DESTACADA Mendoza Turismo

Una cadena hotelera internacional planea desembarcar en Argentina y Mendoza está en sus planes: cuál es y cómo operaría

La cadena de hoteles Radisson busca llegar finalmente a la Argentina. Es, con Paraguay, los únicos países de la región donde aún no tiene presencia, pese a haber estado cerca de firmar, en ocasiones anteriores, contratos con desarrolladores u hoteleros locales. La novedad es que Mendoza está en sus planes.

La empresa, que cuenta con ocho marcas hoteleras y más de 1500 establecimientos en operación y en desarrollo en 120 países, avanza en conversaciones con empresarios locales para poner su marca, bajo el sistema de franquicias, a establecimientos de diversas ciudades del país. En América latina, busca pasar de 65 a 250 hoteles en los próximos años.

«Nos falta la Argentina, un destino turístico importantísimo y también de negocios. La cadena busca crecer en la región y la Argentina es una de mis prioridades, es un destino top de América del Sur. Estoy conversando con algunos grupos argentinos, que conozco hace años, cuando trabajaba para otras cadenas, que están interesados en tener la marca Radisson. Pero estaba esperando la apertura de fronteras para poder viajar al país y juntarme con ellos, para ver qué marca se adapta más a los hoteles que tienen. Espero ahora hacerlo en noviembre o, más tardar, a principios de diciembre. Porque, en América latina, los negocios se hacen cara a cara, por el nexo de confianza», explicó Paul Adan, director general para América Latina y el Caribe de Radisson Hotel Group Americas.

El ejecutivo asumió en junio, tras desempeñarse varios años en Marriott y, antes, en Hilton y NH Hotels, entre otras cadenas.

«Radisson sólo franquicia hoteles a sus propietarios y son administrados por grupos de operadores locales», aclaró.

Reconvertir hoteles con Mendoza incluida

Al igual que otras cadenas, como Marriott, Accor, Hilton y Wyndham, Radisson apunta hoy a la conversión de hoteles existentes a alguna de sus marcas para su expansión. «Las primeras olas de inversiones de hotelería serán conversiones de hoteles independientes a marcas de una cadena, o de una marca a otra. También, incluso, hay muchas conversiones de hoteles a otros usos (como espacios de co-living o senior housing), lo cual no es malo para el sector, porque limpia la sobreoferta existente en algunos mercados. Las construcciones nuevas llevan más tiempo», explicó.

«Tenemos conversaciones iniciales para instalar nuestras marcas en Buenos Aires, Córdoba, Mendoza e Iguazú. Pero también nos interesa llegar a ciudades como Rosario y otras secundarias», adelantó.

«En todas las ciudades, Buenos Aires y especialmente en Córdoba, Mendoza y Rosario, vemos mucho potencial para Radisson Red (entre upscale y middle scale), una marca más lifestyle, con mucho diseño y habitaciones más pequeñas, pero con amplias áreas públicas para actividades sociales. Tiene un costo de construcción menor por habitación, por su tamaño, pero con un atractivo lobby y bar, utilizado no sólo por huéspedes, sino como lugar de encuentro de gente local. Es un concepto joven, pero no para millennials», explicó. La marca, en tiempos de pre pandemia, manejaba tarifas de u$s 120 a u$s 130.

Crisis y oportunidades

Este año, además de Radisson, cadenas como Marriott, Accor, Hilton y Wyndham avanzan en sus planes de expansión en la Argentina y la región. «Los momentos de crisis son los de las grandes oportunidades. Los hoteles independientes sufrieron más con la pandemia y buscan ayuda de una marca internacional para tener acceso a su programa de lealtad y su sistema de reservas. Pero no quieren un libro enorme con estándares ni gastar millones de dólares para reconvertirse. Se les puede ofrecer una opción sin muy altos costos. Las hoteles de cadenas tiene más fuerza de venta y reconocimiento de los huéspedes y venden a tarifas más altas en muchos mercados. Es un proceso que se venía dando antes de la pandemia y ahora se aceleró», comentó Adan.  

«Vemos una gran oportunidad, porque las marcas de Radisson tienen criterios muy flexibles que pueden adaptarse. Muchas veces no se requiere de una gran inversión, sino más que nada de la actualización de la decoración y mobiliario, buena señal de Internet y buena calidad de desayunos y camas confortables, con cuartos modernos y limpios, que es lo que los huéspedes demanda hoy», indicó.

«Hay que evaluar hotel por hotel qué marca encaja mejor, según el destino y el edificio. Vemos qué les conviene, sin grandes inversiones, que les permita mejorar la tarifa y la demanda, con un retorno más inmediato. Cuanto mejor funcione, mejor para todos, porque nosotros cobramos fees en función del desempeño», señaló.

El ejecutivo comentó que algunos mercados se están recuperando más rápido que otros, en función de permitir los ingresos y de los deseos postergados de viajar, tras un año y medio de pandemia. 

«Cuando se abran las fronteras en la Argentina habrá ‘turismo de venganza’. La gente no viajó porque no podía por la pandemia, ahorró y quiere viajar ni bien pueda. La Argentina siempre fue un destino top de América del Sur. A mediano y largo plazo, el turismo se recuperará con creces. Quiero pensar que en 2023 estaremos cerca de 2019. Algunos destinos del Caribe ya están por encima de ese año», señaló finalmente.

Volvieron los vuelos internacionales a Mendoza.

La novedad sobre el posible desembarco en Mendoza de la cadena hotelera Radisson, coincide con el retorno de los vuelos internacionales a la provincia.

Precisamente desde el sábado pasado, Mendoza se convirtió en el primer corredor seguro del país, que permitió el ingreso de argentinos y personas nacionalizadas. El primer vuelo salió a las 13.30 con destino a Santiago de Chile y llegó uno a las 16.25, proveniente de la capital del vecino país.

Al respecto, la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri, comentó: “Tenemos mucha emoción. Con el Gobernador Rodolfo Suarez y su equipo venimos trabajando mucho en el equilibrio entre la salud y la economía y, por lo tanto, ser el primer aeropuerto del país que retoma sus operaciones de vuelos internacionales nos tiene que llenar a todos los mendocinos y mendocinas de orgullo. Detrás de cada uno de estos vuelos sabemos todo el empleo que esto significa. Si bien por ahora no es para turismo, es un gran paso para lo que viene, que es el pedido de habilitación para recibir turismo internacional. También estamos permitiendo que muchos argentinos vuelvan a sus casas, tras muchos meses de angustia”.

Fuente: El Cronista.

Foto: www.agoda.com

Ad

Autor

Escribir un comentario