Reginato ya produce espumantes para 56 proyectos y con alrededor de 100 etiquetas

La bodega elabora 1 millón de botellas anuales. Trabajos de experimentación en los suelos.

0

 

Pepe Reginato es uno de los personajes más singulares del mundo del vino y sus espumantes se asocian cada vez más a la alta calidad. Con su bodega familar ubicada en Godoy Cruz, a la cual administra junto a su hermano Luis, ya produce espumantes para 56 proyectos, con los cuales alcanza alrededor de 100 etiquetas distintas.

Los proyectos son tanto bodegas como particulares, a los cuales les suma las marcas propias: Reginato, Celestina, Chaman y Aprendiz, además de la exitosa El Relator, que produce junto al comunicador Fernando Gabrielli. Con esta última también elabora vinos tranquilos, uno de los cuales consiguió una de las puntuaciones más altas en la última cata a ciegas “Vinos de la Cordillera”.

Pero Pepe también hace trabajos de experimentación en los suelos de su finca de Ugarteche, que después vuelca en la elaboración de sus productos. Entre ellos humus de lombriz, al cual llegó por casualidad. “Estudiaba la cría de conejos y descubrí la importancia de las lombrices, que producen humus para las plantas. Empecé a usarlo con unos resultados increíbles en cuanto a productividad”. Ahí experimenta, entre otros, con plantas de vid para replantar en sus viñedos, mientras se entusiasma con su nuevo proyecto: quinoa, de la cual le acaban de llegar las semillas desde Salta.