos escenarios para elevar el espíritu. Literalmente, son divinidad hecha jardín.

Los jardines de Andeluna despliegan vitalidad. Una magnífica vista al Cordón del Plata, viñedos, césped, piedra y madera que invitan a “degustar” las más lindas puestas de sol.

Renacer, en Luján, con sus sauces, laguna y aves remite al paisaje magistral de la “più bella Toscana”.

Casa Vinícola Conalbi Grinberg, en Maipú, tiene cerezos, durazneros, nogales, almendros, higueras, naranjos y limoneros. ¿Un must? el espacio bajo un parral de moscatel rosado.

Piedra Infinita, de bodega Familia Zuccardi en San Carlos, ostenta un jardín de 1700 m2 de césped con una genial vista de la cordillera de los Andes.

Rosell Boher Lodge es majestuoso. Desde la terraza de cada unidad se divisa la flora autóctona, los espejos de agua, caminos de piedra y viñedos en espaldero que se pierden en la montaña.

 “La Piedra”, esa obra intervenida por las esculturas de Alfredo Ceverino en Bodega A16, custodiada por los soldados del Zodíaco, es un espacio mítico, de poderosa energía.

Escribir un comentario