Etiqueta

Giordano

Browsing

El presidente de la Caja de Jubilaciones, Osvaldo Giordano, presentó los resultados de la auditoria externa realizada por la consultora KPMG correspondiente al ejercicio 2013, ocasión en que resaltó como uno de los resultados positivos que “se logró cuantificar la deuda de los juicios que la entidad previsional tiene” y que la situó  en  “120 millones de pesos”.
“El pasivo contingente son unos 120 millones de pesos, que es una cifra importante, pero que si se la compara con la de ANSES es poco, porque el del organismo nacional es muchísimo más grande y sería bueno que hiciera un ejercicio como éste para mejorar la discusión de la política previsional”, dijo Giordano hoy en la Bolsa de Comercio.
Sobre el particular expresó que “en el debate sobre la previsión se está olvidando que hay medio millón de jubilados que están reclamando la movilidad entre el año 2002 y 2008, y que en la contabilidad del ANSES no aparece y por lo tanto se polemiza en el aire”.
Destacó el titular de la Caja, al  referirse a la deuda de juicos del ANSES, que “debemos tener en cuenta que se trata de un enorme pasivo que es mucho más grande que la deuda que reclaman los “fondos buitre”, pero que además “tiene una mayor trascendencia social”.
“Lo que pasa es que al no verse en ningún lado, estar escondido debajo de la alfombra, al no reflejarse en la contabilidad, al permanecer en medio de la papelería de juzgados colapsados por expedientes, no entra en el debate”, consideró.
El proceso de auditoría externa comenzó en el 2008 a cargo de la Universidad Nacional de Córdoba, y desde el 2012 lo realiza la empresa privada KPMG, que “ganó una licitación con renovación anual del contrato según los pliegos”, recordó a su turno Sergio Li Gambi, al frente de la consultora internacional en Córdoba.
Li Gambi señaló que “de los 5.964 juicios que tiene la Caja como demandada, sólo unos 264 todavía generan incertidumbre”, por lo que evaluó el resultado de la auditoría como “favorable”, mientras que como fortalezas además de la gestión de las demandas incluyó el “proceso de recaudación, la sistematización informática y el sistema de mejoras continuas” que se aplica en la entidad previsional de la provincia.
Por su parte, Graciela Lazo, socia consultora de KPMG Buenos Aires, consideró que “la Caja está mucho más adelantada que otros organismos nacionales y provinciales que conozco, mucho más avanzada” en materia de auditorías externas y avances que “ayudan a reducir el fraude y proveen de información confiable y transparente”.

Osvaldo Giordano, Secretario de Previsión Social a cargo de la Presidencia de la Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiros de la Provincia de Córdoba, brindó una conferencia de prensa en la sede del Espacio Illia para dar a conocer el balance del año, en el que destacó  que en estos momentos la entidad se autofinancia en un 95%, quedando por cubrir un déficit del 5% equivalente a  540 millones de pesos anuales.

Giordano destacó como un logro la reducción del pasivo de la Caja a través de la sanción de la Ley 10.078 y otros mecanismos, al tiempo que remarcó como una desventaja el no haber conseguido un acuerdo con el gobierno nacional, al que se le demandó a través de una presentación ante la Corte Suprema de Justicia el pago de 1.040 millones de pesos, que es la deuda estimada sólo al 2011. Esa misma deuda, calculada al 2013, suma ya 2.530 millones de pesos.

Estimó Giordano que los recursos tributarios cedidos a la Anses por Córdoba en el corriente año ascienden a 6.519 millones de pesos, a la vez que calculó que los fondos utilizados por la Nación para financiar haberes de jubilados que viven en Córdoba sumaron 1.518 millones.

Respecto de la sustentabilidad de la institución, Giordano remarcó que “la reducción del déficit deja como principal tema pendiente la resolución de la relación con la Nación”. Ya en materia de gestión expresó que “se consolida y avanzan los procesos de mejora que permiten mayor agilidad y predictibilidad en los trámites, aumentar la transparencia y reducir costos administrativos”.

En lo que concierne a la recaudación de la Caja, resaltó la importancia de tener un historial laboral de los aportantes  y, la consolidación del sistema de Declaración Jurada de las 600 entidades empleadoras que confluyen en  la Caja. “A través de su implementación, se ha podido controlar los no remunerativos y multarlos luego de intimaciones para que su pago sea conforme a lo que establece la actual ley y no con fines recaudatorios”, señaló.

Expresó que en pos de lograr soluciones a este tema,  se firmaron convenios con municipios como Quilino, San Francisco, Capilla del Monte, Cosquín, Mina Clavero, Alpa Corral, Río Cuarto, Ballesteros, General Roca y Los Surgentes.

Con respecto al otorgamiento de beneficios en este año, Giordano reconoce que de a poco se logra cumplir con el objetivo: “Hacerlo rápido y controlado”. El promedio de demora actual para obtener una jubilación es de 1,8 meses, el porcentaje más eficaz desde que se comenzara a implementar el plan en 2009.

La proyección para 2014 apunta a simplificar los trámites a través del uso de la tecnología, de tal forma que cualquier aportante pueda solicitar su jubilación vía internet, sin intermediarios. Estas mejoras permitirán facilitar el acceso, sobre todo en el interior provincial. Los servicios en línea que brinda la institución, también incluyen la digitalización de la Historia Laboral para agilizar la administración. De esta manera, todo aportante puede consultar su historial y avisar en caso de que tuviera errores.

En cuanto la situación financiera de la entidad, definida en función de la relación entre pasivos y activos y la relación entre haberes y salarios, el balance también es favorable.  El haber promedio de la CJPRC ha crecido al ritmo de la inflación desde el 2000. Destacó que un jubilado cordobés percibe en promedio  9.073, en tanto que el haber promedio de ANSES ronda los 2.800 pesos.

La Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiros de la provincia de Córdoba presentó el Informe Anual 2012 en el que proyecta que el déficit que tiene entre los ingresos y gastos previsionales será este año el menor en más de una década.

Así lo sostuvo el titular de la Caja, Osvaldo Giordano, en el marco de una conferencia de prensa organizada en el Centro Cívico de la que también participó el jefe de Gabinete de la Provincia, Oscar González.

Según los datos informados por Giordano, este año el déficit como proporción del total de los egresos será del 8%, el más bajo desde el año 2001 cuando fue del 3%. Se consolida así una tendencia decreciente desde el pico de saldo negativo, que ocurrió en 2006 con el 35%; y representa la mitad del rojo relativo del ejercicio pasado: 15%.

Giordano afirmó que esta mejora en la sustentabilidad se debe a las diferentes reformas en el régimen jubilatorio introducidas desde el año 2002 como el incremento en las edades de retiro, la modificación en el cálculo del haber inicial, la implementación de índices para la movilidad previsional y los cambios en los mecanismos de actualización de haberes, entre otras.

Al respecto, ejemplificó que, si no se hubiera ejecutado la reforma de 2002 que elevó las edades mínimas para jubilarse, la Caja debería pagar 10.000 haberes más que supondrían $ 1.625 “extra” de déficit, elevándolo a casi $ 3.000 millones, más del doble del rojo del año pasado: $ 1.327 millones.

De cualquier manera, en la oportunidad el funcionario no dejó de criticar al Gobierno nacional por su negativa a girar los fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) necesarios para financiar parte del déficit. Esta fuerte importancia del organismo nacional queda clara al ver que, entre 2000 y 2007, sostuvo el 95% del déficit, mientras que entre 2008 y 2010 solventó el 75%.

El problema es que la negativa a girar fondos de los últimos dos años complicó al tesoro provincial, que tuvo que financiar este rojo no reconocido por el Estado nacional. Por caso, el último año la Provincia se vio obligada a prestarle a la Caja $ 1.118 millones, una cifra enormemente significativa si se tiene en cuenta que representa más de lo que la administración de José Manuel De la Sota recaudó en concepto de los impuestos Inmobiliario y Automotor en conjunto ($ 1.046 millones). 

Si, tal como lo exige la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), la Provincia “armonizara” su Caja de Jubilaciones con las normativas que rigen a nivel nacional, tal situación significaría perder tanto ingresos como egresos e, incluso, aumentar el déficit. A su vez, representaría una pérdida importante para los pasivos provinciales, que verían disminuir sus salarios, en promedio, un 24%.

Así lo estimó ayer el secretario de Previsión Social, Osvaldo Giordano, en el marco de una reunión de la Comisión de Legislación del Trabajo, Previsión y Seguridad Social de la Legislatura. Con el legislador y líder del Sindicato de Empelados Públicos (SEP), José Pihen, a su lado, Giordano detalló un informe en el que evaluó “cuáles serían los impactos financieros que se derivarían de la incorporación plena de las normas previsionales nacionales al sistema previsional provincial”.

Ingresos

Sobre este aspecto, el funcionario remarcó que una de las diferencias es que a nivel nacional se aplican mínimos y máximos sobre la remuneración sujeta a aportes que no rigen en la Provincia. Otro factor, de mayor impacto, es que las alícuotas, tanto para los aportes personales como para las contribuciones patronales, son más altas en la legislación provincial. Puntualmente, en promedio, mientras un afiliado de la Anses tributa el 28% de su salario (sumando aportes personales y contribuciones patronales), a nivel local la imposición promedio es equivalente al 40% de la remuneración.

De esta manera, si la Caja aplicara las normas nacionales, en lugar de haber recaudado $ 7.061 millones en el año 2012, habría percibido unos $ 4.471 millones. Es decir, que la armonización plena llevaría a reducir las imposiciones en 12 puntos porcentuales, generando una disminución de ingresos del orden de los $2.320 millones al año.

Egresos

“Por el lado de las erogaciones, no se generan impactos en cuanto a la cantidad de beneficios que paga la Caja ya que los requisitos para acceder a un beneficio previsional están plenamente armonizados”, señaló Giordano.

De cualquier modo, la aplicación de las normas nacionales a nivel local implicaría que la Caja pagaría haberes más bajos. El principal factor diferenciador es la movilidad aplicada hasta el año 2008, tema que a nivel nacional está generando una enorme cantidad de litigios. En promedio, la diferencia en los haberes sería del orden del 24%: en el año 2012, en lugar de un haber medio de $ 6.900, la Caja con armonización plena habría pagado $5.200.

El promedio esconde diferencias muy grandes entre sectores, ya que, en el régimen genera,l la diferencia llegaría al 45%; en Luz y Fuerza, al 21%; en los docentes, al 7%; mientras que en Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial, al 6%. “Si la armonización plena rigiera desde el año 2003, la Caja pagaría la misma cantidad de beneficios pero con un haber promedio más bajo. Esto implicaría reducir las erogaciones en alrededor de $2.283 millones”, agregó el funcionario.

Grafico deficit Caja

Conclusión

“La principal conclusión del estudio es que si bien la armonización plena provocaría una reducción de egresos, esto sería más que compensado por una reducción en los ingresos. Dicho de otra manera, las mayores erogaciones que genera el pagar haberes más altos -debido a que no se adoptaron plenamente las normas nacionales- son totalmente financiadas con recursos aportados por todos los cordobeses a través de imposiciones más altas”, reveló Giordano.

Y continuó: “Los resultados de la simulación agregan nuevos argumentos sobre la legitimidad de los reclamos de la Provincia al Gobierno Nacional. No sólo que en todos los convenios se contempló un proceso gradual de convergencia hacia las normas nacionales. Desde el punto de vista financiero, la simulación demuestra que adoptando estrictamente todas las normas nacionales, las transferencias que debería hacer la Anses serían mayores a las que reclama la Provincia”.