Empresas y Negocios

Tarjetas de crédito: el BCRA dispuso tope de 55 % a las tasas y congela comisiones

La instrucción que le dio el presidente Alberto Fernández al tituiar del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, se convirtió en realidad hace minutos: el directorio de esa entidad aprobó una norma que fija un tope del 55% a las tasas que los bancos le pueden cobrar a los clientes que financien compras realizadas en pesos con sus tarjetas de crédito.

Además, dispuso congelar por 180 días las comisiones o cargos que cobran por los diferentes servicios, tras comprobar que las entidades habían vuelto a enviar en las últimas semanas avisos a sus clientes anunciando nuevos incrementos que comenzarían a regir desde marzo.

Ambas decisiones confirman que el Gobierno apuesta a que el comienzo del año económico, como se suele considerar al mes de marzo, llegue con reglas que predispongan a la gente a gastar, para poner en marcha el consumo y dar estímulo al ciclo económico.

En tanto, en la misma reunión de directorio, el Central una nueva baja del límite inferior de la tasa de interés de las Leliq de 4 puntos, pasando de 44% a 40% en términos nominales anuales. Con esta reducción, la tasa de referencia en términos efectivos se ubica en 48,3% anual. «La decisión fue adoptada en base a la desaceleración registrada en la tasa de inflación y las perspectivas de continuidad de dicha tendencia», dice la entidad en un comunicado.

Con todo, la decisión de avanzar en un tope a la tasa de tarjetas estuvo directamente relacionada con el pedido presidencial. Y fue mencionada ayer en una reunión que los representantes de los bancos mantuvieron con Pesce, quien los conminó a que le giren en cuestión de horas una propuesta o se resignen a que se dispongan topes por norma. Incluso le aclaró a uno de los banqueros que esa decisión podría precipitarse en la reunión de directorio adelantada para hoy por el viaje que el presidente del BCRA hará al G-20, que celebrará reuniones en Arabia este fin de semana.

La apuesta oficial es que en marzo, un mes de aumento sensible en los gastos (algo relacionado con el comienzo del ciclo lectivo), las familias tengan la posibilidad de financiar parte de esos consumos a menor costo, un aliciente con el que -confían- se animen a gastar.

Fuente: La Nación

Escribir un comentario