Empresas y Negocios Turismo

PreViaje: los operadores esperan con ansias la tercera edición y le piden al Gobierno definiciones

Crece la expectativa en la industria del turismo por la vuelta de PreViaje, el plan de estímulo del Gobierno que reintegra el 50% de los consumos en destinos nacionales y permite reutilizar el crédito en servicios del rubro. Ya pasado el mes en el que estaba previsto el anuncio, los operadores esperan con ansias la tercera edición y le piden al Gobierno definiciones.

En los últimos días, trascendió que se tomó la decisión de suspender el relanzamiento. Pero el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación confirmó que habrá PreViaje 3. En una conferencia de prensa que se realizó este jueves con motivo de mostrar los resultados de la temporada de invierno, en la que Aerolíneas Argentinas anunció la continuidad de vuelos que lanzó inicialmente solo por las vacaciones, el ministro Matías Lammens aseguró que «el programa ya está listo».

Así las cosas, a los operadores todavía no se les comunicó la fecha de su presentación oficial ni desde cuándo empezará a regir. Según el Gobierno, el relanzamiento es inminente, pero en el sector recalcan que, a medida que pasan los días y no hay definiciones, crece la incertidumbre no solo entre los prestadores, sino también entre los consumidores, que en las últimas semanas consultaron por su regreso y, a la espera de su reanudación, postergaron compras para aprovechar sus beneficios. A eso se le suma que, por la incertidumbre con el dólar, muchos anticiparon las contrataciones de sus próximas vacaciones.

Por eso, le piden al Gobierno que apure las definiciones. Para los principales jugadores de la industria -agencias de viajes, aerolíneas, hoteles, firmas de asistencia al viajero, empresas que brindan excursiones y restaurantes-, el impacto positivo del programa es clave para impulsar las ventas, teniendo en cuenta los números que dejaron las dos ediciones anteriores.

«PreViaje es una inversión histórica del Estado Nacional en turismo, con el objetivo de iniciar la recuperación de uno de los sectores más castigados por la pandemia. Mientras que la primera edición fue muy exitosa, la segunda superó todas las expectativas e impulsó una temporada récord. Por eso, vamos a lanzar una tercera edición, enfocada en mantener el movimiento turístico durante todo el año», expresó Lammens. 

Qué dicen las agencias 

Al respecto, Paula Cristi, gerente general de Despegar para la Argentina y Uruguay, expresó: «El relanzamiento es una gran noticia y un motor para la recuperación, que, como vimos en las otras dos ediciones, genera un efecto positivo en las economías regionales asociadas a la movilidad».

«Celebramos que se repita. Entendemos las modificaciones que se proponen para esta tercera oportunidad y nos parece que, en cualquiera de sus versiones, significa un incentivo muy importante», agregó.

Érika Schamis, director of Sourcing Non Air & Media del Grupo CVC -dueño de Almundo, Avantrip y Biblos-, también destacó que las dos ediciones anteriores fueron «muy exitosas» y señaló que mantienen una comunicación fluida con las autoridades nacionales para entender las bases de la nueva.

«Estamos con expectativas porque hay gente que está postergando la compra a la espera de las definiciones. Si se mantienen las condiciones oportunamente informadas, esta tercera edición va ser muy buena para el sector», subrayó Julián Gurfinkiel, cofundador y chief marketing officer (CMO) de Turismocity. 

Por su parte, Martín Romano, CEO de Atrápalo, indicó que «cuando se lance PreViaje 3, lo que más se podrá aprovechar serán las escapadas de tres o cuatro días».

Por qué la demora 

El anuncio de PreViaje 3 estaba previsto, originalmente, para julio, antes de las vacaciones de invierno. La venta se abriría en agosto y el programa iba a poder usarse para viajar a partir del 1° de septiembre durante todo ese mes, octubre y noviembre, con la posibilidad de que se sumaran los primeros días de diciembre.

Los sucesivos cambios de funcionarios demoraron las definiciones, le explicaron a este medio fuentes de la cartera de turismo nacional, y mencionaron que «los días en que estuvo Silvina Batakis como ministra de Economía se avanzó con la Secretaría de Comercio Interior en las negociaciones por un posible acuerdo de precios».

La fijación de valores, que en las anteriores ediciones no se dio, sumado a la compleja situación presupuestaria son los principales puntos que incidieron en los retrasos. «Estamos a la espera de las definiciones del nuevo equipo económico. Esperamos que salga pronto. Aún hay que esperar unos días», remarcaron desde el ministerio. 

Ayer fue un día de avances. Lammens se reunió junto con el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, y representantes de las cámaras del sector para definir los alcances del programa, un importante motor para las economías regionales.

Se espera que todos los destinos nacionales estén habilitados, pese a que hace meses se habló de que solo se podría usar el crédito en aquellos considerados emergentes. Por lo pronto, hasta lo que se sabe, el porcentaje de devolución se mantendrá en el 50% y el tope de reintegro en $ 100.000, mientras que los los afiliados del PAMI tendrán una devolución mayor, del 70%. Al igual que en los casos anteriores, está previsto que el importe reintegrado se pueda usar a lo largo de todo 2023.

En sus primeras dos ediciones, el programa implicó ingresos por $ 165.000 millones. En la segunda edición, se gastaron $ 150.000 millones, viajaron 4,5 millones de turistas y más de 300.000 usaron el crédito este invierno. En tanto, la primera movilizó a 600.000 turistas, con ingresos por $ 15.000 millones.

Fuente: El Cronista

Escribir un comentario