Rodrigo Arizu, Presidente y CEO de Viña Alicia: herencia familiar

0

Siempre. Rodrigo Arizu estuvo desde siempre ligado a Viña Alicia, la empresa familiar de la cual es presidente y CEO. Es licenciado en Comercio Internacional de la Universidad del Aconcagua y posee una especialización en Negocios en la Universidad de Oxford, Inglaterra, pero desde que era estudiante ya formaba parte del proyecto que fundaron sus padres Alberto Arizu y Alicia Mateu.

Todo. Rodrigo recuerda que, desde antes de terminar los estudios, ya participaba de las experimentaciones que hacían sus padres con los distintos varietales que traían desde otros países. Y después, cuando comenzaron a producirse los vinos, “embotellábamos en una maquinita italiana y encorchábamos manualmente, además de hacer todas las compras de insumos y hasta limpiar la bodega”.

Venta directa. Viña Alicia tuvo su primera cosecha en 1998 y su primer mercado fue el externo, gracias al estímulo y a la demanda de extranjeros conocidos que probaban sus vinos. En 2003 comenzaron con el mercado interno y en junio pasado abrieron la venta directa en su bodega de Mayor Drummond, “lo cual nos tiene muy entusiasmados a nosotros y a las agencias gracias a la buena respuesta del turismo extranjero y también del local”.

Herencia. La producción de Viña Alicia es de unas 80.000 botellas al año, con blends únicos que se basan en experimentaciones con más de 50 varietales. La línea Generaciones sólo se vende en la bodega, pero también cuentan con las líneas Colección de Familia y Viña Alicia. Rodrigo está a cargo de todo, bajo la mirada atenta y la experiencia de su padre, del cual “heredé toda la pasión por los viñedos y el vino” y al cual “es un privilegio tenerlo todo el tiempo a mi lado”.