Empresas y Negocios

Momento difícil para la hotelería porteña: sólo en Argenprop hay 189 a la venta

Los hoteles de la Ciudad de Buenos Aires transitan su peor momento en décadas pero el declive, dado el nulo escenario de actividad y la proliferación de los contagios con Covid-19, todavía no llegó a su final.

Tras enfrentar un cierre por la pandemia que se prolongó por 9 meses, la salida de la cuarentena lejos estuvo de acercarles una mejoría a los alojamientos. La ausencia total de turistas, sumado al retiro de las ayudas oficiales para cubrir parte de los sueldos y el alza de los costos fijos de los emprendimientos, redundó en una catarata de hoteles que hoy se «rematan» en plataformas online de compraventa de inmuebles.

En esa dirección, el portal iProfesional constató que sólo en sitios como Argenprop el total de alojamientos -o instalaciones que funcionaron de esa forma en los últimos meses- puestos a la venta suma 189. Y en el sector sendos referentes de la actividad dan por descontado que ese acumulado se incrementará fuerte en este primer trimestre de 2021.

Consultada respecto de esta ola que crece a la par del coronavirus, Gabriela Akrabian, presidente de la Cámara de Hoteles dentro de la AHRCC, la asociación que nuclea a los alojamientos, restaurantes y bares porteños, dijo a iProfesional que esta salida masiva a la venta es consecuencia «de la crisis en la que estamos y en la que vamos a seguir estando durante 2021».

«Con respecto a los cierres, entre nuestros socios unos 18 se dieron de baja por cierre definitivo desde fines de noviembre a hoy. Sabemos que hay muchos más en esa condición pero que todavía no informaron y otros que también cerraron, pero no son socios. La situación es crítica», resumió.

«Hay muchos hoteles que cerraron porque no se está trabajando y seguramente son los que están siendo publicados en esos sitios de venta. Después hay alojamientos que están viendo cómo se pueden salvar. Después de 9 meses cerrados y con quita de los ATP para pagar parte de los sueldos, habrá un efecto dominó: de acá a marzo caerán muchos más», añadió.

Akrabian remarcó que a los hoteles de la Ciudad -75 por ciento pyme- «ya no les queda resto, no hay saldo en la cuenta ni plata alguna para subsistir». Si bien reconoció que el sector sigue manteniendo a buena parte de su personal, sostuvo que la continuidad laboral se hace cuesta arriba semana a semana.

«En todo lo que tiene que ver con el personal, se está cumpliendo. Los sueldos se están pagando. Tratamos de mantener los puestos de trabajo, aunque con la doble indemnización se complica todo. Uno no quiere desvincular a la gente. Ahora, si no podés pagar ¿qué vas hacer?», se preguntó. La quita de los ATP que acercaba el Gobierno, y permitían cubrir el 50 por ciento de cada sueldo, agiganta los interrogantes en el sector.

La directiva expuso que los hoteles siguen enfrentando enormes gastos fijos en un contexto de turismo nulo en la Ciudad.

Ad

Escribir un comentario