Empresas y Negocios Turismo

Royal Caribbean vende 2 de sus barcos más emblemáticos y anunció nuevos planes para reconstruir su negocio

«Empress y Majesty of the Seas han dejado una marca indeleble en la industria de los cruceros con su diseño y tamaño. Cuando se presentaron, eran los barcos más revolucionarios de la industria de cruceros y han seguido haciendo historia en sus tres décadas de servicio. Despedirse de ellos es un momento importante en la historia de Royal Caribbean, difícil pero necesario. Con planes para nuevos barcos que se unirán a la flota durante los próximos años, esperamos que los invitados y la tripulación puedan crear nuevos recuerdos con nosotros», expresó Michael Bayley, presidente y director ejecutivo de Royal Caribbean International.

Cuando se lanzó en 1990, Empress (Emperatriz) fue el primer barco diseñado para mini cruceros de 3 y 4 noches con itinerarios por Las Bahamas desde Miami. La «Emperatriz» no solo fue la primera en navegar desde Cape Liberty a Bayonne (Nueva Jersey) cuando Royal Caribbean abrió la terminal en 2004, sino que marcó un hito en 2017 cuando zarpó para el crucero inaugural de la compañía a Cuba.

Majesty, por su parte, jugó un papel crucial en el compromiso de Royal Caribbean por redefinir los estándares de la industria en materia de embarcaciones. El tercer barco de la Clase Soberana debutó en 1992 doblando el tamaño de un crucero promedio en ese momento, con itinerarios de siete noches por el Caribe occidental desde Miami.

Ad

Los barcos fueron vendidos a una naviera con sede en Asia Pacífico, que posteriormente anunciará los viajes de los buques en esta nueva etapa. Los huéspedes y agentes de viajes que tenían reservas para sus clientes en Empress and Majesty serán contactados por la empresa para evaluar las opciones disponibles.

Otros planes

Mientras cambia la flota, Royal Caribbean Group anunció planes para lanzar «Pay It Forward», una segunda fase de su programa RCL CARES para apoyar a sus asesores de viajes mientras buscan reconstruir sus negocios después de un desafiante 2020.

El programa pone un fondo común de u$s40 millones a disposición de los asesores de viajes que califiquen, quienes pueden solicitar préstamos a tres años sin intereses de hasta u$s250.000 para mantener sus negocios enfocados en un retorno al crecimiento en un momento en que la pandemia muestra perspectivas crecientes.

Richard Fain, presidente y director ejecutivo de Royal Caribbean Group, indicó que «sabemos que nuestros amigos asesores de viajes también están sufriendo, y superaremos este período difícil juntos, como siempre lo hemos hecho. Nuestros socios de viajes se han mantenido firmes a nuestro lado durante más de 50 años, y estamos decididos a estar allí para ellos ahora. Vamos a llegar juntos al otro lado de este momento desafiante».

La pausa en los cruceros ha supuesto una presión financiera no solo para las líneas de cruceros, sino también para las agencias de viajes, grandes y pequeñas. Y aunque hay optimismo de que la industria de viajes se recuperará fuertemente después de la pandemia, las empresas aún necesitan recursos financieros durante este período intermedio de negocios más lentos de lo habitual.

«Después de nueve meses sin precedentes sin navegar, los asesores de viajes saben que sus clientes están ansiosos por volver a navegar. La única pregunta que queda es cuándo, y la respuesta se acerca cada día más», explicaron desde la compañía.
Royal Caribbean Group dijo, además, que los detalles sobre el proceso de solicitud para el programa se compartirían directamente con los asesores de viajes en enero.

Fuente: iProfesional

Foto: CruiseBe

Ad

Escribir un comentario