DESTACADA

Por inundaciones, la provincia no percibió $1700 millones

La Bolsa de Cereales de Córdoba presentó un informe sobre la evolución de las inundaciones y su impacto económico en la Provincia de Córdoba.

Sobre esto, detallaron que las consecuencias económicas que tuvieron las inundaciones sobre la producción cordobesa ronda los 1700 millones de pesos si se tiene en cuenta el potencial ingreso que la provincia podría haber tenido. Esta estimación está hecha en función de las zonas afectadas: 104.600 has. inundadas, lo que representan el 1,3% de la zona agrícola de la provincia, según mediciones de la entidad que van desde el 5 de diciembre hasta el  29 de enero (sobre un total de 8.000.000 has.).

En términos comparativos, esto implica un incremento del 730% de las inundaciones en superficies agrícolas si se toma como referencia la situación de julio y agosto del 2014 y  es un 75% mayor a las zonas afectadas meses atrás, en septiembre de 2016.

Sobre las causas de este impacto, Luis Macario, Presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba, criticó: “Esto no se da por un solo factor. Hay una concurrencia de factores que se han producido y han tenido como consecuencia las actuales limitaciones. Hay un tema de manejo de tierras y el sector del agro tiene que hacer su autocrítica”. Además, subrayó la necesidad de acciones de gobierno: “Pero los gobiernos de turno, en todos sus niveles, tienen que tomar como política de estado la realización de obras de infraestructura basadas no en una posición reactiva, sino proactiva. Tienen que trabajar previniendo esto”, reclamó.

Uno de los motivos de esa demanda encuentra su explicación en las pérdidas del sector. “Con 1700 millones de pesos se pueden comprar 9.600 canastas básicas (todas las familias de Villa Dolores o Jesús María) ó 3165 viviendas de 50 metros cuadrados, lo que implica la creación de un barrio del tamaño de Malvinas Argentinas”, ejemplificó Luz Fuentes, del Departamento de Investigación de la Bolsa de Cereales. A su vez, ilustraron las pérdidas con la posibilidad de realizar una obra que consideran necesaria para los productores cordobeses: la reparación y el mejoramiento con arenado y ripio de 6.600 kms. de caminos rurales.

Macario también focalizó su discurso en una de las críticas más fuertes hacia los productores agrícolas. “Tampoco hay que echarle toda la culpa al tema de la sojización porque otro factor que no es menor es la implementación de políticas activas y de estímulo para que, por ejemplo, se hagan las adecuadas rotaciones. El Gobierno anterior pretendía la soja porque con la soja conseguía recursos financieros a través de las retenciones. Eso ha cambiado”, subrayó.

Además, como respuesta a lo que consideró a una coyuntura de “ambientalistas vs. agro” expresó: “Yo quiero decir que nosotros somos ambientalistas por nuestro propósito de proteger lo que nos da de comer”, aunque en tono de autocrítica sobre el sector admitió que “muchas veces el productor necesita que lo controlen para que implemente una correcta gestión de los terrenos”.

Zonas más afectadas

Entre los departamentos más afectados se encuentran Presidente Roque Sáenz Peña, con un 7,7% de participación del agua sobre el área agrícola y le siguen San Justo, Gral. Roca, Marcos Juarez y Unión, todos con un 1,7% de tierras afectadas.

 

Autor

Escribir un comentario