Lifestyle Vinos

Monte Quieto, Bodega de Familia, celebra los primeros 15 años de su Alegre Gran Corte

La bodega, fundada por Agustín Casabal y Matilde Pereda, sale al mercado con la edición 2020 de uno de sus vinos más emblemáticos, de la mano del enólogo Leonardo Quercetti.
Ad

    A 15 años del primer lanzamiento Monte Quieto Alegre Gran Corte, llega esta añada 2020: un corte 43% Cabernet Franc, 35% Malbec y 22% Syrah, elaborado con uvas provenientes de los tres viñedos de la bodega.

“Alegre Gran Corte es la síntesis, la quintaesencia de la bodega. Es de los primeros cortes que se hicieron en esta casa y el que más esfuerzo nos representa. Está conformado por entre diez y doce componentes distintos ya que trabajamos con parcelas separadas y diferentes de las tres fincas, que además son de distintas variedades. Los varietales elegidos -Cabernet Franc, Malbec y Syrah- son los que nos representan”, explica el enólogo Leonardo Quercetti. Asegura que “se trata de un corte elaborado a partir de una rigurosa selección en el viñedo”.

“Es el vino que más vendemos -destaca el enólogo-. En Estados Unidos se ofrece por copa en una conocida cadena de restaurantes. Y hacemos todos los esfuerzos para lograr el mayor volumen y la mejor calidad”, concluye.

Ad

Notas de cata

     Con una crianza de 12 meses en barricas de segundo uso y una estiba de 9 meses en botella antes de ser comercializado, este blend pleno de aromas, resulta muy atractivo en nariz, donde aparecen ciruelas, frutos secos y notas mentoladas. En boca se destaca por su equilibrio y excelente acidez. De cuerpo medio, amplio y fresco, refleja notas herbáceas y especiadas que, enlazadas con la fruta, ofrecen una complejidad única. 

Precio sugerido en vinoteca: $ 1850

Una historia de amor

     La de Monte Quieto, Bodega de Familia, es una historia de amor que empezó hace más de 20 años, cuando Agustín y Matilde juntos llegaron a Luján de Cuyo, Mendoza, y encontraron en Agrelo su lugar para dar vida a su pasión por el vino y para afincar allí su vida familiar. 

     Monte Quieto tiene dos características: sus vinos de corte, a los que Agustín y Matilde no dudan en caracterizar como más complejos y equilibrados que casi todos los monovarietales.   

                      “Gracias a la combinación de variedades o de una misma variedad pero extraída de diferentes suelos, obtenemos vinos aún más completos”, observa Agustín.

    La segunda particularidad de Monte Quieto es la elección desde sus inicios del Cabernet Franc, como principal emblema de sus vinos, poco frecuente hace 20 años en los viñedos y vinos argentinos.

“En Mendoza, dada la particular madurez que alcanza esta uva, sus aromas y sabores ya cautivan desde la viña y se fortalecen en la bodega, entregando una expresión delicada en la copa”, destaca Matilde.

    Actualmente, Monte Quieto elabora tres líneas de vino –Quieto, Alegre y Enlace-, todos con enología de Leonardo Quercetti, producidos íntegramente de uvas propias, celosamente cuidadas y recolectadas a mano. El respeto a las tradiciones de la viticultura  de Mendoza da por resultado vinos que conservan y aseguran la expresión más pura y directa de los terruños que le dieron origen

“Elaboramos todos los vinos con uvas de nuestros propios viñedos, en los que básicamente tenemos Cabernet Franc, Malbec, Syrah y muy poquito de Cabernet Sauvignon”, señala el enólogo

Ad

Escribir un comentario