Mendoza

Presentan proyecto de reforma de la Constitución de Mendoza sin reelección de gobernador pero con doble vuelta

El Gobernador Rodolfo Suarez envió el proyecto de ley para reformar la Constitución provincial. El ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Víctor Ibañez, fue quien lo presentó en la Legislatura.

La iniciativa se sustenta en distintos ejes que apuntan a lograr una disminución sustancial del costo de la política, una mayor calidad institucional y mejores controles en el manejo del sector público.

Puntos centrales y los fundamentos del gobierno

Se busca transformar el Poder Legislativo en unicameral, asegurando así la representación territorial de todos los municipios y sin elecciones intermedias, al incorporar la representación poblacional y territorial con una composición que no podrá superar los 48 legisladores. Actualmente, los departamentos de Malargüe, Rivadavia y Tupungato no tienen representación en la Cámara de Diputados, en tanto que Santa Rosa, Tunuyán y Junín no tienen senadores que los representen.

La consagración del principio del equilibrio fiscal como un derecho de todos los mendocinos es otra de las claves de este eje con el que se busca asegurar una adecuada relación entre ingresos y egresos. De esta manera, sin equilibrio fiscal no se permitirán los ingresos al Estado, entre otros temas.

Admás se trata de impulsar una serie de reformas puntuales que expresamente excluyen la discusión de la reelección del gobernador.

Eliminar las elecciones de medio término es otro de los puntos. Junto con el ahorro en términos monetarios, generará un menor “costo” en términos institucionales, desde que no se destinará tiempo a la definición de candidatos -internas o PASO-, a las campañas, entre otros aspectos, permitiendo que la Legislatura tenga cuatro años de labor ininterrumpida en sesiones extendidas acordes con un Estado moderno.

En este esquema, la introducción de la doble vuelta en el sistema de elección del gobernador garantiza un Ejecutivo dotado de suficiente legitimación popular para llevar adelante, en sus cuatro años de mandato no prorrogables, todos los proyectos que, en definitiva, determinaron su elección por el pueblo.

La reforma también permitirá adecuar nuestra Constitución a los nuevos avances en materia de derechos, destacando en este aspecto la igualdad real de oportunidades entre mujeres y varones en el ámbito público y privado.

Se mantiene, casi en su totalidad, el esquema institucional pero adaptándolo a las nuevas demandas de la población, como el establecimiento de la no reelección del gobernador o la limitación del resto de los mandatos. También se establece como edad máxima para el ejercicio de la magistratura la de 70 años.

Se persigue la incorporación de nuevas herramientas de participación, tanto de forma directa como ampliando el universo de quienes acceden al sufragio. Para ello, entre otros temas, se reconoce el derecho al voto voluntario para los jóvenes de 16 años y a los miembros de la Policía.

Además, se apunta a la autonomía municipal, reglando su alcance y contenido en los aspectos institucional, político, administrativo, económico y financiero, adaptando así el texto provincial a la letra expresa de la Constitución Nacional.

Escribir un comentario