Mendoza

Operativo de anticipo de cosecha: productores destacan una tonificación en los precios de venta

Este año, tras la implementación de un nuevo operativo de anticipo de cosecha, productores mendocinos destacaron una importante tonificación en los precios de venta. La iniciativa, impulsada desde la cartera económica provincial, contó con la participación de 39 bodegas y estuvo orientada a financiar a productores, contratistas y bodegueros e incorporó, por primera vez, el varietal malbec fijando precios de referencia para el sector.  

Alfredo Aciar, director ejecutivo del Banco de Vinos de Mendoza, comentó que los operativos se montaron en un contexto donde los precios que se estaban formando estaban por debajo de los que realmente debían formarse. “Esto responde a una información asimétrica entre oferta y demanda. Ante una situación como esta, el Estado debe intervenir”, resaltó.  
“La realidad indicó que estábamos acertados porque los precios se acercaron e inclusive, en algunos casos, superaron los precios establecidos como referenciales y todos los productores que pudieron vender sus uvas se vieron beneficiados con esta política”, expresó el funcionario.  

Edgardo Roby, productor vitícola de Rivadavia, miembro de Asociación de Productores del Oasis Este mendocino (Aproem) y consejero del Banco de Vinos de Mendoza, comentó que en esa zona provincial el precio por el kilo de uva criolla, en promedio, ha sido de $20 al contado y, en algunos casos, en dos cuotas”.    

Ad

“Estos operativos son muy buenos porque ayudan a tener algunas alternativas más a mano. Depende sí o sí de que el bodeguero quiera participar. A principio de año se hablaba de un precio de referencia que oscilaba entre los 15 y los 16 pesos y, luego del lanzamiento de esta operatoria, gran parte de los elaboradores ha pagado 20 pesos por kilogramo de uva”, explicó.  

Mario Leiva, de la Sociedad Rural del Valle de Uco, comentó: “Nosotros venimos peleando por el precio de referencia hace mucho tiempo. El malbec que tienen nuestros productores es distinto al resto y esas características, que lo ponen en otro nivel, están siendo reconocidas por esta herramienta”.  

Leiva reconoció que este operativo es un gran avance para la provincia como para todos los productores, y agregó: “Llegó para poner condiciones más claras y transparentes. Es un proceso de diferenciación del malbec que permite discutir otras cosas. Este operativo ha permitido tonificar bastante el precio. Es una herramienta clave del Estado”.  

Consultado Leiva sobre cuál era el precio de referencia antes del operativo y los precios pagados al productor una vez concluida la temporada de cosecha, dijo: “Al inicio los precios oscilaban en 25 pesos por kilo aproximadamente. Según nos han informado nuestros asociados, luego de la implementación del operativo se ha pagado entre $55 y 68 pesos”.  

Por su parte, Gladys Buscema, productora vitivinícola de Junín, señaló que, más allá de no haber formado parte de la operatoria, las bodegas se pusieron a tono con el precio: “En mi caso me pagaron $20 y 22 pesos por kilo de uva criolla. En algunas bodegas el pago ha sido acordado en 3 y 4 cuotas. Yo, además, tengo uva bonarda y en este caso el precio ascendió a $25, pero el plazo de pagos lo elevaron a cinco meses”.  

“Me parece muy bien que el Gobierno provincial salga a apoyar a los productores. Realmente se deben buscar formas para que el sector siga de pie, si no los bodegueros pagan como se les da la gana”, remarcó Buscema, quien a su vez es miembro de Aproem.  

“A esta situación se suma que los bodegueros están evaluando no respetar el precio pactado a raíz de que ahora hay más uva que la que se había pronosticado. Necesitamos, de una vez por todas, buscarle la vuelta como para lograr hacer una diferencia y que no solo sea cubrir los costos”, cerró.  

En tanto, Marcela Moroncelli, productora primaria del oasis Este, comentó: “Yo me dedico desde hace poco tiempo a la producción de vinos con certificación de orgánicos. En este segmento, la valoración que se le da es, en promedio, un 30% más que el resto de las uvas que se cosechan de manera tradicional. Es decir, en gran parte de los casos el valor pagado por las uvas criollas fue de $20 mientras que la misma variedad orgánica fue pagada a 27 pesos”.  

Moroncelli, quien además se desempeña como contadora de otros productores vitivinícolas de la zona Este, comentó que la variedad de uva malbec pagada al productor osciló entre $33 y $35, mientras que la misma variedad orgánica apenas llegó a $42.  

Por último, Fabián García, productor primario oriundo del Valle de Uco, agregó: “Este es un programa muy auspicioso para los productores. Se logró incrementar los precios cuando las bodegas no salían con precios firmes. Fue una base para saber dónde estábamos parados. En relación con el año pasado la uva malbec se vendió a $25, ahora cerramos a $65 el kilo. Así es que ha sido una muy buena operatoria. Si el Gobierno no hubiera salido con un precio de referencia no sabemos qué hubiera pasado”.  

Precios de referencia  

El precio referencial para las variedades de uva aptas para la elaboración de mosto es de $20 por kilogramo, mientras que para la uva malbec se estableció $40 el kilo para la zona Noroeste de la provincia, $50 para la Primera Zona y la región Sur y de 65 para el Valle de Uco. Estos precios se determinaron en función de los registros históricos que han tenido estas uvas en Mendoza. 

Fuente: Prensa Economía

Escribir un comentario