Empresas y Negocios Turismo

Turismo y pandemia: la baja de precios alcanza a los paraísos más sofisticados

Quienes tienen la fortuna de poder planificar viajes en este momento y cuentan con ahorros para concretarlos, pueden encontrar grandes oportunidades. Destinos exóticos como Maldivas o la Polinesia Francesa se encuentran hoy a precios que los expertos definen como «irrisorios». Pueden costar la mitad de lo que suelen ofrecerse habitualmente. Así lo revela diario La Nación.

«Si te animás y tenés el dinero, son las vacaciones de tu vida», dice Matías Mute, fundador del sitio Promos Aéreas. Según publicó en su blog, para el que analiza diariamente más de 1300 rutas e identifica los mejores precios, se puede viajar en enero y febrero (plena temporada alta argentina) a Malé, capital de Maldivas, desde Buenos Aires por US$1215, pagándolo en pesos a $115.285 finales (incluido el impuesto PAIS) y por dos aerolíneas prestigiosas: Swiss y Lufthansa.

«Es mucha plata, pero es un precio regalado comparado con el habitual, que tiene como piso los US$1700. La última vez que publiqué una oferta de este destino fue hace tres años y estaba en un valor de US$1400, más caro que ahora», amplió Mute. Vale aclarar que los montos representan solo los gastos en pasajes aéreos de ida y vuelta, por lo que a la hora de viajar habría que sumarle estadía y otros conceptos.

La parálisis del mercado aerocomercial y los esfuerzos de la industria por recomponer la demanda y reactivar el turismo llevan a que también se pueda volar en plena temporada a Papeete, la capital de Polinesia Francesa -un destino que no suele bajar de los US$1700- por US$1140 finales, lo que equivaldría a $108.400.

Para Julián Gurfinkiel, cofundador de la agencia de turismo online Turismocity, también hay que destacar los «precios irrisorios» de pasajes a Calgary, Canadá, desde donde se accede al paradisíaco parque nacional Banff. Según señala, se pueden comprar desde los $39.000 para el próximo verano. «También hay tarifas muy destacadas para Japón y Tailandia», asegura.

Sin embargo, en este contexto de pandemia los precios no son motivo suficiente para que las personas se decidan a volar a destinos exóticos. «Publicamos estas tarifas y generó mucha repercusión, pero no mucha venta», dijo Gurfinkiel.

Aún con las grandes rebajas aplicadas, siguen siendo destinos caros y a eso se suma el temor por los eventos recientes. Al momento de comprar, se sabe que no es lo mismo arriesgarse a quedar varado en México que en una isla en medio del Pacífico. Así, quienes se deciden a comprar, eligen destinos más tradicionales: Miami, Cancún, Punta Cana, isla San Andrés.

Aunque está lejos de acercarse al nivel prepandemia, la demanda comienza a recomponerse ayudada por las grandes ofertas también es estos destinos. «La semana pasada hubo una promo multidestino a Miami y Cancún por $40.000 y se vendieron más de 250 pasajes», señala el fundador de Turismocity.

Así como hay gente que prefiere no salir del país hasta tanto no esté disponible una vacuna, hay otro perfil de viajeros que está aprovechando a pescar en el río revuelto. En Almundo describen al perfil de pasajeros más activo por estos días como «cazadores de ofertas». «Es un target de hombres y mujeres de entre 25 y 35 años, apasionados por los viajes, que están a la espera de las buenas oportunidades que el momento que estamos viviendo tiene para ofrecer. Son precios de locos realmente, irrisorios», apunta Francisco Vigo, country manager de Almundo.

Escribir un comentario