Empresas y Negocios

¿Se va Louis Vuitton de la Argentina?: qué decisión habría tomado la compañía

Las restricciones al uso de divisas extranjeras para financiar importaciones dispuestas por el Banco Central podrían cobrarse la primera víctima en el negocio internacional de la moda en la Argentina. El grupo francés Louis Vuitton Moett Hennesy (LVMH), habría tomado la decisión de cerrar su local de indumentaria Louis Vuitton ubicada en el shopping Patio Bullrich de la zona porteña de Recoleta.

Se trata de una tienda que la famosa marca francesa opera bajo el concepto de pop up y que está dedicada exclusivamente al público femenino, aunque con la posibilidad de pedir por encargo cualquier producto de la línea de hombres de Virgil Abloh a través de un catálogo disponible en el local y con una demora de arribo al país que hasta antes de los cepos al dólar era de unos 20 días.

La compañía había abierto el establecimiento en el 2018, luego de haber estado ausente del país desde el 2014, cuando cerró la mansión que ocupaba en la esquina de la avenida Alvear y la calle Ayacucho, también en Recoleta y que había inaugurado en 1995.

En ese momento, la decisión se tomó en el marco de las restricciones a las importaciones que había tomado el entonces gobierno kirchnerista que lideraba la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner.

Desde el 2013, los productos de Louis Vuitton sufrían limitaciones debido a que una gran parte de su colección estaban confeccionadas sobre un tipo de algodón engomado en base a enduidos, en el que se estampaba el clásico monograma de la marca, que venía mostrando un ostensible desabastecimiento de stock.

No fue la única etiqueta de renombre internacional en abandonar la Argentina durante esos años de dificultades impuestas por la administración K para ingresar mercancía debido a una restrictiva política de comercio exterior.

Muchas de las marcas de que operaban en la avenida Alvear, tomaron el mismo camino como lo hizo Ralph Lauren, que cerró sus tres locales en Buenos Aires, uno de ellos sobre Alvear; o la firma de joyas francesa Cartier y las marcas Ermenegildo Zegna; Escada; Calvin Klein e Yves Saint Laurent.

Marcas de lujo: idas y vueltas en Argentina

Luego, al igual que la marca francesa, decidieron regresar tras el triunfo electoral de Cambiemos en el 2015 y gracias a que el gobierno del ex presidente Mauricio Macri levantó las restricciones.

Sin embargo, ahora, con el cierre del local de Louis Vuitton en el Patio Bullirch, el segmento de lujo parece ingresar a una especie de «deja vú» que hace recordar al éxodo del 2014, por casi las mismas razones de ese entonces, según comentaron a iProfesional fuentes cercanas a la marca de accesorios y carteras de lujo ya que no hubo posibilidades de contactarse con referentes de la propia compañía.

El local, que fue abierto hace cuatro años, fue tomado por el grupo francés como una prueba piloto para saber si el mercado local podía volver a funcionar con reglas de juego claras y estables en el tiempo, lo cual claramente no terminó de ocurrir.

Hasta el momento, el negocio del grupo en Argentina está controlado por la filial brasileña de la compañía francesa.

De hecho, México y Brasil son los mercados de Latinoamérica donde Louis Vuitton concentra la mayor cantidad de tiendas.

LVMH, dueño de Louis Vuitton y otras marcas como Cèline o Chlóe, es el mayor conglomerado de lujo de mundo por cifra de negocio, con una facturación que supera los 50.000 millones de euros por año.

Fuente: iProfesional

Autor

Escribir un comentario