Etiqueta

HSBC

Browsing

La remoción de la cúpula del HSBC provocó un cortocircuito en el directorio del Banco Central, al punto de que en los próximos días (u horas) dos miembros del directorio podrían abandonar la entidad.
Se trata de los santacruceños Waldo José Farías y Santiago Carnero. Ambos directores están nombrados en comisión (sin la aprobación del Senado) y el Ejecutivo puede removerlos.
La noticia circuló en el sistema financiero. Según trascendidos, habría sido el propio ministro de Economía, Axel Kicillof, quien les sugirió la renuncia. Incluso, la recomendación sería completada por Miguel Pesce, vicepresidente de la entidad.
Tanto Farías como Carnero eran los dos últimos directores del BCRA cercanos al ex presidente Néstor Kirchner. El primero, se desempeñó como ministro de Economía de Santa Cruz, tuvo un breve paso por el Banco Nación y la conducción de la Lotería Nacional, antes de llegar al BCRA en 2004. El segundo (contador) ejerció la representación del Estado Nacional en YPF hasta 2008 y llegó al directorio del Central en 2010.
Carnero y Farías también están muy identificados con la gestión del ex presidente del BCRA, Juan Carlos Fábrega, con el que Kicillof mantuvo varios enfrentamientos respecto a la conducción de la política económica y cambiaria.
Pero fue la oposición de ambos a la remoción de Gabriel Martino y Miguel Ángel Estevez de la conducción del banco HSBC la excusa perfecta para que Kicillof complete el desembarco en la entidad (en abril arribaron tres personas cercanas al ministro).
Quienes conocen de cerca la interna intuyen que la maniobra tiene por objetivo sostener la verticalidad en la conducción del Central, entidad que está en el centro de la escena con la administración de la escasez de dólares, los cortocircuitos con los bancos y el juicio con los holdouts.
La inminente salida de Carnero y Farías generó preocupación entre los banqueros. «Si esto hacen a los 90 días de irse, está claro que están dispuestos a todo», dijo un alto ejecutivo de una entidad financiera, según el diario La Nación.
A principio de semana, el Central revocó el mandato de Martino y Estévez sosteniendo que el HSBC «no dirigió las acciones necesarias para mitigar y abordar adecuadamente el riesgo de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, situación que a través de diversas sanciones impuestas por la Unidad de Información Financiera ha tenido impacto sobre el riesgo operacional de la entidad».

(AP) – HSBC Holdings, el banco más grande de Europa por valor de mercado, recortará hasta 25.000 empleos en todo el mundo para reducir costes y devolver su núcleo a las florecientes economías asiáticas donde comenzó sus operaciones hace 150 años.
El banco, que ahora tiene su sede en Londres, dijo el martes que «realiza una transformación significativa de su cartera de negocios» y «reasigna recursos para capturar futuras oportunidades de crecimiento previstas».
Aunque aún no ha decidido a dónde trasladar su sede, el banco deja claro en su comunicado dónde cree que está su futuro comercial: en China y la región del Asia-Pacífico.
Además de tener ya una presencia considerable en toda Asia, HSBC tiene lazos históricos con la región. Se fundó en Hong Kong en 1865 cuando la ciudad era una colonia británica para financiar el creciente comercio entre China y Europa, que en buena parte estaba relacionado con el opio. Su nombre original, después abreviado a HSBC, lo dice todo: Corporación Bancaria de Hongkong y Shangai.
«El mundo está cada vez más conectado, y se espera que Asia muestre un alto crecimiento y se convierta en el centro del comercio global en la próxima década», dijo Stuart Gulliver, director ejecutivo de HSBC. «Reconocemos que el mundo ha cambiado y debemos cambiar con él».
HSBC, que tiene operaciones en unos 70 países y unos 51 millones de clientes, indicó que tiene previsto vender sus operaciones en Turquía y Brasil, una maniobra que reduciría su plantilla en otras 25.000 personas. Aunque tiene planes de deshacerse de su filial en Brasil, la entidad dijo que tiene previsto mantener presencia en ese país para servir a sus grandes clientes corporativos en sus operaciones internacionales.
En total HSBC espera reducir costes por valor de entre 4.500 y 5.000 millones de dólares para finales de 2017 y reducir su personal a tiempo completo en un 10%, lo que supone entre 22.000 y 25.000 personas.
Buena parte de esos empleos están en Gran Bretaña, donde podrían destruirse 8.000 puestos. El banco espera que muchas de las reducciones vengan de no cubrir los puestos vacantes.
Un representante sindical británico describió los planes como el último ejemplo en el que una fuerza de trabajo se ve castigada por la mala conducta de otros, especialmente los altos cargos y la banca de inversión. HSBC ha pagado miles de millones de dólares en multas en todo el mundo para alcanzar acuerdo en investigaciones sobre manipulación de mercados y acusaciones de que ayudó a sus clientes a evadir impuestos y blanquear dinero.

(DyN) – El fiscal de Ginebra anunció haber cerrado una investigación por presunto blanqueo de dinero, tras llegar a un acuerdo sobre una multa de 40 millones de francos suizos (38 millones de euros) con el banco HSBC-Suiza.
Según la Agencia AFP, el fiscal general Olivier Jornot indicó haber puesto fin al procedimiento abierto en febrero pasado contra el banco, en el caso llamado en Europa «SwissLeaks».
Por su parte, la entidad también informó que de la investigación, surgió que «que ni el banco ni sus empleados son sospechosos de cometer delito alguno», por lo que las autoridades «no» les harán ningún cargo.
En un comunicado, el HSBC reconociós que, «como parte» del cierre de la causa «y evidenciando ciertas deficiencias organizativas», pagará los 40 millones de francos suizos estipulados a las autoridades de Ginebra, «en concepto de compensación».
«La multa es la más importante pagada en el cantón de Ginebra», añadió AFP. «El banco cooperó plenamente con la investigación y no enfrentará ningún cargo», corroboró el comunicado de la entidad e hizo saber que «el fiscal de Ginebra reconoce el progreso que el banco realizó en los últimos años, incluyendo las mejoras en su cumplimiento, procesos internos y tecnología».
La investigación de lo ocurrido en la sucursal Ginebra comenzó en febrero de 2015, a raíz de los informes sobre algunas prácticas pasadas del Swiss Private Bank, derivadas de una lista denunciada como robada por el francés Hervé Falciani que contenía cerca de 106.000 cuentas bancarias de clientes de unos 200 países.
En la conocida como «lista Falciani» aparecían unos 4.000 clientes argentinos que fueron denunciados por la AFIP en la Justicia y que está investigando una Comisión Bicameral del Congreso.
«HSBC Private Bank (Suisse) SA reconoció que la cultura de cumplimiento y los estándares de debida diligencia del banco en el pasado no eran tan fuertes como lo son hoy», dijo el comunicado del banco.
También puntualizó que,»en los últimos años, el banco sufrió una transformación radical» y que puso en marcha «numerosas iniciativas destinadas a evitar que sus servicios bancarios se utilicen para evadir impuestos o lavar dinero».
Para el HSBC, el reposicionamiento estratégico también fortaleció el enfoque del banco en los principales mercados y la reducción de su base de clientes en casi 70%, «ya que pasó de alrededor de 30.000 cuentas en 2007 a unas 10.000 en 2014».

(Télam) – El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, solicitó en Londres al banco británico HSBC Holdings que permita a la Argentina repatriar los U$S 3.500 millones detectados en las cuentas ocultas en la sede suiza de la entidad financiera, que corresponden a unos 4.000 perfiles argentinos y datan de 2006.
Echegaray explicó en conferencia de prensa que espera del banco «que repare el daño causado a las finanzas públicas», y pidió a la entidad que muestre «una conducta pública de que no es un banco que causa perjuicio a los gobiernos», consignó la agencia de noticias EFE.
El titular de la Afip asistió como espectador a la sesión de la Comisión de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes, donde declarará el consejero delegado del grupo HSBC, Stuart Gulliver, y el secretario permanente del HMRC (fisco británico), Edward Troup.
A Echegaray le interesa saber primeramente si HSBC Holdings, la casa matriz del grupo bancario internacional, «respalda la actitud de su filial argentina», a través de la cual se organizó la fuga de capitales argentinos a Suiza y su consiguiente evasión fiscal.
Si no la respalda, lo que la Afip espera es que «clarifique públicamente», y que tome medidas para «reparar los daños».
Por eso, reclaman al banco la repatriación de los capitales que «salieron ilegalmente» de Argentina en 2006, según reveló la llamada lista Falciani, compilada por un ex empleado de la sucursal suiza del HSBC y remitida a varios países.
09 Echegaray
Echegaray subrayó que los U$S 3.500 millones «sólo se refieren a un día de 2006», por lo que el monto traspasado a Suiza y posiblemente evadido del Estado argentino en los años en que se produjeron las irregularidades podría ser muy superior.
De acuerdo con la lista de Hervé Falciani, Argentina es el octavo país con más clientes registrados en el HSBC de Ginebra, por delante de los Estados Unidos, Alemania y Rusia.
El Grupo Clarín, con más de U$S 100 millones, lidera la lista, y le siguen el Grupo Fortabat, con US$ 101.306.936; la generadora termoeléctrica Central Puerto, con US$ 82.277.040; y Telecom Argentina, con US$ 18.822.872.
La AFIP denunció penalmente al HSBC el 26 de noviembre del año pasado, tras acceder a una lista de 4.040 clientes argentinos con cuentas ocultas en Suiza.
Echegaray precisó que esta denuncia comprende «a los titulares de esas 4.040 cuentas, la plataforma ilegal montada por el HSBC y sus directivos, con el único objetivo de ayudar a los contribuyentes argentinos a evadir sus impuestos», y al resto de «asesores profesionales y facilitadores de la maniobra».
En la demanda de la AFIP está el contador argentino Miguel Gerardo Abadi, titular del fondo de inversión Gems, domiciliado en Londres, que gestionó U$S 1.400 millones, la mayor fortuna de entre los algo más de 100.000 clientes con cuentas opacas en Suiza expuestos por Falciani.
Paralelamente, la Afip pidió a Suiza información sobre las operaciones del HSBC en ese país, así como a los paraísos fiscales mencionados en la lista Falciani.

(DyN) – El Banco Central de la República Argentina (BCRA) levantó una suspensión que pesaba desde el 12 de enero contra HSBC Bank Argentina, que desde entonces tenía prohibida la operatoria de transferencia de fondos y títulos al exterior.
HSBC Bank Argentina reportó en una comunicación a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que la autoridad monetaria decidió el levantamiento de la suspensión de esas operaciones, mediante la Resolución 150.
La medida adoptada ocurrió un mes después de que el Banco Central resolvió suspender transitoriamente las operaciones de transferencia al exterior de divisas y títulos de HSBC, por un plazo de 30 días.
El presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, había autorizado, entonces, al titular de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (SEFYC) a adoptar la suspensión en virtud de lo establecido en el artículo 49 de la Carta Orgánica.
Los efectos de la suspensión habían recaído sobre la posibilidad de concertar nuevas operaciones de transferencia al exterior de divisas y títulos.
El Banco Central había informado entonces que HSBC presentó «serias irregularidades en materia de integridad en el registro y procesamiento de datos referidos a operaciones de transferencia al exterior». El Gobierno había acusado al HSBC de facilitar a ciudadanos argentinos la apertura de cuentas en el exterior que no son declaradas ante el fisco.

La CCAC (Cámara de Comercio Automotor de Córdoba) realizó un convenio de colaboración con la entidad crediticia HSBC, para establecer una línea de créditos prendarios con condiciones exclusivas para sus socios.
La línea de créditos tiene una tasa muy competitiva y condiciones especiales, que hacen que aquel comercio que la ofrezca corra con ventajas. Además el convenio incluye prestamos personales para capital de trabajo, para el comercio habitualista.
“Señor socio, si aún no recibió información, escribanos a info@ccacordoba.org.ar, y le enviaremos los detalles y le pondremos en contacto con el oficial de cuenta de la entidad, para el alta del comercio.La CCAC está trabajando en herramientas para mejorar la competitividad de sus socios!”, expresó el comunicado.
 

(Télam) – La Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias del Banco Central (BCRA) aplicó una multa de 85,7 millones de pesos al HSBC Bank Argentina S.A. y a sus autoridades, por «incumplir normas sobre prevención del lavado de dinero”.
Fuentes de la Superintendencia indicaron a Télam que la multa a la entidad financiera de capitales británicos se debe a que no cumplió disposiciones “vinculadas con el conocimiento del cliente, que apuntan a determinar la capacidad económica del mismo y/o ingresos suficientes, que permitan determinar el verdadero origen de los fondos operados».
La nueva sanción se distribuye del siguiente modo: la entidad deberá pagar 42 millones de pesos, mientras los directivos involucrados, incluyendo su presidente y vice, abonarán 43,7 millones.
El dictamen de la Superintendencia señala que “las infracciones a las normativas del Banco Central fueron detectadas en las supervisiones regulares que lleva adelante sobre bancos y casas de cambio».
El banco HSBC «había dado curso a operaciones de cambio de clientes por un monto total de 42 millones de pesos, respecto de los cuales no aportó las correspondientes declaraciones juradas acerca de la licitud y el origen de los fondos, con la documentación respaldatoria que las sustente», agregó la Superintendencia de Entidades Financieras.
Si bien las operaciones detectadas corresponden a un sumario abierto en el período 2008, no se habían aplicado hasta ahora las sanciones correspondientes.
Entre los directivos multados se encuentran el actual presidente del banco, Gabriel Diego Martino (7,5 millones de pesos) y el vicepresidente de la entidad, Miguel Ángel Estévez (8,4 millones).
En el BCRA explicaron que la medida no está vinculada con la denuncia por evasión fiscal y asociación ilícita realizada a fines del año pasado por la AFIP contra el holding y sus directivos.
En esa causa se investiga al banco por facilitar la apertura y ocultamiento de 4.040 cuentas de empresas e inversores argentinos por aproximadamente 3000 millones de dólares en una sucursal suiza del banco.
Con respecto a la nueva multa, si bien la decisión gubernamental puede ser apelada en la Justicia, la entidad financiera está obligada a pagar ahora y previsionar luego la multa en su balance.
En los dos últimos años y medio la entidad financiera fue sancionada por la Unidad de Información Financiera (UIF, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos) por otras tres operaciones sospechadas de lavado de dinero, por más de 100 millones de pesos en total, que no fueron informados a las autoridades.
Las multas aplicadas por la UIF al HSBC fueron por 63,3 millones de pesos, 30 millones y 10,6 millones, respectivamente.
En el primer caso -de agosto de 2012- el banco no reportó operaciones de un cliente entre septiembre y diciembre de 2007, cuando no poseía ningún documento que diera cuenta del origen de los fondos y la firma en cuestión, una consignataria rural, no presentaba actividad registrada.
La firma se constituyó a fines del año 2006 e inició su actividad ante la AFIP en junio del año siguiente, y al momento de pedir la apertura de una cuenta corriente en el HSBC la sociedad declaraba no tener empleados ni instalaciones propias, y sus declaraciones juradas y facturación figuraban en cero.
Según el banco, la firma le habría dicho que su facturación anual estimada sería de unos 900 mil pesos, pero o la empresa realizó operaciones por casi 32 millones de pesos en apenas tres meses y el oficial de cumplimiento no envió ningún reporte a la UIF (tampoco lo hizo cuando, inmediatamente después, ésta cerró la cuenta).
En el segundo caso, en diciembre de 2012 se aplicó la multa a HSBC Bank Argentina porque no se reportó una operación sospechosa realizada por la Asociación Mutual de Panaderos Unidos del Tercer Milenio en 2007, por un monto superior a los 15 millones de pesos.
Esa entidad, señaló el organismo, «no contaba con un perfil que le permitiera justificar el origen del dinero ni el monto de las operaciones señaladas, ni el banco poseía en los legajos de dicho cliente los balances necesarios para determinar su perfil».
Además, el monto total de las operaciones investigadas resultó un 5.800% superior al monto de los ingresos totales declarados por la Asociación en los ejercicios 2005-2006, según la UIF.
El HSBC reportó las operaciones «dos años y medio después de realizadas, luego de haber recibido un requerimiento por parte de la UIF y por aproximadamente $10 millones menos de lo que debió haber reportado».
Por último, en junio de 2013 el organismo volvió a multar al banco, por no reportar como sospechosa una maniobra realizada en 2007, injustificable según el perfil patrimonial del cliente.
La persona había declarado vivir de una renta que no alcanzaba los 3 mil pesos por mes; además, según los registros de la AFIP, no presentaba bienes a su nombre, no poseía declaraciones juradas de IVA respecto de los períodos posteriores a mayo de 2005, ni declaraciones juradas respecto de los impuestos a las Ganancias Personas Físicas y a la Ganancia Mínima Presunta, ni aportes a la seguridad social.
A pesar de ello el banco no consideró sospechoso el depósito de más de 5 millones de pesos en la cuenta del rentista, ni aún que este dinero fuera luego debitado en el curso de un mes, mediante cheques librados por 500 mil y 232 mil pesos, en favor de una misma persona jurídica.

«El Banco Central, por intermedio de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (Sefyc), resolvió suspender transitoriamente las operaciones de transferencia al exterior de divisas y títulos del HSBC Bank Argentina S.A. por un plazo de 30 días, que podrá ser inferior si la entidad adopta -con acreditación fehaciente- las medidas correctivas necesarias en materia de sistemas informáticos que garanticen la integridad de los registros de las operaciones mencionadas», dijo el comunicado distribuido hace minutos, según informa el sitio Telam.

(Télam) – El titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella, adelantó que el Gobierno pedirá que se investigue por lavado de dinero, un delito que no prescribe, a quienes integran la lista de cuentas bancarias en Suiza sin declarar denunciada por la AFIP.
En declaraciones a Radio 10, Sbatella afirmó que «una cosa es el delito de evasión tributaria, pero esa evasión tiene a su vez una masa de dinero que está vigente y no se puede legalizar a futuro. El banco usa esa masa de dinero para materializar el delito. Con esa masa está el delito de lavado de activo vigente, que no prescribe».
Además, el titular de la UIF sostuvo que al no haber entrado al blanqueo voluntario en ninguna de las oportunidades, en 2009 y en la actualidad, «se presume que esta gente (en referencia a los titulares de las cuentas sin declarar) cometió otros delitos, como narcotráfico, tráfico de armas, trata de personas, estafas al Estado o corrupción».
“Se presume que si no se presentaron es que no han podido explicar de donde salieron los fondos», concluyó.

La agencia Télam, manejada por el Gobierno nacional, dio a conocer un primer listado de supuestos propietarios de cuentas del banco HSBC en Suiza que incluye a grandes empresas, reconocidos hombre de negocios, integrantes de directorios de grandes compañías, cooperativas y hasta una ONG.
Ayer, el titular de la AFIP precisó que se trata de 4.040 cuentas «de clientes del HSBC Suiza que son de nacionalidad argentina» de los cuales 300 todavía no fueron identificados y que, de acuerdo con una estimación de la AFIP, la evasión fiscal estimada podría tener un piso de 3.000 millones de dólares.
Estos primeros datos muestran que las empresas con cuentas en Suiza serían Cablevisión, HSBC, Multicanal, Deustche Bank, Edesur, Loma Negra, Mastellone, Central Puerto, Exolgan, Alhec Tours, Biomas, Bridas, Campo Alegre, Compañía de Servicios Farmacéuticos, Cooperativa de Electricidad y Obras de Santa Rosa, Indunor, Pampa Holding, Petroquímica Comodoro Rivadavia, Reinforced Plastic, Valenciana Argentina y Zafra.
En tanto, entre las personas y entidades se encontrarían Amalia Amoedo, Saturnino Herrera Mitjans, Pablo César Casey, Carlos Alberto Moltini, Adolfo Buratovich, Natalio Garber, Alfredo Román, Ricardo Chiantore, Alfredo Romemmers, Roberto Busnelli, Christian Bassedas, la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales, Adolfo Grobocopatel, Martín Silva Garretón, Raúl Moneta, Juan Bielic, Sebastián Eskenazi y Víctor Savanti, entre otros.
Mientras tanto, la AFIP informó a través de un comunicado que “l subdirector General de Fiscalización, Contador Público Horacio Curien, patrocinado por el subdirector General de Asuntos Jurídicos, Dr. Pedro Roveda, asistieron a la audiencia fijada por el juzgado para ratificar la denuncia de la AFIP. El organismo presentó las Declaraciones Juradas de las 39 personas que figuraban en la lista remitida por el gobierno de Francia que tenían declaradas ante la AFIP las cuentas del HSBC de Suiza”.
En tanto, comunicó que “funcionarios de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se presentaron en el Juzgado Nacional en lo Penal Tributario N°3, a cargo de la Dra. María Verónica Straccia, para ratificar la denuncia por evasión fiscal y asociación fiscal ilícita por cuentas bancarias de argentinos ocultas en Suiza”.
“Los funcionarios de la AFIP anticiparon que el lunes presentarán a la Justicia las Declaraciones Juradas del resto de las 4.040 cuentas denunciadas que fueron remitidas por la Dirección General de las Finanzas Públicas de Francia. En estos casos, las Declaraciones Juradas no incluyen la declaración de la cuenta en Suiza que fueran remitidas”, afirmó AFIP.