Sin categoría

Se agudizan los cruces en torno a la causa Nisman

(DyN) – Maximiliano Rusconi, el abogado del técnico informático Diego Lagomarsino, consideró que lo que está haciendo la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, querellante en la causa por la muerte de Alberto Nisman, «es una vergüenza» y remarcó que «es imposible descifrar qué quiere» la ex mujer del fallecido fiscal cuando «avanza contra» su defendido.
«Lo que tiene que hacer la querella es definir su estrategia; a qué está jugando. Es una vergüenza lo que está haciendo», sentenció el letrado, quien aseguró que «el día del fallecimiento del Nisman fue el domingo, no el sábado (como sostienen los peritos de Arroyo Salgado), eso está clarísimo».
Sobre la cuenta en el exterior en la que era cotitular junto a dos familiares del fallecido fiscal, Rusconi explicó que «si realmente hay una idea de que Lagomarsino tuvo algún contacto con esa cuenta, eso va a ser fácil de demostrar cuando la madre y la hermana de Nisman se presenten a una declaración testimonial».
En conversación con radio Del Plata, el abogado también acusó a Arroyo Salgado de dilatar la investigación, al advertir que «la pericia del teléfono de Nisman se retrasó casi 40 días por solicitud de la querella» y opinó que a la jueza «le encanta incorporar cosas que no son objeto de investigación».
Rusconi también sostuvo que sus defendido «nunca negó» que tenía «una relación de confianza con Nisman» y precisó que el viaje que hicieron juntos a Chile a mediados del años pasado, «fue para hacer compras». Además, el letrado reveló que le «consta que Diego está sufriendo muchísimo» y enfatizó que «lo que le está pasando a Lagomarsino es de una injusticia descomunal».
Aníbal, otra vez contra Nisman
En tanto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que el fiscal Alberto Nisman pudo ser parte «de una asociación ilícita» que utilizaba «dineros públicos» para «perjudicar a la Presidenta», a la vez que afirmó que «seguramente» la denuncia por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA se originó por plata.
«Como él mismo se jactaba de decir que se iba a llevar puesta a la Presidenta, ¿no será una asociación ilícita preparaba para invertir dineros públicos para perjudicar a la Presidenta?», se preguntó el funcionario. En su charla habitual con la prensa antes de ingresar a la Casa Rosada, el ministro aseguró que el fiscal «tenía un patrimonio inescrutable», y que «no se puede saber cómo lo hizo».
«Cómo mantenía la vida que mantenía, cómo pagaba el alquiler de Le Park, cómo pagó los viajes a Cancún y a Europa, con qué dineros los pagó. Eso es una asociación ilícita. Como el mismo se jactaba de decir que se iba a llevar puesta a la Presidenta, ¿no será una asociación ilícita preparaba para invertir dineros públicos para perjudicar a la Presidenta?», señaló.
Fernández también reclamó «peritar las computadoras» que usaba Nisman «para ver quién le escribió (la denuncia) o quién le dio letra para ese escrito», y afirmó que «sería bueno saberlo para conocer una punta de esa teórica asociación ilícita para perjudicar a la Presidenta». «Seguramente en el acerbo hereditario (de Nisman) se van a encontrar con bienes que fueron comprados con dineros malversados de la investigación de AMIA», agregó.
Asimismo, sostuvo que «seguramente puede ser por dinero» la denuncia de Nisman, y dijo que «está clarísimo que en búsqueda de la verdad no porque las explicaciones que han dado tanto la primera instancia como la Cámara han sido más que claras». Con respecto a las acusaciones de la jueza y ex esposa de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, quien lo acusó de «irrespetuoso», el jefe de Gabinete dijo que «nunca» le faltó el respeto, aunque reiteró que el fiscal «era un sinvergüenza».
«Nunca me referí a su persona. Me refería al fiscal Nisman. Si a ella le molesta que diga que el fiscal fue un sinvergüenza porque le sacaba la plata a los trabajadores que estaban con él, lo sigo sosteniendo, no lo voy a cambiar», señaló.

Escribe un comentarios