El gobierno provincial evalúa 24 proyectos para inversiones relacionadas con la eficiencia energética

Se solicitaron créditos por $74 millones en las áreas agropecuaria e industrial. Hay fondos disponibles por $300 millones

0

 

El IDR (Instituto de Desarrollo Rural) y el IDITS (Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios), evalúan 24 proyectos que solicitan financiamiento para inversiones relacionadas con la eficiencia energética en las áreas agropecuaria e industrial.

Luego de los primeros talleres con productores e industriales, en los que se abordaron aspectos relacionados al mejor uso de la energía, diagnóstico, contratación de potencia, tecnologías aplicadas y energías renovables, se comenzó con la evaluación de proyectos con posibilidades de recibir financiamiento.

Hasta el momento se han solicitado créditos por 74 millones de pesos para una inversión total de 97 millones. Los fondos disponibles para la línea en Mendoza son 300 millones de pesos.

Los resultados son fruto del trabajo inter-institucional, en donde el Banco BICE es el agente financiero, el Fondo para la Transformación y Crecimiento de Mendoza y el Ministerio de Producción de la Nación son las entidades que subsidian la tasa, y Cuyo Aval evalúa las garantías.

Más créditos y capacitaciones

Esta línea de crédito ofrece entre $100.000 y $5.000.000 para inversiones relacionadas con el buen uso de la energía. “Las condiciones del financiamiento son muy buenas, considerando que se dan con un plazo de devolución de siete años, con una tasa de interés del 13% anual”, según afirmaron desde el IDR.

Están destinadas a empresas de producción agropecuaria e industrias. Desde el IDR comentaron que esta institución realiza la evaluación técnica de los proyectos productivos agropecuarios y el IDITS de los industriales.

En tanto, los talleres de sensibilización se complementan con un trabajo de diagnóstico en temas energéticos entre cien productores y un profesional del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, para hacer un detallado informe de la situación particular de cada uno y poder personalizar así la respuesta y eficientizar el uso de la energía y el control diario a futuro.