Empresas y Negocios

Mientras el cash sigue en cuarentena, el QR empieza a ganar la calle

Las aplicaciones se pueden convertir en una forma de paliar la propagación de la pandemia al reducir la circulación de dinero en efectivo. Qué ofrecen.
Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El intercambio de dinero en efectivo es un vector de propagación del coronavirus. La advertencia alertó al Gobierno, que la semana pasada pidió a la Cámara Fintech propuestas para usar estas soluciones que minimicen los pagos con billetes. En especial, los códigos QR, una versión renovada de los códigos de barras, que permite abonar al escanear una imagen, sin ningún tipo de contacto entre el cliente y el comercio, ideal en épocas de pandemia.

Según Juniper Research, se espera que esta modalidad aumente al menos 300% en los próximos cinco años. En China, el total de pagos móviles superó los US$ 5,5 billones el año pasado con un dato que impresiona: la mayor parte de esa cifra llegó vía pagos QR realizados con las aplicaciones WeChat y Alipay (de Alibaba).

En Argentina, el proceso de abonar con QR es sencillo y está integrado con las billeteras electrónicas más conocidas del mercado local, como Mercado Pago, Todo Pago, Naranja X, Plus Pagos, ValePEI y Yacaré, por citar las principales.

Sólo hay que escanear el código con una app y luego, directamente, hay que elegir la forma de pago: tarjetas de crédito y débito o saldo en cuenta. Para los comercios, la ventaja más evidente es que les evita tener que disponer de un terminal de cobro POS convencional para recibir el dinero de sus ventas.

Tras años de crecimiento, las empresas del sector esperan que en este 2020 crezcan exponencialmente los pagos electrónicos móviles, con el código QR y las billeteras virtuales a la cabeza. Más aún si -como plantean algunas firmas del sector- los comercios barriales comenzarán a recibir pedidos por WhatsApp y enviar códigos por este mensajero para recibir los cobros.

Desde Mercado Pago señalan como cifra fundamental para este objetivo los 60 millones de smarpthones que existen en el país (a razón de 1,5 por habitante), que los convierte en una herramienta común para la mayoría de la población, sin importar edad, lugar de residencia o segmento económico y social.

“El share de pagos con QR sobre el total de transacciones aún es bajo y hay mucho camino por recorrer para que se convierta en el medio más usado”, señala a iProUP Hernán Corral, Chief Product Officer de Naranja X, la billetera con QR incluido que se lanzó en la segunda mitad de 2019.

El ejecutivo de la spin-off digital de Naranja, mayor emisor de tarjetas del país con nueve millones de plásticos y cinco millones de usuarios, asegura: “A medida que la tecnología de las alternativas contactless avance, será la opción más usada ya que no requiere tener crédito en el celular ni señal”.

Los números del jugador más grande del sistema, Mercado Pago, no dejan de sorprender: sólo en diciembre de 2019 registró 1,1 millones de usuarios de QR y más de 700.000 comercios lo usaron para cobrar. Se estima que la cantidad total de argetinos que tiene instalada la app llega a los 2 millones.

De ese total, el 50% son pequeños negocios, como feriantes, vendedores ambulantes, Pymes y profesionales independientes. Hasta se incorporaron los taxis de la Ciudad de Buenos Aires: más de 4.000 ya proponen esta modalidad.

Se observó una gran expansión en Capital Federal, Conurbano, Córdoba, Mendoza, Santa Fe y otras provincias “gracias a acuerdos con socios estratégicos, como supermercados, heladerías, YPF, Shell, McDonald’s, Mostaza y Burger King”, expresa Losada.

Una propuesta llamativa de esta firma es que comenzó a implementar un tema fundamental de cara a los usuarios: que no consuman datos móviles al usar la billetera de Mercado Pago. “Ya lo tenemos implementado con una de las empresas de telefonía móvil y estamos en negociación para hacerlo en breve con las otras telefónicas del país”, asegura.

Fuente: Punto a Punto Córdoba

Autor

Escribir un comentario