Mendoza Newsletter de Mauricio Llaver

Un sainete que erosiona la esperanza / Newsletter de Mauricio Llaver

La pelea de JxC era para los programas de chimentos, no para los de política / Muchachos (y muchachas): lean la época y no hagan estupideces / La Lilita mejor marca un norte a seguir / John Kennedy: no hacemos las cosas porque sean fáciles, sino porque son difíciles / Mendoza: turismo, eventos y producciones / Y un vino, por supuesto.
Ad

6 de noviembre 2022

UN SAINETE QUE EROSIONA LA ESPERANZA. Juntos por el Cambio estuvo esta semana en los programas políticos con una temática que era para programas de chimentos. No sólo es un error de target televisivo, sino otro golpe a una sociedad abrumada por el desgobierno de Fernández & Fernández. A mí no me escandaliza, porque esto es el juego del poder y no un té canasta para los niños de Afganistán. Pero son disputas que deberían resolverse puertas adentro y no en actos públicos, porque un sainete de esta naturaleza, expuesto de esta manera, es una erosión a la esperanza en momentos de defensas bajas con respecto al futuro del país. A la larga puede que todo sea una anécdota, pero vale decir que, en este momento, el espectáculo es lamentable y no es lo que esperamos millones de argentinos. Ojalá no haya muchas más novedades para este boletín.

LEAN LA ÉPOCA. Hace pocas semanas, el publicista Ramiro Agulla decía que “la época es todo”, y que lo más importante para un comunicador político era “saber leer la época”. Las peleas abiertas de Bullrich y Larreta, y las provocaciones de Manes, Morales y Lousteau, reflejan una mala lectura de la época. La mayoría de los argentinos, sumidos en un desánimo como pocas veces se ha registrado, lo que menos necesitamos es que la oposición a este gobierno se pelee entre sí. Y es lo que están haciendo. Muchachos (y muchachas): sabemos que la política es áspera, y nadie les pide que sean perfectos. Pero los trapos sucios se lavan en casa, y es mejor usar el cerebro antes de abrir la boca o de disparar un tuit. La Argentina no necesita de guapos ni de oportunistas ni de torpes que son capaces hasta de arruinar un acto en homenaje a Alfonsín (Morales, presidente de la UCR, en vez de resaltar el coraje cívico del líder histórico de su partido, terminó haciendo una provocación a Macri: qué manera de desperdiciar una oportunidad). Mejor pisen la pelota, analicen lo que demanda la sociedad, y armen un programa conjunto para gobernar un país que esta vez sí va a quedar arrasado. Lean la época.

LA LILITA MEJOR: LA INSTITUCIONAL. De Lilita Carrió he dicho muchas veces que es un caso extraño, por la imprevisibilidad de sus apariciones públicas. Pero a veces, cuando la situación institucional está en riesgo, su palabra suele ser un norte que vale la pena escuchar. Esta semana dijo las siguientes cosas, que avalo en su totalidad.

Vergüenza ajena: “No están honrando a Juntos por el Cambio. Son las formas de violencia que vimos a lo largo de los años en el oficialismo (…) No anticipen las candidaturas (…) Me da vergüenza ajena este tipo de disputas (…) No están mostrando lo que significa una calidad esencial para dirigir un país, que es la templanza y la serenidad. Los veo muy ansiosos a todos, muy excitados, muy en la disputa menor. Es casi como un reino de chismosos, hay que salir de eso”.

Nivel de agresión: “Como fundadora de Juntos por el Cambio, lo que pido es que bajen el nivel de las agresiones (…) No se trata solo de las formas, tendrían que reunirse en algún lugar y acordar”.

Candidata sí o no (con subrayado mío, y ojo que esa podría ser una solución para ese distrito): “No soy candidata. Pero en última instancia puedo serlo, puedo serlo en la Provincia, en la Ciudad, o en la Nación con tal de que se preserven los valores de garantizar la unidad y llevar a este país a la república”

Unidad (también con un esperanzado subrayado mío): “Estamos mucho más unidos de lo que se cree, y hay muchas menos diferencias de las que se cree. Cuando uno no tiene dedicación día a día en momentos de crisis, se pierde la historia, y se entra en la anécdota; yo estoy construyendo historia”. Hay “necesidad de preservar la unidad de Juntos por el Cambio para la república, la decencia, la competencia, y para las reformas profundas”.

Mundial de Qatar: “Este es un momento donde muchos se van a Qatar y yo me quedo a controlar lo que pasa en el país. No vaya a ser que tomen a una nación distraída, y cuando termine Qatar, choquemos (…) Voy a estar preparada para manejar esa instancia institucional”.

Principios, no personas: “Los valores de humanismo, democracia, república, desarrollo económico, y reconstrucción de la clase media, tienen que ser salvados. La barca es de principios, no de personas”.

JOHN KENNEDY: NO LO HACEMOS PORQUE ES FÁCIL SINO PORQUE ES DIFÍCIL. En Netflix están dando el documental “Apolo 11”, que recuerda un impresionante discurso de John Kennedy en 1962, cuando decidió que Estados Unidos fuera a la luna a pesar de los contratiempos que habían tenido con la carrera espacial. Busqué ese discurso, y comparto un fragmento muy inspirador para mí: “Zarpamos en este nuevo mar porque hay nuevos conocimientos que adquirir, nuevos derechos que ganar, los cuales se deben adquirir y usar para el progreso de todas las personas (…) Afirmo que el espacio se puede explorar y conquistar sin alimentar el fuego de la guerra, sin repetir los errores que el hombre ha cometido al expandirse por todo el mundo (…) Todavía no hay enfrentamientos, prejuicios ni conflictos entre naciones en el espacio exterior. Sus peligros son hostiles para todos nosotros. Su conquista merece lo mejor de toda la humanidad, y es posible que la oportunidad de una cooperación pacífica nunca se repita. Pero, ¿por qué, dicen algunos, la luna? ¿Por qué elegirla como nuestro objetivo? Y podrían también preguntar perfectamente, ¿por qué escalar la montaña más alta? (…) Hemos decidido ir a la luna. Elegimos ir a la luna en esta década y hacer lo demás, no porque sean metas fáciles, sino porque son difíciles, porque ese desafío servirá para organizar y medir lo mejor de nuestras energías y habilidades, porque ese desafío es un desafío que estamos dispuestos a aceptar, uno que no queremos posponer, y uno que intentaremos ganar, al igual que los otros”.

TURISMO, EVENTOS Y PRODUCCIONES. A Dios gracias, y a pesar de los contratiempos, Mendoza está explotada en el buen sentido: ocupación turística y eventos, muchos de ellos adelantados por la llegada del Mundial. Uno de los que está en el ruedo es Néstor Nardella, quien además de ser el jefe comercial de Punto a Punto organiza eventos empresariales, corporativos y sociales con Néstor Nardella Producciones, con contactos únicos en el mundo del espectáculo. Produjo a Walt Disney World on Ice, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, un recordado concierto de Luis Miguel y los últimos shows de su amigo Luis Alberto Spinetta, entre otras decenas. Se lo contacta en +54 9 261 257 8401 o nestornardella@gmail.com 

Y UN VINO, POR SUPUESTO. Mi amigo juninense Pedro Carricondo me contó que está relanzando la marca Pecarí, e inmediatamente le respondí: “El vino que me gusta a mí”. Es uno de los jingles más pegadizos y efectivos que recuerde, repetido durante años en radios, canchas de fútbol y eventos públicos diversos. El Pecarí va a salir en tetra y en botella de litro y cuarto, y se va a comercializar en un principio en Mendoza y Salta. Pecarí, Toro Viejo, Termidor… los vinos de la base de la pirámide han sostenido durante décadas a buena parte de la industria, y han formado iniciáticamente el paladar de millones de argentinos. No tienen el glamour de los de alta gama y no son aspiracionales, pero son vinos nobles que sostienen el sudor de miles de laburantes de la industria. A pesar de todos los problemas, de la inflación, de la maldita helada de esta semana, es para celebrar que estas marcas sigan tallando en el mercado. El vino es vino, y en cualquiera de sus envases puede ser siempre un motivo de alegría para un consumidor.

Escribir un comentario