Mendoza Newsletter de Mauricio Llaver

Toyota y la osteoporosis / Newsletter de Mauricio Llaver

El suicidio de la educación argentina / Cómo prevenir el derrumbe / La pregunta más revolucionaria / La lotería de las vacunas / Emisión, emisión… / Manuel Vicent y las redes sociales / Y un vino, por supuesto.
Ad

Ad

8 de agosto 2021

TOYOTA Y EL SUICIDIO DE LA EDUCACIÓN ARGENTINA. Ya está dicho hasta el cansancio que una educación mediocre, donde el centro del sistema no sea el alumno, es el camino más directo al fracaso de un país. Lo estamos experimentado desde hace rato. Para colmo, la pandemia les dio a algunos la excusa de discutir hasta lo indiscutible, como la importancia de la presencialidad en las aulas. Esta semana el presidente de Toyota Argentina reveló que no pueden cubrir 200 puestos de trabajo en su planta de Zárate, provincia de Buenos Aires. “Se nos hace difícil en nuestra área geográfica encontrar esas 200 personas con secundario completo, porque en Buenos Aires se perdió el valor de un secundario. Se les hace difícil hasta leer un diario”. Un país desesperado por crear trabajo, no puede suplir los pocos puestos que se abren por incapacidad competitiva de sus jóvenes. Imposible un ejemplo más claro del suicidio que estamos cometiendo.

CÓMO PREVENIR LA OSTEOPOROSIS. Cuando se derrumbó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el escritor mexicano Carlos Fuentes interpretó que “murió de osteoporosis”. Así sucede cuando se van carcomiendo los cimientos de las sociedades y no se quiere mirar lo que ocurre debajo de la superficie. Es el caso de la educación pública argentina, que desde hace décadas empezó a bajar sus niveles de exigencia y fue dejando a los alumnos con menos instrumentos para desarrollar su futuro. Una educación de baja calidad les quita, sencillamente, la posibilidad de tener buenos trabajos cuando egresen. Los chicos que hoy van a escuelas donde se los promociona con facilidad, o no se les pueden poner amonestaciones, o cuyos padres les hacen juicio a los maestros por razones varias, dentro de 10 ó 15 años serán los políticos, los médicos, los abogados, los plomeros, los cantantes, los policías, los sindicalistas, los docentes, los ingenieros, los enólogos, los periodistas que marcarán a nuestra sociedad. Mientras mejor los preparemos ahora, mayor será la prevención contra la osteoporosis.

LA PREGUNTA MÁS REVOLUCIONARIA. Como en la Argentina muchos hablan de “revolución” y lo aplican a lo que sea, la pregunta más revolucionaria de hoy es pensar si el futuro será mejor o peor con la educación que reciben los chicos. ¿Alguien cree que será mejor? Cuando se piensa en los valores, los conocimientos, la disciplina que reciben en las escuelas, ¿podemos apostar seriamente a que nos elevaremos como sociedad? Si a eso no lo aprenden ahora, ¿cuándo lo van a aprender, cuando sean más grandes y hayan perdido el tiempo preciso del aprendizaje? ¿Y cómo lo van a aprender, por ósmosis? Los argentinos que no pueden acceder a las vacantes que abre Toyota son resultado de lo mal que los formaron unos pocos años atrás. Y si seguimos en el mismo facilismo, la brecha entre los capacitados y no capacitados para los trabajos de los próximos años será cada vez mayor. ¿Les gusta hablar de revolución? Bueno, la revolución ahora sería volver a los valores y exigencias -obvio que modernizados- de la vieja y buena escuela pública argentina. Y con el alumno como centro del sistema.

LA LOTERÍA DE LAS VACUNAS. En estos días en que he mirado muchos Juegos Olímpicos por televisión, en las tandas aparecían las propagandas del gobierno sobre el plan de vacunación y el slogan “Argentina te cuida”. Argentina te cuida bastante poco, y lo que hace es meterte en una lotería en la cual, como faltaban vacunas, las terminaron mezclando entre sí. Como falló la alianza con Rusia, ahora las segundas dosis de la Sputnik podrán ser combinadas con las inglesas AstraZeneca, la estadounidense Moderna, a estas dos últimas entre sí, o, cuando se acaben las de Moderna, quizás con las estadounidenses de Pfizer. Va a ser una lotería. Si no fuera por la tragedia inmensa que esconde tanta negligencia (ya van más de 107.000 muertos en la Argentina), podríamos hablar de una trama de recontra-espionaje del Súper Agente 86, donde la Operación Moscú terminó siendo auxiliada por Washington y Londres. Insisto: así se administra nuestro país.

DESPUÉS DE LAS ELECCIONES. Datos de esta semana, para entendidos y no entendidos: el Tesoro salió al mercado, a través de una licitación de deuda, a buscar 233.000 millones de pesos. Pero sólo obtuvo 146.345 millones, poco más del 60% de lo que pretendía. A la vez, un decreto del Poder Ejecutivo amplió el presupuesto en 710.000 millones de pesos. Y se descuenta que el ancla para llegar al 14 de noviembre será el dólar aplastado. No hace falta mucho más para proyectar el escenario post elecciones.

SÓLO UNA VA QUEDANDO. Ranking de las 10 mejores líneas aéreas del mundo en 2021, según AirlineRatings: 1. Qatar Airways, 2. Air New Zealand, 3. Singapore Airlines, 4. Qantas, 5. Emirates, 6. Cathay Pacific, 7. Virgin Atlantic, 8. United Airlines, 9. EVA Air, 10. British Airways. Detalle: sólo una (United) está operando en la Argentina. Y cuando puede.

MANUEL VICENT Y LAS REDES SOCIALES. (Manuel Vicent, inmenso escritor español, en su libro “Lecturas con Daiquiri”). “El exabrupto que suelta un personaje ilustre, sea artista o intelectual; la basura infame que expande un programa de televisión; la idiotez que emite en una tertulia el pelanas más inane, toda esa excrecencia humana está irremisiblemente condenada al éxito. Cualquier insulto que lances en público en un momento de cabreo siempre encontrará un número de oyentes o lectores que estén de acuerdo, y si eres conocido te abordarán por la calle para felicitarte. Lo que importa hoy es la resonancia. Nada más fácil. Se han colapsado las centralitas, se decía antiguamente como prueba del impacto de un suceso; ahora, el nivel de un agravio solo se mide por su capacidad de incendiar las redes sociales”.

Y UN VINO, POR SUPUESTO. En los viñedos mendocinos suele haber varietales mezclados desde hace décadas, y en algunos casos se dan cosas para celebrar. Por ejemplo, en la finca Los Nobles, de Luigi Bosca, el Cabernet Sauvignon se entrecruzó con el Bouchet, un antiguo clon del Cabernet Franc. Eso le permite a Luigi Bosca hacer un “Field Blend” (es decir un assemblage que se da naturalmente en el viñedo) y presentar vinos como el Luigi Bosca Finca Los Nobles Cabernet Bouchet 2017, una delicia por donde se lo mire. Los grandes paladares podrán descubrir cuánto del Bouchet influye en el vino final, pero la hermosa potencia del Cabernet Sauvignon tiene en esta etiqueta un redondeo que lo hace delicioso. No hay forma de tomar una copa sin pensar en servirse otra. Conviene agregar que la finca Los Nobles está en Las Compuertas, Luján de Cuyo, una zona que está teniendo una puesta en valor absolutamente merecida, y de la cual seguramente se hablará mucho en los tiempos por venir.

Ad

Escribir un comentario