Tendencias gastronómicas: lo que no deberías encontrar en la carta de un restaurante “saludable”

En una columna anterior vimos qué deberíamos encontrar en la carta de un restaurante saludable, pero es muy importante también saber qué alimentos no deberían aparecer.

0

Por Alicia Sisteró

Instagram: @aliciasistero

Una de las premisas para comer “sano” es saber qué estamos ingiriendo, cosa que podemos lograr estando atentos a la carta de un restaurante  y así saber si su propuesta es o no saludable. Los alimentos “sanos” a veces pueden ser light o diet, y a veces no. O algunos  ecológicos consumidos en exceso dejan de ser saludables. En realidad el concepto de comida healthy se asocia al origen de la materia prima, el proceso de elaboración, los aditivos, las mezclas y hasta los métodos de cocción, y no a su carga calórica.

Un restaurante saludable intenta brindar sabor a través de productos de calidad, y no agregando ingredientes que en exceso pueden ser malos para la salud.Es importante mantenernos informados sobre las  numerosas investigaciones que se divulgan diariamente, pero siempre evaluando si son o no confiables, o con base científica, estando atentos a las fuentes. De lo que podemos estar seguros, porque la ciencia nos brinda datos certeros, es de que nuestra salud depende en gran medida de la alimentación.

A continuación una lista de productos que son de dudoso efecto para la salud y no deberían ofrecerse en un restaurante que se promociona como “saludable”:

. Procesados industriales. Por ejemplo condimentos envasados, caldos artificiales, bebidas gaseosas, y cualquier alimento con conservantes y aditivos.

. Edulcorantes artificiales.

. Exceso de azúcar en las preparaciones. Por ejemplo la granola, o frutas enlatadas en almíbar.

. Exceso de grasas, ya sea en fritos, en las elaboraciones de cocina, en masas, y también en carnes.