DESTACADA Empresas y Negocios

¿Por qué viajar se hace cada vez más caro en Argentina?

El Ministerio de Seguridad oficializó la entrada en vigor de la nueva Tasa de Seguridad de la Aviación, un cargo adicional cuya discusión, en el marco de las sesiones en el Congreso, levantó polvareda a fines de octubre. En ese momento, Javier Milei, crítico acérrimo de los nuevos impuestos, abandonó la sesión junto con parte de su bloque y ese sólo movimiento permitió un resultado 121 a 120 a favor del Gobierno, el gran impulsor del adicional que ahora se integrará al valor de los tickets.

Desde fuerzas como la Coalición Cívica ARI arreciaron los cuestionamientos a Milei, a quien responsabilizaron de forma directa por la generación de la tasa.

¿En qué consiste la nueva tasa?

Según se detalla en el Boletín Oficial, corresponde al servicio público de seguridad de la aviación civil contra actos de interferencia ilícita, que presta la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria) en los aeropuertos y aeródromos que integran el Sistema Nacional de Aeropuertos.

«Los sujetos alcanzados por la Tasa de Seguridad de la Aviación serán los pasajeros que embarquen en vuelos internacionales, regionales y/o de cabotaje de aeropuertos o aeródromos pertenecientes al Sistema Nacional de Aeropuertos de la REPÚBLICA ARGENTINA, a bordo de una aeronave comercial o no comercial, ya sea en vuelo regular, no regular o privado», se informó de forma oficial este viernes.

El gravamen aplicará a todos los tickets a partir del próximo lunes 9. La tasa ahora oficial presentará un valor que no podrá superar el equivalente a 0,25 por ciento del sueldo básico del grado jerárquico de Oficial Principal del Escalafón General del Personal Policial de la PSA.

¿De cuánto será la carga en los pasajes?

El monto base para cada pasajero que procure viajar a destinos internacionales fuera de la región será del orden de los 1,40 dólares. Para los itinerarios regionales regirá la misma cifra.

«Los sujetos alcanzados por la Tasa de Seguridad de la Aviación serán los pasajeros que embarquen en vuelos internacionales, regionales y/o de cabotaje de aeropuertos o aeródromos pertenecientes al Sistema Nacional de Aeropuertos de la REPÚBLICA ARGENTINA, a bordo de una aeronave comercial o no comercial, ya sea en vuelo regular, no regular o privado», se informó de forma oficial este viernes.

El gravamen aplicará a todos los tickets a partir del próximo lunes 9. La tasa ahora oficial presentará un valor que no podrá superar el equivalente a 0,25 por ciento del sueldo básico del grado jerárquico de Oficial Principal del Escalafón General del Personal Policial de la PSA.

Para los vuelos de cabotaje, en cambio, el valor de base –esto significa que el monto puede ascender– que se aplicará a los tickets por cada pasajero doméstico se ubicará en torno a los 260 pesos.

Los vuelos y su carga de impuestos

Este nuevo impuesto se suma a los vigentes para los viajes aéreos como la tasa de uso aeroportuario (57 dólares), la tasa de migraciones y aduana (10 dólares), la Tasa de Seguridad (8 dólares), la Percepción al Impuesto a las Ganancias (45 por ciento), el Impuesto PAIS (30 por ciento) y la Percepción a cuenta de Bienes Personales (25 por ciento), entre otros.

En JURCA, la cámara que agrupa a las aéreas internacionales que operan en la Argentina, la creación de esta tasa es observada como un nuevo argumento en contra de la recuperación de la actividad aerocomercial tras los duros años de pandemia.

«Crear esta tasa es abrir una puerta hacia no sabemos dónde, no sabemos qué nivel de servicio o alcance tendría», dijo al respecto Felipe Baravalle, director ejecutivo de la entidad, en octubre pasado.

«Las líneas aéreas ya pagan por servicios de seguridad privada en el aeropuerto porque hoy PSA no cubre por ejemplo el escaneo de valijas que es su responsabilidad», agregó el directivo y concluyó indicando que «encarecemos cada vez más los pasajes».

La suba impositiva que impulsó La Cámpora

Recientemente, el Gobierno movió las piezas y a través de un organismo bajo control de La Cámpora fijó una suba en las tasas de uso aeroportuario que pegará en los pasajes para vuelos a partir del segundo mes de 2023.

La disposición, publicada en la edición del lunes 19 de diciembre del Boletín Oficial, elevó a 1.100 pesos un gravamen hasta principios de mes no alcanzaba los 615 pesos. Añadido el IVA, los vuelos que se compren ahora, pero para servicios a utilizar desde febrero, tendrán un adicional de 1.331 pesos por tramo.

Si bien la medida fue «celebrada» por Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000), la principal concesionaria aérea del país y uno de los principales arietes comerciales de Eduardo Eurnekian, lo cierto es que la medida le garantiza caja «fresca» al Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), una dependencia controlada por la agrupación que encabeza Máximo Kirchner.

En el ámbito aerocomercial dan por descontado que este incremento en los impuestos redundará en menos viajeros por el aumento de los pasajes. La medida, entienden, afectará los números del sector tras un año positivo para la actividad aerocomercial.

Fuente: iProfesional

Escribir un comentario