Etiqueta

colegio

Browsing

El Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Córdoba, el Colegio de Escribanos de la Provincia y la Caja Notarial de Jubilaciones de Previsión Social de la Provincia de Córdoba, firmaron este miércoles un convenio de colaboración institucional en el marco de un Programa de Regularización y Escrituración Gratuita de Viviendas Sociales.
A través del acuerdo denominado «Tu casa, tu escritura», se otorgan escrituras públicas traslativas de dominio de los inmuebles que tengan como destino principal el de casa habitación única, permanente, y de carácter económico.  La administración pública es la responsable del suministro del listado de las propiedades en condiciones de ser escrituradas, con la respectiva documentación, y se determinará un escribano.
Los costos generados por gastos operativos, aportes jubilatorios y honorarios de los profesionales están a cargo del Ministerio de Desarrollo Social.
El ministro Rufeil, expresó sobre el acuerdo: «Estoy muy agradecido al Colegio y a la Caja por esta firma. Estamos siguiendo la línea que nos trasmitió el Gobernador sobre la importancia de la seguridad jurídica y las escrituras para todos los vecinos de Córdoba, para que cada familia tenga la tranquilidad de habitar un lugar seguro. Venimos trabajando con todas la instituciones intermedias para lograr más resultados como estos».
En tanto, la presidente del Colegio, Ángela Bonetto de Cima, añadió: «Es un logro institucional más que conseguimos en esta cadena de colaboración entre las asociaciones intermedias y el Estado Provincial. Impactará de forma  más que positiva y favorable ya que la escritura representa paz, seguridad y tranquilidad para el verdadero propietario. La gente (por los beneficiarios) está muy interesada y valora mucho estos convenios para conseguir sus escrituras».
De la rúbrica participaron la presidente del Colegio, escribana Ángela Bonetto de Cima; la secretaria, escribana Adela Monjo de Contato; el protesorero, escribano Fernando Lanfranchi; la presidente de la comisión de Viviendas Sociales, escribana Margarita Ríos de Ulloque; el presidente de la Caja, escribano Ricardo Pont Vergés; y en representación del Ministerio, el ministro Rodrigo Rufeil; el secretario de Inclusión Social, Gustavo Ezequiel Medina; el director general de Hábitat, Arq. Franco Miguel Facta, y el director de Jurisdicción de Escrituración de Viviendas Sociales, Lic. Paulo Messori.

El Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios de Córdoba firmó un convenio de colaboración institucional con el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Córdoba, en el marco del Programa
de Regularización y Escrituración Gratuita de Viviendas Sociales.
El Colegio ejercerá funciones de promoción y facilitación para los clientes que quieran formar parte de una transacción inmobiliaria y no tengan regularizado su inmueble. En esos casos, los profesionales del Colegio involucrados trabajarán en forma conjunta con el Gobierno de Córdoba para brindarle soluciones integrales al propietario.
López expresó su satisfacción y orgullo de formar parte de este convenio y darle un valor agregado al trabajo diario de los Inmobiliarios, otorgando asistencia integral a sus clientes para dejar de ser “simples traccionadores de la oferta y la demanda inmobiliaria” de Córdoba.
“Lo vemos a menudo en casos que cubren nuestro profesionales. La falta de papeles y de regularidad jurídica son frecuentes cuando se busca hacer una operación. Nuestro deseo es trabajar con responsabilidad social para
que esas personas puedan regularizar sus inmuebles y el trabajo conjunto con el Ministerio nos va a permitir lograr ese objetivo”, explicó.
López detalló que un informe preliminar que maneja la entidad que preside establece que cerca del siete u ocho por ciento del padrón inmobiliario de Córdoba está en situación de irregularidad jurídica.
El ministro Passerini subrayó que «es un primer convenio que firmamos con el objetivo de que sectores populares de Córdoba puedan realizar operaciones inmobiliarias con los papeles en orden y al día. En este caso, la Provincia se encargará de todo el proceso administrativo y del costo que implica escriturar una casa. Tener la escritura es una tranquilidad para la familia que compra un inmueble con trabajo y esfuerzo» destacó.
De la rúbrica participaron el Ministro de Desarrollo Social, Dr.Daniel Passerini, el Presidente del Colegio, CPI Juan Carlos López, el Director de Escrituración de Viviendas Sociales, Lic. Pablo Messori y el Sec. de Políticas Sociales, Cooperativas y Mutuales, Dr. Sergio Lorenzatti, además de los miembros del Directorio, CPI Paola Quiroga y CPI Luciano Caballero.
La escritura, un derecho
En el marco del Régimen de Escrituración Gratuita de Viviendas Sociales, establecido por la Ley Provincial 9.811, el Ministerio tiene la facultad de establecer convenios con distintas instituciones civiles que le
posibiliten condiciones económicas y administrativas favorables para llevar
adelante estos procesos.
Este mecanismo de escrituración está destinado a sectores populares de nuestra provincia y permite acceder al título de propiedad a aquellas familias que no posean ingresos suficientes para afrontar el gasto del
acto notarial y cuya vivienda sea de característica social.

¿Cómo hacer para que un alumno preste atención en clase o no se copie durante un examen si tiene una mini-computadora en su muñeca?
Esta es una de las preguntas que comenzaron a hacerse los profesionales de la educación el año pasado, cuando proliferó en todo el mundo el auge de los «smartwatches» o relojes inteligentes.
Tener un dispositivo para conectarse a Internet literalmente a mano abre las posibilidades a que los estudiantes puedan estar en contacto con compañeros fuera del aula que les «soplen» las respuestas a las preguntas, o incluso consultar directamente en la Red la solución.
Lejos de adoptar el famoso «sistema de honor» y confiar en los alumnos, algunas academias de educación superior están optando por la salida más fácil y ahora prohibieron utilizar los relojes durante los exámenes; cualquier tipo de relojes.
Fue el caso de la Universidad de la City de Londres, que comenzó a fines del ciclo lectivo pasado a pasado a prohibir que sus estudiantes realizasen los exámenes con cualquier tipo de reloj. Tampoco les permiten tener móviles u otros «gadgets» a mano.
Según informó el portal español El Economista, la entidad explicó que si bien no todos los relojes son «smartwatches», resulta poco práctico ponerse a revisar los complementos de cada estudiante individualmente.
Como reemplazo la Universidad multiplicó la presencia de grandes relojes de pared durante los exámenes, con lo cual los alumnos pueden consultar la hora y distribuirse el tiempo para cada pregunta.
«Revisamos los procedimientos de examen para garantizar que ningún estudiante tenga una ventaja injusta sobre cualquier otro estudiante. Estamos muy contentos de que nuestros estudiantes hayan adoptado esta nueva política tan fácilmente», afirmaron